Desarrollan programa para retener a estudiantes

Archivo
En la Universidad La Sierra la retención de estudiantes hispanos aumentó al 71 por ciento en el 2009-2010.

La Universidad La Sierra, con sede en Riverside, fue seleccionada junto a otras instituciones educativas del país para realizar un estudio de investigación por servir a la comunidad hispana.

El proyecto se denomina "programa de mentores para estudiantes de segundo año", ya que se ha observado un fenómeno frecuentemente entre quienes cursan ese año universitario: tienden a desanimarse y no terminan sus estudios.

Por esta razón, los profesores Marybeth Gasman y Clifton Conrand, de las universidades de Pensilvania y Wisconsin-Madison, respectivamente, desarrollarán un programa de mentores para ayudar a los estudiantes de segundo año a mantenerse enfocados académicamente y a establecer metas.

Durante el 2010, en la Universidad La Sierra se matriculó un 32 por ciento de los estudiantes latinos y por ello fue seleccionada en este proyecto.

Otras instituciones también fueron seleccionadas por incluir estudiantes de minorías, como afroamericanos e indígenas estadounidenses.

Ellas son Norfolk State University (Virginia), Morehouse College (Atlanta), Paul Quinn College (Texas), El Paso Community College (Texas), San Diego City College (California), Salish Kootenai College (Montana), Chief Dull Knife College (Monatna) y College of Menominee Nation (Wisconsin).

En la Universidad La Sierra, este programa será administrado a través del centro para el éxito académico de los estudiantes y contratarán a estudiantes que estén en años superiores para que sirvan de guía a otros.

"Los estudiantes de segundo año parece que fueran invisibles, además la graduación parece tan lejana", dijo Jill Rasmussen, del centro para el éxito académico de los estudiantes en la Universidad La Sierra.

En el 2007, esta universidad desarrolló un programa para retener a sus estudiantes en las aulas.

De acuerdo a datos aportados por esta casa de estudios, en el primer año la retención de estudiantes hispanos fue del 65 por ciento y al año siguiente aumentó al 71 por ciento.

El programa de mentores se iniciará durante el período de otoño, el 26 de septiembre del 2011.

Este programa busca determinar las mejores prácticas para retener a los estudiantes que conforman las minorías en la educación superior y compartir esos modelos con otras instituciones educativas, los cuales serán denominados "Modelos de Éxito".

Para llevar a cabo esta investigación, las fundaciones 'Lumina for Education' y 'The Kresge' otorgaron un subsidio de un millón y medio de dólares.