POLITICA: Influencia latina crece en el área del Inland

  /THE ASSOCIATED PRESS
El congresista electo Mark Takano de Riverside llega a un hotel para registrarse para la orientación de nuevos miembros del Congreso en Washington, el martes, 13 de noviembre,
1 de 2 Next Image

Las elecciones de demócratas al congreso y a la legislatura del estado la semana pasada en varios distritos claves del Inland es la señal más reciente del poder del bloque electoral latino, cuya influencia seguirá creciendo con la población hispana.

Republicanos y demócratas aceptan que las elecciones de los demócratas Mark Takano al congreso, José Medina a la asamblea estatal, y Richard Roth al senado estatal fueron en gran parte al alto número de votantes latinos en los distritos. También señalaron a la elección de Raúl Ruiz, el ganador en la contienda contra la titular republicana Mary Bono Mack.

A nivel nacional, el voto latino es acreditado con haber ayudado al Presidente Barack Obama a conseguir la relección. Sondeos el día de las votaciones lo mostraron ganando más del 70 por ciento del voto latino.

Encuestas anteriores han encontrado que los latinos en California tienden a votar en su mayoría por los demócratas. En el área del Inland, una región que en el pasado ha sido sólidamente republicana, el empadronamiento de votantes demócratas ha incrementado.

“Lo que presenciamos en Riverside el 6 de noviembre fue un dramático cambio político”, comentó Arnulfo De La Cruz, director estatal del programa Mi Familia Vota, un esfuerzo de empadronamiento latino en seis estados. “El voto latino fue determinante a los resultados. Le envía un mensaje a ambos partidos que este grupo electoral no va a ningún lado. Solo va a ser más fuerte”.

Mi Familia Vota, que estableció su oficina de California en Riverside, empadronó a más de 4,700 nuevos votantes, según De La Cruz. Los miembros del grupo también tocaron en más de 15,000 puertas y realizaron más de 30,000 llamadas telefónicas en el Condado de Riverside, agregó.

No hay duda que la influencia del voto latino crecerá, según Karthick Ramakrishnan, profesor asociado de ciencias políticas en la Universidad de Riverside.

Los latinos del Inland son en promedio más jóvenes que los anglosajones, y año tras año, muchos más latinos alcanzan la edad para votar, comentó. Además, muchos latinos que son ahora residentes legales se convertirán en ciudadanos que pueden votar.

El martes 6 fue “un anticipo de la representación latina y del auge de los temas latinos en el Inland”, comentó Ramakrishnan.

El área del Inland ha visto uno de los más grandes aumentos en su población latina entre las áreas metropolitanas de los Estados Unidos. Hace dos décadas, el 27 por ciento de los residentes del Inland eran de origen latino. Hoy en día, el total asciende al 48 por ciento. En el mismo periodo, la población anglosajona no hispana cayó del 62 al 36 por ciento.

Las organizaciones latinas han aumentado sus esfuerzos de empadronamiento de votantes y naturalización de residentes en vista de estadísticas que muestran que los latinos tienden a empadronarse en porcentajes menores que le resto del Inland.

Haciendo la diferencia

En el área del Inland, los analistas políticos habían anticipado que la contienda entre Medina y el republicano Bill Batey por el distrito 61 de la Asamblea Estatal, que incluye a Moreno Valley y Riverside, sería reñida.

Medina se encontraba a la cabeza 59-41 por ciento.

“Creo que el voto latino es la razón por la cual hubo un margen tan grande en mi contienda”, comentó Medina.

El distrito 61 es más del 50 por ciento latino, y un tercio de los votantes empadronados son latinos.

Medina atribuyó parte del apoyo latino a la afinidad de la población con sus posturas demócratas en la economía, educación y otros temas. Pero Medina dijo que otro factor fue que él también es latino.

“Existía la emoción de tener a un candidato latino en la contienda”, comentó.

Randon Lane, director de Partido Republicano del Condado de Riverside, aceptó que su partido necesita hacer más para alcanzar a los latinos y evitar las victorias demócratas del 6 de noviembre.

“Lo que hemos hecho y lo que estamos haciendo obviamente no funciona, si le das un vistazo a los resultados electorales”, comentó.

Una mejor comunicación, y no candidatos republicanos que cambien su postura en temas como inmigración, es la clave para ganar el apoyo hispano, comentó.

Acquanetta Warren, alcalde afroamericana y republicana de la predominantemente latina ciudad de Fontana, dijo que oficiales republicanos no están comunicándose con ella y otros republicanos no-anglosajones para saber como aumentar su apoyo entre las comunidades latina y afroamericana.

La oficina de la alcaldía de Fontana no es partidaria, pero Warren es una republicana activa. Ella dijo que su afiliación política no es un problema con los latinos.

“Si participas en su comunidad, si los ayudas, ellos ven más allá de las afiliaciones políticas”, comentó.

Pero, agregó, “no puedes simplemente llegar el día antes de las elecciones. Tienes que estar allí todo el tiempo. Ellos tienen que saber que te preocupas por su comunidad”.

Cuestión de percepción

Ofelia Valdez-Yeager, quien ha participado de manera activa en al comunidad latina del Inland, dijo que la larga presencia del republicano John Tavaglione en la comunidad latina y su apoyo a causas y preocupaciones latinas fue la razón principal por la cual lo apoyó en lugar de Takano – aunque Valdez-Yeager es demócrata.

Las posturas moderadas de Tavaglione en un número de temas, incluyendo inmigración, también ayudaron a ganar el apoyo de Valdez-Yeager.

Aun así, Takano derrotó a Tavaglione 57-43 por ciento, un margen superior al que muchos esperaban. Takano dijo que los latinos fueron una parte integral en su victoria.

De La Cruz comentó que él y otros activistas latinos apreciaron el apoyo de Tavaglione a un camino a la ciudadanía para millones de inmigrantes indocumentados, y otras posturas que lo diferencian del resto de los republicanos.

Pero De La Cruz comentó que Tavaglione seguramente sufrió en las urnas por la percepción negativa del Partido Republicano entre los latinos. El lenguaje virulento que algunos republicanos han utilizado para describir a los inmigrantes, y las posturas conservadoras del partido en el tema de inmigración hacen que algunos votantes latinos piensen dos veces antes de votar por cualquier persona con la palabra “republicano” junto a su nombre, agregó.

Sin embargo, algunos republicanos que buscan el apoyo latino y toman posturas más moderadas en el tema de inmigración han tenido buenos resultados con los votantes latinos, según De La Cruz. Él señaló al ex presidente George W. Bush, quien de acuerdo a las cuestas del día de votaciones obtuvo el 44 por ciento del voto latino en las elecciones generales del 2004.

Ramakrishnan dijo que muchos candidatos republicanos adoptaron posturas rígidas en temas como inmigración por temor a ser desafiados en las elecciones primarias por candidatos de extrema derecha.

Jeff Miller, candidato republicano al senado estatal, utilizó el tema de la inmigración contra el demócrata Roth.

En los días finales de la contienda, la campaña de Miller envió propaganda acusando a Roth de “proteger a los inmigrantes ilegales”.

En una conferencia de prensa el miércoles 7, el presidente temporal del senado, Darrell Steinberg, calificó los materiales de racistas, “un ataque a la gente de piel morena”.

Roth dijo el jueves 8 que “el uso de un lenguaje irrespetuoso – inmigrantes ilegales – no tiene espacio en la política”.

Miller no regresó llamadas telefónicas buscando su comentario.

Gilberto Esquivel, presidente del capitulo de Riverside de la Liga de Ciudadanos Latino Americanos Unidos, dijo creer que los panfletos tuvieron un efecto negativo en el candidato. Los latinos no fueron los únicos ofendidos por el lenguaje en los materiales, comentó.

“Aun hay mucho odio allá afuera, mucho racismo”, comentó Esquivel. “Pero entre la población en general, entre la gente educada e informada, no es algo bienvenido”.