MÉXICO: Muertes achacadas a perros causan debate

  /THE ASSOCIATED PRESS
Un policía practica lazar un perro callejero, mientras él y sus compañeros buscan perros callejeros en un parque en la ciudad de Iztapalapa en el sureste de la Ciudad de México. Martes, 8 de enero 2013.
1 de 4 Next Image

La muerte de cuatro personas presuntamente a causa de las mordeduras de perros cimarrones en un parque de la Ciudad de México ha encendido un debate sobre la relación de amor/odio de la urbe con su población canina callejera, y sobre la culpabilidad o inocencia de los canes.

El alcalde Miguel Angel Mancera dijo que el gobierno lanzará un nuevo programa para esterilizar a miles de canes vagabundos, en el cual enviarán 25 unidades quirúrgicas móviles a vecindarios donde la gente podría aprovechar para esterilizar a sus mascotas de manera gratuita.

Los defensores de los animales exhortaron a los habitantes que reflexionen sobre la cultura de las mascotas, en la que muchas veces los animales son vistos como desechables, y critican que las autoridades no han logrado prohibir la venta de perros y gatos en las calles.

Fotos de los tristes y flacos perros callejeros capturados en la zona arbolada donde ocurrieron los asesinatos desataron en Twitter una campaña donde claman su inocencia y piden a las autoridades no sacrificarlos. Muchas personas reenviaron las imágenes de los perros, una serie de canes de pequeños a medianos de raza mestiza enjaulados en una perrera de la populosa y empobrecida delegación Iztapalapa, un distrito en el sureste de capital mexicana.

“No estamos tomando ninguna decisión, los perros están en un albergue y hay que valorar su estado de salud”, dijo el jefe de gobierno a los reporteros.

Vecinos del Cerro de la Estrella, un monte parcialmente arbolado en Iztapalapa, encontraron los cadáveres de una mujer de 26 años y de un infante de 1 año en la zona el 29 de diciembre, de acuerdo con las autoridades. La mujer, Shunashi Mendoza, ya no tenía el brazo izquierdo. De acuerdo con fiscales, la mujer y el niño murieron por desangramiento y estaban devorados en parte.

En el segundo ataque, unos visitantes del parque hallaron el sábado los cadáveres de Alejandra Ruiz, de 15 años, y su novio, Samuel Martínez, de 16, que también perdieron la vida por hemorragia.

Al menos 10 perros

Los expertos han establecido que, por la gravedad de las heridas, al menos 10 perros participaron en cada ataque, dijeron las autoridades capitalinas en un comunicado.

La muchacha le llamó a su hermana, Diana, alrededor de las 19:00 horas para suplicarle ayuda.

“Nos están atacando varios perros, ¡ayúdame!”, gritó la muchacha. Luego se interrumpió la llamada.

Diana Ruiz dijo al canal Milenio Televisión que creyó que su hermana estaba bromeando y que considera que no fue muerta por perros pese al telefonema.

“¿Qué tipo de perro puede arrancarte toda la piel de un brazo y dejarte sólo el hueso? ¿Por qué si fue un perro de ataque no atacó el cuello?”, preguntó Diana Ruiz. “Lo más sorprendente es que ella estaba carcomida también de un seno”.

Además, dijo, visitó después el lugar del ataque y no vio charcos de sangre. Tiene que haber una investigación exhaustiva, expresó.

Estos casos han encendido un debate sobre la relación de amor y odio que existe hacia la población canina y por la inocencia o culpabilidad de los 25 perros capturados cerca del lugar donde ocurrieron los asesinatos.

El presidente de la asociación Protección del Perro Callejero en la Ciudad de México, Antemio Maya, duda que los referidos perros hayan matado a esas personas en el parque.

“No es el comportamiento de perros callejeros el matar a seres humanos”, indicó.

Maya agregó que las autoridades atraparon beagles, malteses y poodles, que son razas pequeñas y medianas. En consecuencia, preguntó: “¿Te imaginas cuánto le tomaría a uno de esos perros matar a una persona?”.

El especialista recordó que “mucha gente se cansa de sus perros y simplemente los avienta a la calle”.

Un odio terrible

“Esto va a provocar un odio terrible en contra de los perros callejeros y eso va a provocar más abuso”, advirtió. Maya calcula que en la ciudad hay de 1,2 a 3 millones de perros callejeros.

El secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Jesús Rodríguez, dijo a Milenio Televisión que los cadáveres no fueron arrojados en el parque como algunos han insinuado. Aseguró que las víctimas tenían lesiones de mordidas que fueron infligidas cuando estaban vivas, y también otras heridas similares cuando ya habían muerto.

Advirtió a la población que evite visitar el parque y dijo que todos los perros de la zona serán atrapados y examinados para determinar si participaron en los ataques.

Al menos 100 policías han peinado la zona en busca de perros salvajes. Para la noche del lunes, habían atrapado a 25 canes: 10 hembras, ocho machos y siete cachorros. Los perros vivían en cuevas y resquicios en el parque, dijeron fiscales.

Las autoridades regresaron el martes al lugar para atrapar más perros.

“¿No se supone que tienen a los supuestos 25 asesinos?”, les gritó Liliana Hernández, vecina del lugar.

Un veterinario en la perrera de Iztapalapa dijo que una “familia vino y reconoció un perro, pero no se lo pudimos dar porque el ministerio (fiscalía local) es el que tiene que decidir”. El empleado no dio su nombre porque no estaba autorizado a hablar con la prensa.