BOXEO: Debut de Ronda Rousey es éxito para UFC

  /THE ASSOCIATED PRESS
Ronda Rousey, top, golpea Liz Carmouche durante el UFC 157 mujeres campeonato en Anaheim, California, Sábado, 23 de febrero 2013. Rousey ganó el combate de las primeras mujeres en la historia de UFC.

¿Pueden las peleadoras llenar una arena y atraer a televidentes?

Ronda Rousey respondió a la pregunta de un millón de dólares con un definitivo “sí” el sábado 23 de febrero. Ella contó con más de 15,000 aficionados en el Honda Center en Anaheim y tal vez con un millón de compras en el sistema de prepago por televisión.

Hasta Rousey, o más importante, hasta que Dana White, presidente de Ultimate Fighting Championship (UFC, por sus siglas en inglés) cerró las puertas a las posturas contra las mujeres de otros promotores, las peleas de campeonato femeniles se encontraban en limbo. Pocas boletas de boxeo femeniles aparecían de vez en cuando mientras que las artes marciales mixtas gozaban de una mejor exposición.

Lo único necesario fue que un promotor como White tuviera fe en que había un interés en las peleas de campeonato femeniles.

“Ronda Rousey es una estrella”, comentó White, quien sabía que Rousey, de Riverside, podría atraer aficionados si era promovida adecuadamente.

UFC, bajo la dirección de White, puso el nombre de Rousey en vallas publicitarias, revistas, televisión y periódicos, con una máquina publicitaria que hubiera puesto en vergüenza a los publicistas de las personas más famosas. Fue una clase de promoción de campeonato en su más fina expresión. Todo lo que quedaba era que Rousey emergiera victoriosa y así lo hizo.

¿Y ahora, cuál es el próximo paso para las artes marciales mixtas femeniles? La ligera dificultad de Rousey para derrotar a Liz Carmouche demostró que hay otras habilidosas peleadoras esperando una oportunidad, pero no muchas. La rubia Rousey es una antigua medallista de bronce en judo olímpico. Su superioridad técnica será difícil de superar para cualquier contrincante en el futuro.

Incluso White está de acuerdo.

A pesar de una falta de peleadoras talentosas en MMA, no existe el mismo problema en el boxeo femenil. El programa de boxeo aficionado se llena cada vez más con niñas y jóvenes mujeres que están dispuestas a aprender el arte del boxeo.

Peleadoras como Melinda Cooper, Mariana Juárez y Seniesa Estrada merodean por el paisaje del boxeo profesional. En las ligas aficionadas se encuentra Marlen Esparza, Claressa Shields y Mikaela Mayer exhibiendo una gran superioridad boxística.

El éxito del boxeo femenil en las Olimpiadas de Londres fue la primera señal de la popularidad del deporte. La arena de boxeo se llenaba regularmente con más de 18,000 aficionados, especialmente cuando la irlandesa Katie Taylor subía al cuadrilátero. Todas las islas británicas estaban cautivadas con su desempeño.

Ahora MMA también ha demostrado que las mujeres pueden dirigir las peleas de campeonato. No es raro ver a mujeres practicando en gimnasios de pelea en todo el país. Y la mayoría de ellas lo hacen sin fanfarreas y con muy pocas recompensas.

La ex campeona mundial Mia St. John asistió al debut de Rousey y sabe lo difícil que es ganar popularidad para las mujeres. Casi 16 años han pasado desde que empezó su carrera boxística y sigue siendo una de las pocas figuras reconocidas en el boxeo de campeonato.

“No hay muchas peleadores que sean reconocidas”, comentó St. John, cuya carrera de boxeo de campeonato empezó en 1997 y sigue aún activa. “Solamente un grupo de mujeres son reconocidas como Christy Martin, Laila Ali y yo”.

Sentada junto a St. John se encontraba otra ex campeona mundial, Lucia Rijker, quien ganó títulos en boxeo y kickboxing. Ambas estaban junto al campeón mundial Gennady Golovkin y a la publicista de St. John, Claudia Ollis, de Redlands. Todos se encontraban allí para presenciar un evento histórico para las mujeres”.

“Me sentía tan emocionada de ver al público en la arena”, comentó St. John. “Me gustó especialmente el hecho que la multitud aplaudía cada vez que mostraban la imagen de Ronda Rousey en la pantalla de televisión”.

Luego que terminara la boleta, Rousey y los peleadores de MMA que participaron en el evento se reunieron con un ejército de reporteros y llevaron a cabo una conferencia. Gran parte de la atención cayó en Rousey y su contrincante Carmouche. Fue la culminación de una larga y exhaustiva campaña publicitaria que empezó hace meses y terminó con un gran suspiro de alivio.

“El sonido de la multitud era increíble, estaban muy emocionados”, comentó Rousey un tanto sorprendida.

Entre la multitud se encontraban muchos que asistían a su primera boleta de la UFC, en su mayoría por la aparición de Rousey. Ambos hombres y mujeres mostraron interés en la boleta de MMA encabezada por una mujer.

Es justo decir que las peleas de campeonato femeniles están aquí para quedarse.

Peleas por televisión

Viernes. ESPN2, 7 p.m., Billy Dib (35-1) vs. Evgeny Gradovich (15-0).

Sábado. FOX Espanol,10 p.m., Omar Figueroa (19-0-1) vs. Henry Aurad (14-6-1).

Sábado. Showtime, 10 p.m., Sharif Bogere (23-0) vs. Richard Abril (17-3-1).