OLIMPISMO: En busca de una medalla

  /THE ASSOCIATED PRESS
Brenda Villa, back, of the U.S. in action during the women's waterpolo match against Kazakhstan at the World Swimming Championships in Melbourne, Australia, Wednesday, March 21, 2007.
1 de 8 Next Image

Brenda Villa

Brenda Villa es la máxima goleadora de waterpolo en la historia de los Juegos Olímpicos y por cuarta vez esta hija de inmigrantes mexicanos representará a los latinos como parte del equipo estadounidense que buscará una nueva medalla en Londres 2012.

“Es para mí un honor representar a cada uno de los estadounidenses, pero de manera especial a todos los hispanos en los Estados Unidos, porque mis padres emigraron de México a este país y, por ello, representar a cada persona que es como yo es algo especial”, dijo Villa, miembro de la selección nacional de waterpolo.

Agregó que ser una atleta olímpica es “un tributo al coraje que mis padres tuvieron para comenzar una nueva vida en un país distinto y espero que se sientan orgullosos de mi”.

Nacida el 18 de abril de 1980 en Commerce City, California, Villa es hija de inmigrantes provenientes del estado mexicano de Jalisco quienes en 1975 llegaron a EE.UU. buscando un futuro mejor.

Gracias a los goles de Villa, la selección nacional de waterpolo ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 -año en el que se incluyó la competencia femenina de este deporte; de bronce en Atenas 2004 y plata en Pekín 2008.

“Mi mamá ha sido mi admiradora número uno”, afirmó Villa. “Ella comenzó todo esto por tener el valor de inscribir a su hija en la práctica de un deporte que era desconocido para ella y en el país de donde viene”.

La campeona olímpica creció frente a una piscina pública en la ciudad de Commerce en donde su madre acostumbraba a llevarla a nadar junto a sus dos hermanos.

Rosario Villa, madre de la atleta, aconsejó a las familias hispanas que apoyen a sus hijos tanto en su educación como en los deportes para que sean exitosos.

“Para mí (Brenda) es un orgullo muy grande. Para nosotros, como mexicanos, el representar a Estados Unidos en los Juegos Olímpicos me hace sentir muy orgullosa”, afirmó a Efe la madre de la jugadora.

Villa, quien fue la capitana de la selección nacional estadounidense de 2005 a 2008, ha jugado en los pasados tres Juegos y su participación en Londres 2012 representará su última oportunidad de representar a Estados Unidos en una cita Olímpica.

“Quizá fue el destino lo que me llevó a desarrollarme como una olímpica”, destacó Villa al recordar que tenía una “piscina con tan solo cruzar la calle”.

Además de las tres medallas olímpicas en Sydney, Atenas y Pekín, Villa tiene dos títulos de campeona mundial de waterpolo (2003 y 2007), tres títulos en Súper Finales en Ligas Mundiales y dos medallas de oro en los Juegos Panamericanos (2003 y 2007).

Villa destaca en la historia de los Juegos como la máxima goleadora de waterpolo en tres citas olímpicas consecutivas.

“La clave para que los hispanos tengan éxito es que siempre hagan caso de los consejos de su madre, cuando tu mamá dice 'haz las tareas de la escuela', eso es lo que hay que hacer”, aconsejó Villa el domingo, durante un evento de firma de autógrafos en la tienda Costco de Montebello, organizado por Procter & Gamble, patrocinador de la selección nacional de waterpolo.

“Ponerle tanto énfasis a los estudios como al deporte es lo que me ayudó a ganar una beca para estudiar en la universidad de Stanford (California) y ganar todas las medallas que tengo”, finalizó.

Danell Leyva

El gimnasta Danell Leyva se impone expectativas muy altas porque considera que es la fórmula para alcanzar las metas y le ha funcionado, ya que, pese a que inicialmente no tenía las condiciones físicas, finalmente ha logrado clasificarse para competir en los Juegos Olímpicos de Londres.

Leyva, de origen cubano, decidió desde muy pequeño que quería ser gimnasta y no permitió que el asma, los brazos largos, los pies planos y un problema de atención se transformaran en un impedimento para lograrlo.

“Mi mamá no quería que fuera gimnasta por las condiciones físicas que tenía. Fue difícil, no podía ni brincar, pero sí tenía mucho corazón y pasión para este deporte. Mis padres se dieron cuenta de eso y decidieron apoyarme”, dijo a Efe el deportista de 20 años.

El joven, que competirá en Londres con el equipo de Estados Unidos, llegó a este país a los dos años acompañado por su hermana y su mamá, luego de que su abuelo logró sacarlos de Cuba para que viajan primero a Perú, donde vivieron unos seis meses antes de llegar a Miami.

“Nací asmático y en Cuba no había medicinas en ese tiempo, mi mamá estaba buscando un mejor tratamiento médico para mí”, relató el gimnasta.

Cuando la familia llegó al sur de Florida, el que ahora es su padrastro llevó un vídeo a la casa del joven sobre la rutina que realizaban él y la madre de Leyva (ambos eran gimnastas en Cuba) y esas imágenes cautivaron al muchacho.

“Al terminar el vídeo les dije 'no se qué es eso, pero quiero ser así' y yo tenía como dos años y medio”, recordó el deportista.

Desde entonces, Leyva comenzó a entrenarse, comenzó su carrera deportiva y no se detuvo hasta lograr su meta más preciada que era la de competir en unas olimpiadas.

Ese objetivo se convertió en algo a su alcance cuando hace poco más de una semana en San José, California, finalmente se clasificó para participar en los Juegos Olímpicos de Londres, que comenzarán el próximo 27 de julio.

“Sentí tremenda emoción cuando el presidente de la Asociación de Gimnasia de Estados Unidos mencionó mi nombre como miembro del equipo. Las olimpiadas son mi sueño”, señaló.

Leonel Manzano

El atleta de origen mexicano Leonel “Leo” Manzano entra en la recta final de su preparación para los Juegos Olímpicos de Londres con la firme convicción de que logrará su mejor tiempo en la prueba de 1.500 metros.

Con apenas 165 centímetros de altura, Manzano suele ser el más pequeño de los competidores de su categoría, pero también el que cuenta con una potente arma secreta: un corazón equivalente al de una persona de más de dos metros de altura.

En un estudio que le realizaron en 2008 en el Laboratorio de Rendimiento Humano de la Universidad de Texas encontraron que su corazón puede consumir 82,2 mililitros de oxígeno por kilo por minuto, algo que pocos deportistas a nivel mundial pueden hacer.

“Desde entonces me quedó que tengo el motor de un Ferrari en el cuerpo de un (Ford) Pinto”, declaró el mediofondista entre risas.

No obstante, el atleta asegura que esto no es producto de una “ventaja genética”, sino debido al trabajo duro y dedicación al deporte que le ha apasionado desde pequeño.

“No nací con el corazón grande en verdad, sino fue algo por lo que tuve que trabajar y tomar mi tiempo con mucho sacrificio para llegar a tener ese corazón, que me ha ayudado a obtener muchos de los triunfos que he logrado”, señaló.

Manzano, que compite profesionalmente desde 2008, correrá en la prueba de 1.500 metros el próximo 3 de agosto en sus segundos Juegos Olímpicos, después de lograr la clasificación con un tiempo de 3:35.75.

Nacido en México, de donde emigró hacia Estados Unidos con sus padres cuando tenía cuatro años, Manzano asegura sentirse “muy emocionado y muy orgulloso” de representar a la comunidad hispana en Londres 2012.

“Me siento muy orgulloso de ser uno de los hispanos que tiene la oportunidad de representar a Estados Unidos, pero también, al igual, a muchos países hispanoamericanos”, aseveró el atleta.

Manzano asegura sentir también una “conexión” especial con el país que lo vio nacer, pese a haberlo dejado a muy corta edad.

“Siento que aun tengo una conexión con mi gente de México y que también los represento a ellos. Estados Unidos es mi hogar y no lo cambiaría por nada, pero mis raíces aún están en México”, explicó el deportista, de 27 años y nacido en Dolores Hidalgo, Guanajuato.

El mediofondista asegura haber “nacido” con el talento para correr pero que no fue sino hasta hace 15 años cuando empezó a entrenar y competir que se percató de su potencial.

“Como todo camino, llegar a este momento no sido muy fácil. Ha tomado mucho trabajo, esfuerzo y dedicación”, dijo.

Entre los triunfos que, según Manzano, han marcado su carrera están el Campeón Nacional Universitario en 2005 y 2009, y más recientemente el de Campeón Nacional Indoor y Outdoor en 2012 y el de hispano estadounidense más rápido en una milla desde 2010.