Decisión sobre incautación de vehículos

La Coalición Pomona Habla, formada de grupos comunitarios del Valle de San Gabriel, convoca a una manifestación a llevarse a cabo el lunes 1 de agosto en las afueras del Concejo Municipal de Pomona, en apoyo a una ordenanza que cambiaría las políticas de incautación de vehículos.

La cita es a las 6:00 de la tarde en las afueras del concejo municipal, ubicado en las esquinas de la Avenida Garey y el Bulevar Mission, en Pomona. Ahí, Pomona Habla celebrará una vigilia en apoyo a la modificación de las leyes municipales para beneficio de la comunidad inmigrante.

"Hacemos un llamado a la comunidad para que nos apoyen a lograr algo inédito en la región, para que nos cedan tiempo suficiente para evitar incautaciones de vehículos", indicó Angela Sambrano, coordinadora de Pomona Habla. "Necesitamos abarrotar el concejo municipal y miles de firmas para que nos hagan caso".

Mientras la vigilia ocurre, un grupo de representantes presentará oficialmente una ordenanza que exige, entre otras cosas, tiempo suficiente al conductor sin licencia para hacer una llamada y que llegue alguien con licencia para evitar el decomiso, tal y como viene ocurriendo en otros lugares como Oakland y el Valle de Coachella, entre otros.

"No hay razón por la cual se le incaute un vehículo a una familia trabajadora. Se les debe permitir tiempo para que alguien con licencia se lleve el vehículo a un lugar seguro. Eso le ahorraría mucho dinero a muchas familias", agregó Sambrano.

La ordenanza también exige la clarificación de las leyes con respecto a las incautaciones de vehículos. Mientras la policía alega que sólo los vehículos conducidos por personas con antecedentes serios son incautados, residentes alegan que han perdido sus vehículos por no tener licencia de conducir.

"Alguien está mintiendo y dudo mucho que sean los cientos de personas cuyos vehículos han sido incautados", añadió Sambrano.

La modificación del código municipal podría beneficiar a la economía local, ya que durante los retenes los negocios locales son los más afectados y cuando las familias pierden sus vehículos también pierden cientos e incluso miles de dólares, dijeron los activistas.

Hace unos días, durante la reunión del concejo municipal, Pomona Habla presentó más de 2,000 firmas de residentes preocupados apoyando la ordenanza. Con una votación de 7-0, el concejo aprobó analizar el tema en la siguiente reunión a celebrarse el 1 de agosto.

"Si lo quieren analizar es porque lo quieren resolver. Vamos a negociar con ellos hasta que la comunidad salga beneficiada. La incautación de vehículos es inmoral y debe ser detenida de inmediato", dijo Sambrano.