TRANSITO: Nuevas leyes afectaran a conductores y pasajeros por igual

Con la llegada del año nuevo llegan también nuevas leyes de tránsito que afectaran a conductores y pasajeros por igual en el estado de California.

La controversial ley AB 353, la cual prohíbe la aplicación de la ley de confiscación de un vehículo en un control de sobriedad en caso de que la única violación del conductor sea no tener una licencia válida, entro en vigor en pasado 1 de enero y esta aun por verse como las municipalidades locales la implementarán.

La nueva ley, propuesta por los asambleístas Gilbert Cedillo, de Los Angeles, y Michael Allen, de Santa Rosa, le permite a los conductores sin licencia suficiente tiempo para encontrar a un conductor con licencia válida y evitar así la confiscación del vehículo y los problemas económicos asociados con tal hecho.

Activistas que protegen los derechos constitucionales de los residentes, dicen que la nueva ley evitará gastos innecesarios a familias de conductores sin licencia que casi siempre son también residentes indocumentados. En ciudades como Los Angeles y Oakland los departamentos de policía comenzaron a implementar acciones similares mucho antes de que la ley entrara en vigor.

Sin embargo, en ciudades como Fontana, en donde siete de cada diez habitantes son de origen hispano y muchos sin licencia de conducir, ni siquiera hubo dialogo por resolver el problema. En Pomona, líderes de Pomona Habla, una coalición formada por grupos civiles y religiosos, intentan persuadir al concilio a que apruebe una ley que le permita al conductor sin licencia 24 horas para evitar el decomiso en todos los casos y no solamente en los retenes.

“Sabemos que estos retenes son solo excusa para atacar a la comunidad inmigrante. Sabemos que los indocumentados son presa fácil y las autoridades abusan de su poder diciendo que los retenes están diseñados para arrestar a conductores ebrios”, comentó Eddie González, coordinador del centro de oportunidades económicas de Pomona (PEOC). “La ley aplica solo a personas que violan la ley por primera vez y en retenes pero nosotros queremos que aplique en cualquier caso”.

Otra ley que entro en vigor el pasado domingo es una ley que modifica la edad y peso requerida para que los pasajeros pequeños usen un asiento de seguridad. Hoy, los pasajeros de entre seis y siete años de edad deberán viajar en un asiento de seguridad si miden entre 4 pies 9 pulgadas o menos, dijo el Club del Automóvil del Sur de California (AAA). Anteriormente, solo los pasajeros menores de seis años y que pesaran 60 libras o menos eran obligados a viajar en asientos de seguridad.

“La investigación de seguridad de trafico muestran que los niños de entre cuatro y siete años de edad tienen el 59 por ciento menos probabilidades de sufrir lesiones en un accidente de tránsito si están usando un asiento de seguridad. Los cinturones de adultos no funcionan bien para los menores de edad ya que no les ajusta correctamente”, indicó Alice Bisno, portavoz oficial de AAA en un comunicado de prensa.

La multa por la primera infracción de la ley será de 100 dólares y la segunda será de 250 dólares, dijeron las autoridades. Los conductores que sean encontrados violando la ley en tres o más ocasiones enfrentaran multas de hasta mil dólares, añadieron.

Otra ley que entro en vigor es AB 520, la cual le permite a una persona que ha sido encontrada culpable de conducir bajo los efectos del alcohol solicitar una licencia restringida tres meses después en lugar de un año como estaba previamente establecido. La ley permite obtener una licencia de conducir restringida solo si el delincuente cumple con los requisitos tales como instalar un dispositivo de encendido y bloqueo en sus vehículos.

A mediados de año, el 1 de julio para ser más exactos, la ley AB 1215 entrará en vigor. Bajo esta nueva ley, los concesionarios de automóviles nuevos estarán obligados a registrar electrónicamente un vehículo nuevo vendido al Departamento de Motores y Vehículos (DMV). La nueva ley permite a los concesionarios cobrar hasta 80 dólares por el procesamiento electrónico y 65 por el proceso manual.

Ese mismo día entrará en vigor una ley que aumentará la tasa de matriculación de vehículos en 12 dólares de 31 dólares a 43 dólares por año. Esta nueva tarifa se cobrará junto con el pago de licencia vehicular. La nueva ley generará más de 360 millones al estado de California para sustentar gastos de la oficina DMV. La ley no aplica a las motocicletas, vehículos todo terreno o vehículos recreativos, dijeron las autoridades.