ONTARIO: Festival Cinco de Mayo

ALEJANDRO CANO/ESPECIAL PARA LA PRENSA
1 de 2 Next Image

ONTARIO - Al ritmo de cumbia, rancheras y baladas románticas, cientos de personas disfrutaro del tradicional festival de Cinco de Mayo en la ciudad de Ontario para conmemorar el 150 aniversario de la Batalla de Puebla.

Organizado por la Cámara de Comercio Hispana de Ontario y el Consulado de México en San Bernardino, entre otros, el festival que conmemora la victoria de un combate entre el ejército mexicano, liderado por el general Ignacio Zaragoza, y el francés, contó con la participación de artistas de renombre, como Los Caminantes, así como artistas locales, incluyendo grupos folclóricos y el tradicional mariachi.

El magno evento contó con una ceremonia cívica en la que participaron políticos locales, como el congresista Joe Baca, la asambleísta Norma Torres, el alcalde de Ontario, Paul de León; la cónsul general de México en San Bernardino, Carolina Zaragoza Flores; y Luis Rojas, presidente de la Cámara de Comercio Hispana local.

Por más de siete horas, los asistentes que desafiaron el soleado día disfrutaron de presentaciones culturales, incluyendo la participación de los grupos folclóricos Flores Mexicanas y “Guadalupano”, la música de Manuel Mendoza “El Charro” y la melodiosa voz de Viki Cabrera, así como el espectáculo de magia de Yonkany y Anabel.

En la antesala del plato fuerte estuvieron la solista María Raquenel, alias “Mary Boquitas”, y los grupos de música tropical: Grupo Las Guerreras y Vilma Díaz y la Sonora, quien interpretó canciones de la famosa Sonora Dinamita.

Miguel Esqueda, conocido como “El Hijo de la Banda”, y Lupita Fernández entretuvieron a la multitud que pacientemente esperó la llegada de Los Caminantes de Agustín Ramírez, fundador, cantautor y cantante líder, quien interpretó las inolvidables canciones “Amor sin palabras”, “Supe perder” y “Para que quieres volver”, entre otras.

Con su acostumbrado y famoso sonido, Los Caminantes hicieron que los corazones de varios palpitaran apresuradamente para lograr un éxtasis emocional. Los Caminantes transportaron a los asistentes a un mundo de fantasía y a una época en donde a la mujer se le conquistaba con “Dos cartas y una flor”.

En el aspecto cultural, el Consulado de México en San Bernardino presentó la galería fotográfica del artista Carlos Cortés, así como una muestra de platillos asociados con la fecha.

La comida tradicional no pudo faltar, incluyendo el popular mole poblano, la cochinita pibil de Yucatán y las pupusas del El Salvador, así como los acostumbrados tacos y nachos y las aguas frescas. Familias enteras también disfrutaron del festival que dejó saldo blanco y en el cual reinó la harmonía entre personas de diferentes países latinoamericanos.

En el evento participaron decenas de empresas locales, como Inland Body and Paint Center, de Fontana; Rojas Enterprises, de Ontario; la estación de radio 1220 AM, de Pomona; la organización Salvadoreños Unidos en el Exterior y la abogada de inmigración Rosa Elena Sahagún, de Riverside, quien rifó dos televisores de 42 pulgadas como parte de su agradecimiento a la comunidad por el apoyo obtenido por los últimos 10 años.