OLÍMPICOS: Jessica Gil superó varios obstáculos antes de lograr su sueño

  /AGENCIA EFE
La gimnasta Jessica Gil, quien tiene nacionalidad estadounidense y colombiana, posa para una fotografía el 5 de julio, en un gimnasio de Miami donde dedica varias horas al día a su entrenamiento de cara a los Olímpicos de Londres que comenzarán este mes y donde competirá en todas las disciplinas de gimnasia deportiva.

La gimnasta Jessica Gil tuvo que superar varios obstáculos antes de lograr clasificarse para competir en los Juegos Olímpicos de Londres, pero considera que valió la pena porque se trata de su máximo sueño como deportista.

Gil, quien tiene nacionalidad estadounidense y colombiana, es la única representante de Colombia en gimnasia artística femenina que forma parte de la lista de convocados por esa nación andina, en la que figura Jorge Hugo Giraldo en masculino, que ha competido ya en dos juegos olímpicos.

“Tuve un accidente en el mundial (2009) al caer de cabeza. Lo más duro fue superar eso y seguir adelante porque me sentí mal, ya que tenía nivel para quedar entre las tres mejores y al no poder terminar la competencia me deprimí mucho”, contó en una entrevista con Efe.

La deportista, nacida en Miami (Florida), sufrió el percance cuando al realizar una rutina en la competencia de suelo trató de hacer un salto y al caer, el peso de su cuerpo lo soportó el cuello y la cabeza, por lo que tuvo que usar un collarín durante un tiempo.

Un mes después logró superar su estado de ánimo y participó en los Juegos Bolivarianos, donde logró la tercera posición.

“Gracias a Dios no me pasó nada en ese accidente, me sometieron a exámenes y no hallaron nada malo”, dijo la gimnasta de 21 años.

Luego fue sometida a una operación para extirparle el apéndice que “se complicó con peritonitis -relató-. Estaba a punto de morirme por la infección, pero recuperé la fuerza por las ganas de seguir, de ser la mejor”.

Esos obstáculos quedaron atrás cuando le confirmaron en el Preolímpico de Londres que había clasificado por Colombia al lograr la posición 17 entre las 35 mejores gimnastas del mundo de un total de 200 competidoras.

“Participaba en la primera sesión que era a las 6 de la mañana y la última terminaba a las 10.30 de la mañana. Tuvimos que esperar que compitiera la última gimnasia para saber los resultados y cuando los entregaron salté de la alegría, me puse a llorar. Llamé a mi mamá, mi papá, a todo el mundo y estaba recontenta”, dijo a Efe.

Esta será la primera vez que competirá en unas olimpiadas y la deportista afirmó que “siento que todavía no lo creo, es mi sueño, por el que he luchado toda mi vida. Hago gimnasia desde los dos años”.

Gil dedica varias horas al día a su entrenamiento en un gimnasio de Miami de cara a los Olímpicos de Londres que comenzarán este mes y donde competirá en todas las disciplinas de gimnasia deportiva. Ella espera llegar a la final de suelo.

“Soy muy buena en suelo, espero llegar una final. Lo había logrado en el mundial de 2009”, afirmó la gimnasta que suspendió sus estudios de administración de negocios para prepararse para las olimpiadas.

Considera que sus rivales más fuertes serán las gimnastas estadounidenses, “que son las campeonas del mundo, después de la rusas y las chinas”.

Explicó que compite por Colombia (sus padres son de Medellín), después de haber intentado sin éxito representar a Estados Unidos.

“No me escogían y un entrenador dijo que yo tenía un buen nivel y preguntó que por qué no trataba de ir por Colombia. Lo intentamos y he quedado campeona nacional desde el 2006 hasta ahora”, explicó.

Añadió que “en Colombia están muy contentos con mi representación, esperan lo mejor de mí y yo espero dar lo mejor de mí para mi país, porque lo siento también como mi país”.

La deportista se inició en esta disciplina deportiva a los dos años guiada por su mamá, que también fue gimnasta, integró la selección de Colombia y entrenó al equipo nacional de ese país.

“Es mi pasión la gimnasia, mi mamá tiene un gimnasio y planeo ser entrenadora y juez en competencias”, aseguró.

Añadió que aún cuando la gimnasia siempre ha sido su prioridad, cuando finalicen las olimpiadas, seguirá entrenando, pero también retomará sus estudios en el Miami Dade College en enero próximo.