INMIGRACIÓN: Republicanos Labrador y Chaffetz proponen distintas leyes para una reforma

  /THE ASSOCIATED PRESS
Dos congresistas republicanos, Rep. Jason Chaffetz y el congresista por Idahol Raúl Labrador, se pronunciaron el martes, 15 de enero, a favor de abordar la reforma migratoria en proyectos de ley separados en lugar de una sola legislación integral. En la foto Chaffetz (der.), junto a su esposa Julie, se toman el retrato tradicional de la ceremonia de juramento con el Presidente de la Cámara Baja John Boehner, el 3 de enero 2013 en Washington, D.C.

Dos congresistas republicanos se pronunciaron el martes, 15 de enero, a favor de abordar la reforma migratoria en proyectos de ley separados en lugar de una sola legislación integral, lo cual a su juicio incrementará las posibilidades de su aprobación.

El congresista por Idaho Raúl Labrador dijo durante una conferencia que si llegara a redactarse solamente un proyecto de ley “vamos a cometer muchos errores y estás haciendo casi imposible que la cámara baja lo apruebe”.

“Debería ser un enfoque integral, que sea una serie de proyectos de ley, tal vez cuatro, cinco o seis que puedan ser debatidos por separado, pero mi sugerencia a la presidencia (de la cámara baja) es que los sometamos a votación al mismo tiempo en el pleno”, dijo el ex abogado de inmigración nacido en Puerto Rico.

Su copartidario Jason Chaffetz, quien también integrará el comité judicial durante el periodo legislativo que quedará instalado a fines de mes, coincidió en su preferencia para abordar por separado los diferentes aspectos de la reforma migratoria.

Chaffetz sugirió que la negociación comience con las llamadas visas STEM (siglas en inglés de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas), sobre las cuales la mayoría republicana en la cámara baja aprobó un proyecto de ley que la mayoría demócrata en el Senado bloqueó el 5 de diciembre alegando que ofrecería la residencia permanente a extranjeros con niveles educativos de posgrado a cambio de eliminar otro programa que beneficia a personas con un menor nivel educativo, particularmente procedentes de África.

El Presidente Barack Obama anunció durante su primera conferencia de prensa tras obtener la reelección el 6 de noviembre que planea enviar al Congreso un proyecto de ley poco después de prestar juramento el 21 de enero para un segundo mandato de cuatro años.

La Casa Blanca no ha dicho públicamente cuándo ni cómo presentará su propuesta para una reforma migratoria, aunque activistas han reiterado su preferencia para que el Congreso aborde el tema de una manera integral.

Labrador señaló que “todo lo que sabemos es que el presidente Obama dedicará parte de su discurso sobre el Estado de la Unión a la reforma migratoria, pero un discurso no es un proyecto de ley”.

La demócrata Zoe Logfren, principal representante de su partido en el subcomité de inmigración, dijo que espera ver flexibilidad de los republicanos para abordar la reforma de manera integral y señaló estar a la espera de que el presidente de la cámara baja, el republicano John Boehner, “dé pronto un indicio de lo que quiere hacer. Creo que podemos hacer esto, no es tan difícil, es sólo la decisión de hacerlo”.

El representante republicano Lamar Smith, presidente del comité judicial durante el periodo legislativo que culminó el 3 de enero, advirtió la víspera que será difícil para el Congreso aprobar una reforma migratoria que conceda a los 11 millones de inmigrantes indocumentados una vía para la naturalización, en lo que se vislumbra como la principal discrepancia entre ambos partidos.

A escasas horas de la reelección de Obama, Boehner expresó su disposición para abordar una reforma pero no especificó si prefiere un enfoque integral o si el debate incluirá la opción de que los inmigrantes sin documentos se vuelvan estadounidenses.