MÉXICO: Puntero del PRI, blanco de rivales en debate presidencial

  /AGENCIA EFE
Fotografía cedida por IFE que muestra, de izquierda a derecha, a los aspirantes a la presidencia de México Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional, Josefina Vazquez Mota, Del Partido Acción Nacional (PAN), Gabriel Quadri , del Partido nueva Alianza, y Andrés Manuel López Obrador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), antes de empezar el primer debate televisado, domingo 6 de mayo.

Blanco de ataques de sus dos principales rivales que buscaron pintarlo como alguien que ha mentido y es respaldado por personajes acusados de corrupción, el candidato que encabeza las preferencias electorales logró maniobrar para responder al cruce de descalificaciones en el primero de dos debates rumbo a los comicios presidenciales de julio en México.

En un encuentro que para algunos podría no afectar mayormente la ventaja que lleva en los sondeos, el candidato del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, fue acusado de engañar sobre su historial como gobernador del populoso Estado de México, algo que refutó una y otra vez el político que busca regresar a su grupo al poder luego de 12 años fuera de la presidencia.

“Pareciera que se hubieran puesto de acuerdo”, dijo Peña Nieto sobre las críticas tanto de la candidata del oficialista Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, como por el aspirante del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Andrés Manuel López Obrador.

“Vienen con la navaja muy afilada”, añadió el candidato que hasta ahora mantiene una ventaja de hasta 20 puntos porcentuales sobre Vázquez Mota, quien ocupa el segundo lugar.

Vázquez Mota comenzó sus críticas al asegurar que, como gobernador, a Peña Nieto llevó al Estado de México a tener uno de los peores índices de competitividad y le reclamó que figuras de su partido hayan estado involucrados en actos de corrupción.

“Hay dos formas de mentir: una no diciendo la verdad y otra maquillando las cifras”, señaló la candidata.

López Obrador señaló que Peña Nieto está siendo favorecido por las televisoras, en particular Televisa, e incluso aseguró que en el primer año de su gobierno en el Estado de México (2005-2011) otorgó un contrato millonario a esa cadena.

Peña Nieto, considerado por sus críticos como un político incapaz de improvisar y de necesitar siempre un guión, refutó los cuestionamientos al señalar que sus rivales tenían información equivocada e incluso les replicó a cada uno.

A López Obrador le recordó que cuando fue alcalde de la ciudad de México entre 2000 y 2005 hubo funcionarios involucrados en casos de corrupción, mientras que a Vázquez Mota le dijo que tenía información de que cuando fue legisladora federal se ausento en siete de cada 10 ocasiones en las que hubo votaciones en el Congreso y sin embargo cobró su sueldo.

El candidato del PRI incluso aprovechó para invitar a Vázquez Mota a acompañarlo a verificar el cumplimiento de sus 608 compromisos de campaña que hizo cuando fue gobernador del Estado de México y que la aspirante oficialista sostiene que muchos no se hicieron o quedaron a medias.

Vázquez también rechazó que haya faltado a sus actividades como legisladora y declinó a la invitación de Peña Nieto.

“¿Quién es realmente Enrique Peña Nieto?”, terció López Obrador y señaló que fue hecho por Arturo Montiel, su antecesor en el gobierno del Estado de México y quien en 2005 abandonó sus aspiraciones de ser candidato presidencial cuando fue acusado de corrupción.

El izquierdista mostró una fotografía de Peña Nieto con Montiel y otra con Carlos Salinas de Gortari, presidente de México de 1988 a 1994 y visto por muchos como una figura corrupta.

“Como refiere hablar de corrupción cuando el círculo cercano a usted estuvo marcado por corrupción”, refutó Peña sobre su gestión como alcalde capitalino.

Para algunos analistas, el debate tuvo una expectativa mejor de la que se esperaba al tratarse de un encuentro con las preguntas previamente pactadas y que hacía pensar a varios que no habría ninguna confrontación.

“Mucha gente iba con la idea de que se iba a tropezar”, dijo José Antonio Crespo, analista del Centro de Investigación y Docencia Económicas, en referencia a Peña Nieto, que hace unos meses tuvo algunos deslices al no acordarse de libros que había leído o no saber el precio de las tortillas.

“El desempeño, sin haber sido espectacular, fue bastante mejor de lo que se esperaba y puede darle un saldo no tan negativo”, añadió Crespo en una mesa de análisis posterior al debate realizada en el canal 11 de la televisión pública.

El candidato del PRI fue el primero en hablar al arrancar el debate y aseguró que en los últimos años, gobernados por el oficialista Partido Acción Nacional (PAN), la economía del país “ha tenido el peor desempeño en los últimos 80 años”.

Afirmó que se ha incrementado la pobreza “y por si fuera poco la ola de violencia y de inseguridad amenaza tu vida y tu libertad”, en una aparente referencia a la espiral violenta atribuida al narcotráfico que ha afectado diversas zonas del país y que se ha traducido en más de 47.500 muertos desde 2006.

“Me propongo cambiar el miedo por la esperanza”. dijo.

Josefina Vázquez Mota le señaló que la mayoría de los crímenes cometidos en los últimos años han ocurrido en estados gobernados por el PRI, partido que busca recuperar la presidencia que perdió por primera vez en siete décadas en 2000.

El PRI ya había anticipado que sus rivales iban a ir contra Peña Nieto.

Al debate también asistió Gabriel Quadri, del minoritario Nueva Alianza, quien evitó involucrarse en el cruce de críticas y repitió que el encuentro servía para darse cuenta de que los políticos sólo se descalifican y atacan en lugar de presentar propuestas específicas. El se asume como representante de la sociedad más que como político.

En medio de los ataques, los candidatos se dieron tiempo para presentar algunas de las propuestas de gobierno.

Vázquez Mota dijo que permitirá la entrada de nuevos actores en el sector de telecomunicaciones, en el que uno de los grandes dominantes es el magnate Carlos Slim con las principales empresas de telefonía móvil y fija. También crear una policía nacional con 150.000 elementos y dar cadena perpetua a los políticos involucrados con el crimen organizado.

Peña Nieto dijo que busca dar seguridad social a todos los mexicanos, además de que espera crear una especie de gendarmería nacional para enfrentar el crimen, permitir más inversión privada en la estatal Petróleos Mexicanos.

El segundo y último debate organizado por la autoridad electoral se realizará el 10 de junio