BOXEO: López, boxeador de Riverside, recibe el llamado

FRANK BELLINO/THE PRESS-ENTERPRISE
Josesito López de Riverside, a la izquierda, dando un puñetazo a Mike Dallas Jr. en 2011. Lopez luchará Víctor Ortiz el 23 de junio en el Staples Center.
1 de 2 Next Image

Josesito López, de Riverside, luchará contra Víctor Ortiz el 23 de junio en el Staples Center.

Los Ángeles llama y Riverside responde a la solicitud. Se veía sombrío para Josesito López, residente en Riverside cuando una pelea de peso welter de importancia nacional se vino abajo. Pero todo cambió con una llamada telefónica y una lucha aún mayor se cierne no sólo para López, sino también para su solido compañero Chris “The Nightmare” Arreola.

“Las cosas buenas llegan en racimos”, dijo Dan Goosen, presidente de Goossen-Tutor Promotions.

López (29-4, 17 nocauts) sube una división de peso para intervenir en una contienda contra el ex campeón mundial de peso welter Víctor Ortiz (29-3-2, 22 nocauts) en el evento principal a celebrarse el 23 de junio en el Staples Center, en donde participará también Arreola, el boxeador de Riverside. La cartelera de Goossen-Tutor y Golden Boy Promotions sigue adelante.

El espigado welter López iba a enfrentarse al ex campeón mundial Kendall Holt en el Casino Soboba pero el boxeador de Nueva Jersey se retiró de esa contienda y dejó a los promotores en busca de una respuesta, la cual llegó el lunes.

“Holt dejó una mala situación que superar y tuvimos la suerte de recuperarnos de ella. Por lo menos Josesito fue capaz de recuperarse de ella “, dijo Goosen, quien co-promueve López, junto con Thompson Boxing Promotions.

López estará sustituyendo a André Berto, cuya prueba de dopaje en búsqueda de drogas para el rendimiento arrojó resultados positivos la semana pasada. La revancha de Berto contra Ortiz fue nuevamente cancelada. Anteriormente, el boxeador de Florida sufrió desgarramiento de un bíceps que lo obligó a retirarse de una pelea hace unos meses.

“Me ofrecieron la pelea con Ortiz inicialmente el jueves. Siempre pensé que un día me enfrentaría a él “, dijo López, de 27 años, cuyo enfrentamiento frustrado con Holt se suponía que debía realizarse en la división junior welter de las 140 libras. “Yo tenía intención de subir a 147 en algún momento del futuro, pero creo que es el momento”

López se había estado preparando durante un mes para luchar contra Holt, un lanzador derecho que perdió el título ante Timothy Bradley hace tres años. Ahora López deberá cambiar de marcha y preparase para la contienda contra un zurdo.

El entrenador Enrique Ramírez, quien trabaja con López y Arreola, sabe que va a ser un poco difícil, pero disfruta mucho de las oportunidades de sus combatientes.

“Esto cambia drásticamente nuestro enfoque. Él va a tener que estar en forma, ya sea si se tratara de Víctor Ortiz o Kendall Holt. Estamos en ese proceso”, dijo Ramírez, quien también entrena a López. “Tal vez Víctor es un poco más grande. Pero la pelea con Holt era sólo una eliminatoria. La pelea con Ortiz es un evento principal en el Staples Center. Es una gran pelea”.

Arreola estará también impulsando la cartelera. El contendiente de peso pesado está ansioso por volver al Staples Center y obtener un poco de redención por su última aparición en la sede deportiva de Los Ángeles deportiva, cuando perdió ante Vitali Klitschko en el 2009.

“Es un honor pelear en el Staples de nuevo. Es un espacio hermoso y, por supuesto, es como mi casa. Nací y me crie en Los Ángeles, ese es mi lugar de origen. Voy a Los Ángeles tanto como puedo”, dijo Arreola (35-2, 30 nocauts).

“La última vez que estuve allí, no me fue bien. Voy a redimirme. “

Los promotores dijeron que están buscando un rival adecuado para Arreola, a quien también le han prometido un encuentro con el campeón mundial Wladimir Klitschko en noviembre o diciembre. Arreola se niega a jugar a lo seguro y espera por el combate con Klitschko.

“No hay razón para esperar. No me gusta esperar. Sólo deben mantenerme ocupado. Sólo quiero mantenerme en el gimnasio “, dijo Arreola, de 31 años. “Eso es lo principal. Todo lo que tienes que hacer es seguir ganando. Y no por decisión. Odio las contiendas ganadas por decisión. Me gusta darle a los espectadores lo que quieren y es un nocaut”.

López y Arreola están muy contentos de traer su marca de combate a Los Ángeles.

“Si los Lakers no lo logran entonces tal vez podamos aportar algo para celebrar”, dijo Arreola.

López está de acuerdo.

“Los fanáticos de Riverside siempre vienen y nos apoyan”, dijo López. “Siempre nos emocionamos al verlo.”