CAMPAÑA: Obama, Romney, en una cena llena de risas

  /THE ASSOCIATED PRESS
El Presidente Barack Obama y el Gob. Mittl Romney, comparten las risas con el Cardenal Timothy Dolan durante la Cena de la Fundación Memorial Alfred E. Smith, una gala anual que ha atraído a líderes políticos y otras figuras desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.
El evento fue una pausa para risas en una contienda que se ha vuelto cada vez más enconada y apretada a menos de tres semanas de las elecciones del 6 de noviembre.

WASHINGTON — El Presidente Barack Obama y su rival Republicano Mitt Romney se burlaron de sí mismos, suave pero agudamente el jueves 18 de octubre por la noche en una tradicional cena de caridad en Nueva York que ha sido desde hace tiempo una obligada escala para candidatos presidenciales.

Romney se burló se su propia riqueza y fustigó al presidente por el incremento del déficit federal, mientras que Obama hizo notar “la larga siesta” que se tomó en el primer debate presidencial.

Los dos contendientes lucieron smoking y corbatas blancas para compartir el escenario en la Cena de la Fundación Memorial Alfred E. Smith, una gala anual que ha atraído a líderes políticos y otras figuras desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

El evento fue una pausa para risas en una contienda que se ha vuelto cada vez más enconada y apretada a menos de tres semanas de las elecciones del 6 de noviembre. El martes, 16 de octubre, Obama y Romney se enfrentaron en un debate televisado en el que cada uno cuestionó el carácter y la honestidad del otro.

Romney habló primero en la cena del jueves, que tuvo como objetivo recaudar cinco millones de dólares para caridades católicas. El multimillonario candidato republicano dijo: “Se siente bien poder finalmente relajarnos y lucir la ropa que Ann y yo usualmente lucimos en casa”. De Obama, Romney dijo: “Uno tiene que preguntarse qué está pensando. Tan poco tiempo, tanto que redistribuir”.

Obama le siguió, y mencionó su criticado desempeño en el primer debate, pero también se burló de Romney por su riqueza.

“Hoy me fui de compras por algunas tiendas en el centro de la ciudad”, dijo Obama. “Por lo que sé, el gobernador Romney se fue a comprar algunas tiendas en el centro de la ciudad”.

Obama hizo notar que se estaba preparando para para el debate final con Romney el lunes, 22 de octubre, que se centrará en política exterior.

Los dos candidatos van muy parejos en las encuestas y Obama confía en que su sólida actuación en el debate del martes le ayude a reconquistar la ventaja que perdió por su flojo desempeño en el primer debate dos semanas antes.

La cena fue presidida por el cardenal Timothy Dolan, líder espiritual de la arquidiócesis de Nueva York y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, que ha chocado con el gobierno de Obama debido a las disposiciones sobre la anticoncepción en la nueva reforma al sistema de salud.