MÉXICO: Líder de Zetas es blanco de autoridades y bandas rivales

  /THE ASSOCIATED PRESS
Imagen sin fecha tomada el 23 de agosto de 2012 de la página de internet del Programa de Recompensas de la Procuraduría General de la República mexicana del presunto líder del grupo criminal Los Zetas, Miguel Angel Treviño Morales, alias "Z-40". Una división en el mando central del violento cártel de las drogas hizo ascender a Treviño y ahora es el enemigo número uno de aliados y rivales. (
1 de 2 Next Image

Una división en el mando del violento cártel mexicano de Los Zetas hizo ascender a Miguel Angel Treviño Morales, un hombre tan temido que un rival convocó a una gran alianza para enfrentar al jefe criminal a quien se le achaca una nueva ola de derramamiento de sangre en los estados centrales del país donde había una relativa calma.

Treviño, un ex asesino a sueldo del cártel que al parecer ha arrebatado el liderazgo de Los Zetas a su fundador Heriberto Lazcano Lazcano, es calificado por autoridades y capos rivales como un brutal asesino al que le gusta deshacerse de sus enemigos metiéndolos en contenedores de aceite, rociarlos con gasolina y prenderles fuego, una práctica conocida como “guisar”.

Las autoridades confirmaron que Treviño al parecer asumió el control de Los Zetas, la organización criminal más violenta del hemisferio, que ha sido culpada de parte importante de las decenas de miles de muertes en la lucha contra el narcotráfico en México, aunque otros grupos delictivos también han cometido masacres en varias ocasiones.

“Se habló mucho de que él estaba presionando muy fuerte a Lazcano y que básicamente estaba tomando el control de Los Zetas porque tenía la personalidad, era el muchacho que estuvo ahí peleando en las calles contra los militares”, dijo Jere Miles, experto en dicha organización criminal y agente especial del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos que estuvo el año pasado en México.

“Al principio se puede decir que Lazcano estaba encantado de quedarse sentado y de que Treviño hiciera lo suyo, pero no creo que él entendiera cómo funciona eso en el bajo mundo”, indicó Miles. “Cuando le permites a alguien asumir tanto poder y poner así al frente, muy rápido las personas comienzan a darle su lealtad al otro y no a Lazcano”.

Su ascenso ha alarmado tanto que al menos un capo ha convocado a pandillas, cárteles de la droga, grupos civiles e incluso al gobierno a formar un frente unido contra Treviño, conocido como el “Z-40”.

“Hacemos un llamado... para que nos unamos y hagamos un frente común para luchar en contra de Los Zetas, especialmente en contra del Z-40, Miguel Angel Treviño Morales, ya que esta persona con su desmedida ambición ha propiciado tanto terror y tanta confusión social en nuestro país”, dijo un hombre identificado como Servando Gómez, líder del cártel de los Caballeros Templarios, en un video que se conoció el martes en internet.

Un oficial de seguridad que no estaba autorizado a dar declaraciones indicó que la grabación al parecer es auténtica.

“Es el primordial causante de todo lo que está sucediendo en México: robos, secuestros, extorsiones... Se le está invitando a todos (los) grupos... a que hagamos un frente común para atacar al Z-40 y acabar con él”, agrega el video.

A dos años de que Los Zetas se separaron de sus aliados del cártel del Golfo — una escisión en la que Treviño tuvo un papel primordial -- el grupo delictivo se convirtió en uno de los dos más grandes del país y ahora libra una lucha con el cártel de Sinaloa.

Las peleas internas de Los Zetas se han sumado a la violencia del conflicto entre grupos rivales. Las peleas intestinas se extendieron al estado casi siempre tranquilo de San Luis Potosí, donde la policía encontró a mediados de agosto una camioneta con 14 cadáveres dentro.

El procurador de justicia de San Luis Potosí, Miguel Angel García Covarrubias, informó a la prensa local que un 15to hombre que al parecer sobrevivió a la masacre dijo a las autoridades que tanto asesinos como víctimas eran Zetas. “Podemos deducir que se trata del grupo de los Zetas... Es una rivalidad dentro de una misma célula de delincuencia organizada”, indicó García.

La disputa por el liderazgo también pudo causar que personajes regionales menos prominentes salieran y se rebelaran, dijeron analistas y autoridades.

Los analistas indican que un líder local de Los Zetas en el vecino estado de Zacatecas, llamado Iván Velázquez Caballero, alias “El Talibán”, al parecer trató de desafiar el creciente poder de Treviño y que los 14 cadáveres encontrados en la camioneta eran de sus hombres y los habrían abandonado ahí subalternos del Z-40 como una advertencia visible.

Zacatecas, el territorio del Talibán, al parecer es un campo de batalla entre Treviño y Lazcano. Fue ahí donde una manta colgada en un parque acusaba a Lazcano de traicionar a compañeros Zetas y entregarlos a la policía.

Treviño comenzó su carrera desde muy joven como recadero de la pandilla Los Tejas, que controlaba la mayor parte del crimen en su ciudad natal Nuevo Laredo, Tamaulipas, limítrofe con Texas.

Alrededor de 2005, Treviño fue promovido a jefe de plaza en Nuevo Laredo y tuvo la tarea de frenar los intentos del cártel de Sinaloa por tomar el control de sus rutas para el trasiego de drogas. Orquestó una serie de asesinatos dentro de Estados Unidos, varios efectuados por un grupo de jóvenes estadounidenses que baleaban a sus víctimas en las calles de Laredo. Las autoridades estadounidenses también creen que los sicarios cometieron un sinnúmero de asesinatos en México.

Treviño está en la lista de los más buscados de México y se ofrecen 30 millones de pesos (2,28 millones de dólares) por información que lleve a su captura.

Raúl Benítez, experto en seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo que los Zetas son “un cártel inestable”, con una gran capacidad de violencia y posiblemente de más si comienzan las disputas internas. “Yo lo que creo es que los Zetas sí están teniendo problemas y no hay un mando central”, opinó.

Los Zetas han extendido continuamente su influencia y llegaron a Centroamérica en años recientes, construyendo una ruta para el tráfico de drogas que desembarca cocaína colombiana en Honduras, llega a tierra mexicana por la costa del Golfo de México y cruza la frontera estadounidense pasando por los viejos territorios de Treviño.

Samuel Logan, director de la firma de análisis de seguridad Southern Pulse, señala que las personalidades de Treviño y Lazcano “no podrían ser más diferentes”, y que a su parecer desean llevar al cártel por diferentes direcciones.

El resultado de la disputa podría tener repercusiones en todo México: Lazcano se cree que es más constante, más un sobreviviente que pudiera tener interés en mantener al cártel como una organización estable.

“Lazcano tal vez es alguien que puede llevar a Los Zetas a una dirección donde representen una molestia menor para el nuevo gobierno”, indicó Logan en referencia al presidente electo Enrique Peña Nieto. “En contraste, Treviño es alguien que quiere dar la pelea”.

Al referirse a Ignacio “Nacho” Coronel, un integrante del cártel de Sinaloa que murió abatido en julio de 2010 en un enfrentamiento con militares, Logan indicó que “Treviño es alguien que va a querer salir, como salió Nacho Coronel, descargando las armas”.