ELECCIONES INLAND: Los demócratas se recuperan de la pérdida

  /CORTESIA
El Senador del estado Bob Dutton uno de los dos republicanos en la elección para el Distrito 31 del Congreso.
1 de 2 Next Image

El camino para una mayoría demócrata en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos pasa directo a través de California, han dicho durante meses los líderes del partido.

Ellos anunciaron una camada de nuevos candidatos que dicen que podrían conducir a algunos cargos en el Estado Dorado. Entre ellos estaban Pete Aguilar, el alcalde de 32 años de edad de Redlands.

Los demócratas ven a Aguilar como la llave para terminar entre los dos primeros lugares en las primarias de esta semana en el Distrito 31 del Congreso. En vez de eso, dos republicanos – el republicano Gary Miller y el Senador del estado Bob Dutton – fueron quienes recibieron la mayoría de los votos, dejando a Aguilar con casi 1,500 votos por debajo y los demócratas en toda la nación se preguntan como fue que una de sus mejores oportunidades se les escapỏ.

Finalmente, Aguilar fue derrotado por una combinación de factores: el nuevo sistema de los dos primeros puestos en California, un campo de candidatos sesgados, un gran ingreso de dinero desde fuera del estado y una pobre asistencia de votantes.

“Es decepcionante. No hay otra manera de describirlo”, dijo Jennifer Crider, portavoz del Comité de Campaña al Congreso de los Demócratas.

La derrota hace que sea complicado el esfuerzo de los demócratas para lograr de nuevo una mayoría en la Cámara de Representantes.

“Creo que la vía hacia la mayoría se ve cada vez mas como un camino que no les lleva a ninguna parte”, dijo Daniel Scarpinato, portavoz del Comité de Campaña al Congreso de los Republicanos. “Acá tenemos un distrito que se evaporỏ por completo para ellos”.

‘UNA TORMENTA PERFECTA’

Revelado el verano pasado por la comisión independiente del estado para la redistribución de los distritos, el Distrito del Congreso 31 se extiende desde Rancho Cucamonga a Redlands e incluye los bastiones demócratas de San Bernardino, Colton y grandes porciones de Rialto y Fontana.

Los votantes demócratas superan en número a los Republicanos en una proporción de 41 a 36 como margen porcentual en el distrito. Los demócratas se imaginaban que este era un buen lugar para tratar de lograr un escaño, especialmente después de que el veterano Republicano Jerry Lewis, un residente del 31, anunciỏ sus planes para retirarse a finales del año.

Miller, quien ahora representa a un distrito que incluye la mayor parte de los condados de Orange y de Loa Ángeles, ha sido colocado en una posición difícil y encara una dura lucha contra su compañero republicano Ed Royce. La decisión de Lewis creỏ una oportunidad para Miller, y ẻl se lanzỏ a la carrera y dijo que se mudaría al distrito.

Dutton, Republicano por Rancho Cucamonga, también se unió a la competencia, y fue visto en eventos a favor de ẻl y de Miller.

“Eso fue una de esas cosas como la tormenta perfecta”, dijo Dutton el miércoles.

Había el doble de candidatos demócratas en la boleta de votación, con Aguilar, el abogado de Loma Linda Justin Kim, la fundadora de una organizaciỏn sin fines de lucro Renea Wickman y la docente retirada Rita Ramirez – Dean. Kim, Wickman y Ramirez – Dean apenas pudieron captar un cuarto de los votos en forma combinada, votos que de otra manera hubiesen contado para Aguilar. Miller y Dutton tuvieron que dividirse el voto republicano solo en dos formas.

“Lo primero que pensé es que había demasiados demócratas en la boleta de votación, eso fue uno de los asuntos”, dijo Aguilar el miércoles. “Lo difícil fue dividir el voto demócrata”.

Durante los años anteriores, eso no hubiese sido un problema para los demócratas y Aguilar, hubiese llegado a la elección general como el principal ganador de los demócratas. Pero las nuevas normativas electorales en California envían a los dos candidatos que obtienen la mayor cantidad de votos a la elección de noviembre, sin tomar en cuenta su afiliación partidista.

Kim, quien sorprendió a muchos al ganar un 13.5 por ciento de los votos, llamỏ al resultado “profundamente decepcionante” para los demócratas pero también dijo que estaba orgulloso de como su equipo llevỏ a cabo la campaña.

“Hicimos campaña para ganar”, dijo, añadiendo que reunió una cantidad significativa de dinero y llevaron a cabo un esfuerzo muy sofisticado y directo a través del correo.

DINERO, CAMBIO

Pero Kim, y Aguilar en ese aspecto, no pudieron competir financieramente con Miller. El equipo del legislador que ha trabajado durante siete periodos recogió más de 700,000 dólares para la campaña provenientes de quienes le apoyaban. Eso fue solo el principio.

La Asociación Nacional de Propietarios doblỏ la cantidad de dinero a nombre de Miller, pagando más de 700,000 dólares por avisos de TV y en Internet, encuestas, y costos de envíos directos por correo. Mientras que las leyes estadales y federales colocan límites en las contribuciones para los candidatos, los Súper – PAC y otros grupos externos tienen permitido conseguir y gastar cantidades ilimitadas de dinero a través de comités de gastos independientes.

Dutton y Aguilar también recibieron dinero de Súper-PAC, aunque las cifras fueron mucho menores. En total, lo que los grupos externos gastaron en la campaña eclipsaron el tope de 1 millón de dólares que son el máximo de lo que se gasta en la carrera por un escaño en la Cámara a nivel de todo el país.

A la final, una gran parte de los votos llegaron a través de las boletas de votación enviadas por correo. La asistencia en el día de la elección fue sumamente baja, por tanto todos los votos que se ganaron con los grandes desembolsos de dinero fueron importantes.

Crider, del comité Demócrata, dijo que la derrota, además de ser frustrante para el partido, podría ser opacada por las escogencias para la elección de noviembre en California y en otros estados claves. El partido necesita aumentar su número en la Cámara a 25 para volver a ganar la mayoría.

“Las buenas noticias es que podemos recuperarnos en todas las demás zonas”, mantiene ella. “Esta es un obstáculo menor”.

Sin embargo, para Aguilar la derrota fue amarga. Dijo que era demasiado pronto para decir si tiene planes para volver a lanzarse a competir en las elecciones durante el próximo ciclo.

“Aunque estoy decepcionado por el resultado, no estoy decepcionado por la carrera en que participamos”, dijo Aguilar.