MÉXICO: La izquierda mexicana acusa a gobernadores del PRI de liderar la compra de votos

  /THE ASSOCIATED PRESS
Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la Revolución Democrática (PRD), habla durante una conferencia de prensa en la Ciudad de México, Viernes, 06 de julio 2012.

La izquierda mexicana acusó hoy a los gobernadores de varios estados del país, sobre todo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de ser los “principales operadores” de la compra de votos en las elecciones del domingo.

“No hay ninguna lógica en cuanto a la participación que hubo en ciertas regiones del país, en la mayor parte donde gobierna el PRI”, aseguró el candidato presidencial de una alianza de tres partidos izquierdistas, Andrés Manuel López Obrador, en rueda de prensa.

En su casa de campaña, un día después de que la izquierda confirmara que impugnará los comicios presidenciales, López Obrador reiteró su intención de aportar pruebas para probar que la “elección la compraron los que no quieren el cambio en el país”.

“Estamos hablando de regiones muy pobres tanto en lo rural como en lo urbano. Fue un tráfico abierto, inmoral, descarado, de la pobreza de la gente, pero esto lo vamos a probar”, aseveró.

De acuerdo con los datos divulgados hoy por el Instituto Federal Electoral (IFE) correspondientes al cómputo oficial de todos los sufragios emitidos el domingo pasado, el aspirante del PRI, Enrique Peña Nieto, ganó las elecciones con el 38,21 %, mientras que López Obrador obtuvo el 31,59 % de los votos.

Tras asegurar que “no puede imponerse la antidemocracia”, López Obrador insistió una vez más en que actuarían de forma “responsable” y declinó responder si encabezaría una hipotética movilización social en contra de los resultados electorales.

“Vamos a seguir actuando de manera pacífica, no queremos confrontación, tenemos la razón y lo estamos demostrando y va a quedar completamente demostrado”, respondió.

Tampoco dejó clara su postura sobre la posibilidad de sumarse a las protestas del movimiento estudiantil Yo Soy 132, del que aseguró que se trata de un colectivo “independiente”, integrado por jóvenes que “han actuado de forma muy responsable y creativa”.

El candidato indicó que este fin de semana se dedicará junto a su equipo a recabar “información y pruebas” con el objetivo de hacer un informe “detallado” que presentarán a la sociedad sobre la forma en la que “compraron” la elección presidencial.

Todo ello, señaló, con el objetivo de “limpiar la elección, defender la democracia, defender el voto de los ciudadanos y no aceptar ninguna falsificación electoral”.

López Obrador hizo un llamado a las autoridades electorales a que “se esperen” y no utilicen expresiones como que “no van a cambiar las cosas” o que “no pueden cambiar los resultados”, pues, dijo, “tienen que actuar como jueces y hacer valer la Constitución”.

“Hay que esperar, se les hizo fácil comprar votos, se les hizo fácil utilizar a medios de comunicación para imponer a Peña Nieto, pero no basta con decir nos equivocamos”, aseveró.

Los partidos políticos podrán presentar ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación los recursos de impugnación a la elección desde el 9 hasta el 12 de julio próximo.