RIVERSIDE: Los beneficios del programa de inmersión dual

DIANA CERVANTES/ESPECIAL PARA LA PRENSA
Matemáticas también se imparte en español.
1 de 6 Next Image

Riverside - “De colores, de colores se visten los campos en la primavera

De colores, de colores son los pajarillos que vienen de fuera

De colores, de colores es el arcoiris que vemos lucir…”

Y es así con los colores del arcoiris como se clasifica cada una de las mesas de trabajo de los niños de la Escuela Primaria Washington, ubicada en el corazón de Riverside, donde aprenden español e inglés bajo el Programa de Inmersión Dual los niños de 5 y 6 años, quienes hablan perfectamente en ambos idiomas.

“Hace apenas dos años que el Programa de Inmersión Dual comenzó en esta escuela. Solo tenemos niños de kinder y primer grado. El objetivo es que cuando finalicen su educación primaria, salgan hablando ambos idiomas y que lo hagan con bases académicas firmes”, dijo Patti DeRobles, especialista del Programa de Inmersión Dual del Distrito Escolar Unificado de Riverside (RUSD).

En RUSD, solamente las escuelas Washington y Castle View ofrecen el programa. Washington comenzó hace dos años y Castle View lo hizo apenas este año.

“La respuesta de la comunidad angloparlante ha sido muy positiva. Tenemos una lista de espera para niños que solo hablan inglés. Sin embargo, nos están haciendo falta niños que tengan como idioma materno el español”, dijo DeRobles.

Un ejemplo es Brandon, quien cursa el primer grado. Recibe instrucción en español el 90 por ciento del tiempo y el 10 por ciento restante es en inglés.

Brandon sigue al pie de la letra las instrucciones de su maestra. Comienza el dictado. Toma su lápiz y comienza a escribir las palabras que su maestra va pronunciando.

“Enseguida, rápidamente, vestido… rápidamente lleva acento, ¿verdad señora Capizano?”, pregunta Brandon a su maestra mientras sigue anotando.

Brandon admitite que “me gusta mucho el español, pero mis papás no saben hablarlo”.

El caso de Brandon es parecido al de Jessica, quien apenas cursa el preescolar. La diferencia es que Jessica es de origen hispano, pero habla inglés en su casa a pesar de que el idioma materno es el español.

“En casa de mis papás se habla español, pero en la escuela hablábamos inglés, así nos acostumbramos. A veces mi mamá nos decía algo en español y le contestábamos en inlgés. Ahora pasa al revés. Les digo (a mis hijos) muchas cosas en inglés y me contestan en español”, recuerda Carolina Ramírez, residente de Riverside y madre de tres hijos de 15, 5 y 3 años.

Aunque los hijos de Ramírez aún no entran a una escuela con programa de inmersión dual, en el preescolar al que asisten sí están expuestos al uso del español al 100 por ciento.

“A mí me gusta la idea de que hablen bien el español y que tengan la oportunidad que no tuvimos de aprender bien nuestro propio idioma”, dice Ramírez, quien está considerando llevar el próximo curso escolar a sus hijos a la Primaria Washington.

Objetivos

Los salones de clase en el programa de inmersión dual deben tener la misma cantidad de estudiantes angloparlantes e hispanoparlantes. Por ejemplo, debe haber ocho que tengan como idioma materno el inglés y ocho que la lengua materna sea español.

Para Patricia Amaya-Thetford, maestra de kinder y “Maestra del año” de RUSD en el año escolar 2012-2013, la inmersión dual da a los estudiantes la posibilidad de comunicarse en español e inglés a un nivel académico.

“Al principio, muchos niños no nos entienden. Son los mismos estudiantes los que se convierten en los ayudantes, en los guías. Motivan a sus compañeros y al final del año los niños angloparlantes ya están hablando y escribiendo en español”, dijo Amaya-Thetford.

Tal vez, el punto más importante de la inmersión dual es que los estudiantes comienzan desde cero. Todos están al mismo nivel. No se considera a ningún niño dentro de la brecha de aprendizaje que sí se presenta en el sistema escolar de enseñanza tradicional.

“Es normal que en muchas ocasiones los niños enseñen o corrijan a sus padres cuando los escuchan decir algo mal en español”, dijo la maestra Amaya Thetford.

Los programas de inmersión dual mantienen las mismas normas académicas y el mismo plan de estudios que tienen los programas tradicionales del distrito escolar. Se espera que los estudiantes de inmersión dual tengan los mismos niveles de rendimiento académico que los estudiantes inscritos en otros programas del distrito.

“El programa tiene tres metas. La primera es alcanzar altos niveles academicos; la segunda es altos niveles de bilingualismo; y la tercera es el entendimento intercultural y altos niveles de autoestima”, dijo Amaya-Thetford. “No hay competencia entre idiomas”.

Modelo 90/10 y 50/50

El modelo a seguir en la enseñanza de inmersión dual en la escuelas primarias Washington y Clay View es el modelo 90/10, es decir, el 90 por ciento de la enseñanza se realiza en la lengua minoritaria y el 10 por ciento restante en inglés hasta el primer grado, generalmente. A medida que los estudiantes van cambiando de grado, la enseñanza en inglés va aumentando y la enseñanza en la lengua minoritaria va disminuyendo, hasta que en cuarto o quinto grado se enseña el 50 por ciento del tiempo en un idioma y el 50 por ciento en el otro. En el modelo 50/50, el tiempo dedicado a la enseñanza en ambos idiomas es el mismo desde el principio.

En caso de que alguna familia esté interesada en que sus hijos participen en el programa, pueden solicitar una transferencia y regularmente son aceptados. Lo primordial es promover el programa y mostrar los resultados que pueden dar.

Las autoridades escolares saben bien que la falta de confianza de los padres no es gratuita. Los programas de educación bilingüe y los intentos de prohibición de un segundo idioma los han hecho dudar de los resultados de los programas de inmersión dual.

“Sabemos que las experiencias del pasado no han sido muy buenas. Antes, la idea era que los estudiantes hablaran inglés lo antes posible. El español se utilizaba como idioma de transción, pero ahora las cosas son distintas. La inmersión dual es un programa académico que da más oportunidades a los estudiantes”, recalcó De Robles, quien añadió que otro de los problemas a los que se enfrenta la comunidad es el medio de transporte.

“Hay familias que estarían dispuestas a venir a esta escuela, pero solo tienen un auto y se les dificulta llegar. Este ha sido otro gran obstáculo para atraer a más familias al programa”.

Definitivamente, el bilingüismo, además de que fortalece la identidad cultural, es una herramienta que permite tener éxito en un mundo cada vez más competitivo.

Para información:

El próximo año escolar, los estudiantes de kinder asistirán tiempo copleto a la escuela. La Primaria Washington tendrá kinder, primero y segundo; y la Primaria Clear View tendrá kinder y primer grado.

Para estudiantes de estos grados, las inscripciones ya están abiertas. Desafortunadamente, en Riverside no hay programa de inmersión dual para estudiantes de grados más avanzados.

En caso de que quiera que sus hijos asistan a una de las escuelas que ofrecen el programa, llame al (951) 788-7135, ext. 40819.