Muere ex arquero Miguel Calero

  /THE ASSOCIATED PRESS
Miguel Calero ayudo al Pachuca a conquistar la Copa Sudamericana, el único equipo mexicano en hacerlo.
1 de 2 Next Image

El exfutbolista colombiano Miguel Calero, uno de los porteros más destacados del fútbol mexicano en lo que va de siglo, falleció hoy después de sufrir dos episodios de trombosis cerebral y poco más de doce horas después de haber sido declarada su muerte cerebral, anunció el club Pachuca.

“Tras haber sufrido dos episodios de trombosis que derivaron este lunes en una muerte cerebral, la tarde de este martes 4 de diciembre de 2012 nuestro Director Técnico de Porteros, Miguel Ángel Calero Rodríguez, ha fallecido”, anuncia el comunicado del Pachuca.

El club afirma en su comunicado que el exfutbolista colombiano fue “el máximo símbolo de los Tuzos”.

“Miguel Calero fue un futbolista que marcó una gran época en la historia del Club Pachuca”, añade la nota.

Calero sufrió una trombosis el 25 de noviembre y aunque en un principio los doctores insistieron en que su vida no corría peligro, su estado se agravó el jueves cuando los médicos decidieron retirarle los sedantes.

Los médicos anunciaron ayer su muerte cerebral.

Los funerales del exportero de la selección colombiana, con la que ganó la Copa América del 2001, se cumplirán desde hoy en el Auditorio Gota de Plata, en Pachuca, centro de México.

De 41 años, que cumplió el 14 de abril, Calero fue el líder de los Tuzos de Pachuca, el equipo mexicano de mejores resultados en los últimos 15 años.

Desde su llegada al país, en el 2000, destacó por su gran desempeño y entre sus principales triunfos estuvo la conquista de la Copa Sudamericana del 2006, cuatro títulos de liga y tres de la Concacaf.

Con gran personalidad, elástico y con un físico imponente, Calero marcó una época en los Tuzos porque además de ser insustituible en su posición, fue líder de la plantilla y una suerte de técnico dentro de la cancha.

Una de sus partidos más memorables ocurrió en agosto del 2006 cuando abandonó su portería, avanzó hasta el área adversaria y anotó un gol de cabeza con el que su equipo accedió a la final de la Liga, que posteriormente ganó al San Luis.

Fuera de la cancha, el jugador nacido en Ginebra, en el departamento del Valle del Cauca, cuya capital es Cali, fue uno de los preferidos de la hinchada de los Tuzos y un referente para cada extranjero que se incorporaba al club, al cual solía cobijar, enseñar las costumbres de México, y les daba consejos sobre cómo acomodarse mejor.

Legado de Calero en el Pachuca

Miguel Calero, exguardameta de la selección colombiana y una de las figuras del Pachuca y del fútbol mexicano en los últimos años, fue pieza clave de los diez títulos que consiguió el Pachuca en el que jugó del 2000 al 2011.

Calero, cumplió 23 torneos en el fútbol mexicano, todos con el Pachuca, en los que sumó 395 partidos, 394 como titular, 391 completos, en la primera división de México y ganó diez títulos entre nacionales e internacionales.

En ese lapso acumuló 35,303 minutos de juego y aceptó 518 goles.

El arquero, de 41 años, fue capitán y uno de los símbolos del Pachuca y el único jugador que participó en los decena de títulos que el equipo del estado de Hidalgo, centro de México, conquistó en la década pasada, en la que Calero fue protagonista.

El colombiano ganó cuatro títulos del torneo mexicano, Invierno 2001, Apertura 2003, Clausura 2006 y Clausura 2007, y seis internacionales -incluidos cuatro de zona de Concacaf, una Copa Sudamericana y una SuperLiga en EE.UU.

Esa fue la herencia que dejó el colombiano a un club que creyó en su talento y capacidad y por eso lo trajo a México.

El portero, de 1.89 metros llegó en el Torneo de Invierno 2000 procedente del Atlético Nacional colombiano, después de su debut con el Sporting de Barranquilla (1987-1992), ya desaparecido, y de jugar para el Deportivo Cali (1992-1997).

Su labor en el Nacional (1998-2000), con el que conquistó el título nacional colombiano en 1999, le dio el impulso para buscar suerte en el extranjero y el Pachuca fue su mejor opción.

Calero fue campeón con la selección colombiana en la Copa América 2001, aunque fue suplente de Óscar Córdoba en la mayoría de los partidos, pues jugó un partido. También fue suplente en la Copa Mundial de la FIFA Francia 1998.

Con el Pachuca, el colombiano acumuló 450 partidos sumando todos los torneos nacionales e internacionales en los que participó.

Su meta era completar los 400 partidos en la primera división mexicana, pero se quedó hasta el momento suma 395, según los registros de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF).

El portero jugó, además, cinco partidos en el torneo Sub 20 de fuerzas básicas y 51 juegos en competencias internacionales.

Pero no todo fueron buenos resultados para Calero con el Pachuca con el que se dio el lujo hasta de marcar un gol con la cabeza. En septiembre de 2007 sufrió una trombosis venosa que puso su vida en peligro.

El colombiano fue operado, con éxito, en el Centro Médico de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos). Estuvo en recuperación cuatro días y cumplió una rehabilitación de dos meses.

El guardameta sólo jugó cinco encuentros del Apertura 2007 y regresó ya recuperado para el Clausura 2008.

En el su último torneo el colombiano jugó siete partidos, su participación más baja en los 23 campeonatos que jugó en México.

Miguel, llamado 'El Cóndor' o 'El Show' se retiró de las canchas en octubre de 2011, ante el Pumas de la UNAM, para posteriormente hacerse entrenador de porteros del club que lo trajo a México.

Tras su retiro, Calero se dedicó a ser entrenador de porteros e inició estudios en mercadotecnia y gerencia deportiva, para trabajar en proyectos con el Grupo Pachuca.

“Ha llegado el momento de decir adiós, todo lo que hice, lo hice pensando en Pachuca, me voy feliz. Aquí construí una gran familia, si volviera a nacer me llamaría Miguel Calero, sería portero y defendería los colores del Pachuca”, dijo el guardameta al anunciar su retiro a finales de septiembre de 2011.