BOXEO: Desert Storm defiende su título (y su reputación)

  /THE ASSOCIATED PRESS
Timothy Bradley posa con su cinturón de campeón welter de la OMB título tras victoria por decisión dividida sobre Manny Pacquiao en junio 2012.

Cuando Timothy “Desert Storm” Bradley se convirtió en el primero en derrotar a Manny Pacquiao en siete años, muchos esperaban que el triunfo le abriera las puertas de la adulación, la fama y el reconocimiento como uno de los mejores boxeadores de campeonato de hoy en día.

Pero no sucedió. La victoria de Bradley quedó envuelta en la controversia y el boxeador fue literalmente retirado del cuadrilátero, además que la revancha estipulada en el contrato nunca tomó lugar.

El peleador de Palm Springs estaba molesto.

Ochos meses después de la mayor victoria de su carrera, Bradley (29-0, 12 KOs), el campeón welter de la WBO, ha acordado enfrentarse al ruso Ruslan Provodnikov (22-1, 15 KOs) el 16 de marzo. El encuentro titular se lleva a cabo en el Home Depot Center en Carson y es televisado por HBO.

Una conferencia de prensa tomó lugar en Los Angeles para anunciar formalmente el evento que también cuenta con Gabino Saenz, de Indio, y Oscar Valdez, de Arizona y quien representó a México en las más recientes Olimpiadas.

Bradley dijo que la presente inactivad era el periodo de inacción más grande en su carrera profesional; y demasiado en lo que a él respecta.

“Estoy feliz de estar de vuelta”, comentó Bradley, de 29 años, durante la conferencia de prensa en Los Angeles. “En términos generales va a ser una gran pelea”.

Bradley tenía grandes expectativas tras derrotar a Pacquiao que nunca se hicieron realidad a pesar de ganar por decisión unánime en el MGM Grand en Las Vegas. La victoria del 9 de junio, fue disputada por la mayoría del público del boxeo y los comentaristas de HBO. A pesar de lesiones sostenidas por el boxeador de Palm Springs en ambas piernas, pocos vieron el valor de su desempeño.

Top Rank promueve a Bradley y a Pacquiao y decidió que la revancha no valía la pena. La compañía, con sede en Las Vegas, pensó que podía hacer más dinero si Pacquiao peleaba con alguien más y esquivaron a Bradley. La decisión quedó fuera de sus manos.

“No me sorprende”, comentó Joel Díaz, el entrenador de Bradley. “Este es el negocio del boxeo”.

Y Díaz está en lo correcto. Top Rank probablemente no quería arriesgarse a que Bradley derrotara nuevamente a su estrella filipina y decidieron enfrentarlo nuevamente al mexicano Juan Manuel Márquez. Una suma de 50 millones de dólares estaba disponible para el encuentro y ellos pensaron que Pacquiao derrotaría al pugilista mexicano por tercera vez. Pero no fue así. El nocaut de Márquez sobre Pacman ha dejado satisfecho al guerrero mexicano y un quinto encuentro entre ellos parece poco probable.

Los aficionados están resentidos por la victoria de Bradley, especialmente en la internet y varios sitios sociales, pero todo ese resentimiento ignora el hecho que Bradley se encuentra invicto. Sus victorias sobre Devon Alexander, Carlos Abregu, Kendall Holt, Lamont Peterson y Junior Witter han sido ignoradas. Excepto por Abregu, todos los demás mencionados fueron campeones mundiales.

Ahora Bradley se enfrenta al bombardero siberiano Provodnikov, quien parece ser incapaz de pelear con alguien de fuera del Inland en el sur de California.

Provodnikov

El boxeador ruso ahora entrena en Hollywood bajo la supervisión de entrenador más famoso del mundo del boxeo: Freddie Roach. Si alguien conoce el estilo de pelea de Bradley es Roach, quien ha apoyado a Pacquiao durante los últimos 11 años.

Provodnikov, de 29 años, solamente ha sufrido una derrota, ante el peleador del Inland Mauricio “El Maestro” Herrera, en el 2011. Ese encuentro se llevó a cabo en Las Vegas y Herrera sufrió una laceración junto al ojo izquierdo a principios de la pelea. Provodnikov trató de ponerle el toque final al encuentro pero fue superado por la inteligencia de Herrera, quien eventualmente ganó por decisión unánime. Ambos parecían haber sido golpeados con bates de beisbol después de la pelea.

El verano pasado Provodnikov se vio las caras con otro boxeador del Inland y derrotó a José Reynoso, de Corona, por nocaut. Ese fue el más reciente encuentro del ruso. Hasta ahora ha bateado un .500 contra peleadores del Inland. Ahora viene la prueba más difícil con Bradley.

“Definitivamente es la pelea de mi vida”, comentó Provodnikov en ruso. “Es un sueño hecho realidad para mí”.

Bradley tiene otros sueños pero enfatizó que Provodnikov no puede ser subestimado.

“Va a ser un desafío difícil”, afirmó mientras se encontraba en el Hotel Biltmore en el centro de Los Angeles.

Probablemente no será tan difícil como sufrir el inesperado alboroto que generó su victoria sobre Pacquiao. Aun así, Bradley encuentra consolación en regresar al cuadrilátero.

“Mi casa está en el cuadrilátero”, comentó.

Y Bradley podría ser el mejor peleador del mundo.

Peleas por televisión

Viernes ESPN2, 7 p.m., Delvin Rodríguez (26-6-3) vs. George Tahdooahnippah (31-0-1).

Sábado. HBO, 7:30 p.m., Adrien Broner (25-0) vs. Gavin Rees (37-1-1).