INLAND: Rinden homenaje a Graciano Gómez

OLGA ROJAS/LA PRENSA
Mike Morrell, Wilmer Amina Carter, Graciano Gómez, Yolanda Ortega, Gloria Negrete McLeod y Robert Dutton
1 de 6 Next Image

En septiembre del 2013, el Distrito Escolar Unificado de la ciudad de San Bernardino tendrá una nueva escuela primaria con el nombre de una de las personalidades más reconocidas y queridas de esa localidad: Graciano Gómez.

Este editor y fundador del Inland Empire Hispanic News (1988-2010), veterano de la Segunda Guerra Mundial (1945-1946) y ex miembro de la Junta de Distrito Escolar Unificado de la Ciudad de San Bernardino (1971-1978) fue calificado por muchos como un servidor social.

En la ceremonia donde se dio inicio a los trabajos de construcción de esa escuela, asistieron unas 200 personas, desde el obispo de la Diócesis de San Bernardino, Gerald Barnes, quien fue el encargado de bendecir el lugar, hasta el sacerdote católico Patricio Guillén, director de la Librería del Pueblo.

“Que esta nueva escuela que lleva el nombre de nuestro hermano sirva a todos los niños con esperanza y paz” dijo Barnes.

Gómez confesó que sabía que su nombre había era uno de los que estaba estudiando el consejo administrativo del distrito escolar para designar esta escuela, y que fue alrededor de un año que se enteró de la buena noticia.

“Naturalmente que estoy muy complacido, es un honor que algo así acontezca en vida y estoy muy contento no sólo por mí, sino por mi familia” dijo Gómez.

Yolanda Ortega, superintendente interina del Distrito Escolar Unificado de la Ciudad de San Bernardino, expresó que “realmente es histórico... Estamos honrando a un miembro de la comunidad, que fue un miembro de esta junta escolar y que siempre ha abogado por la importancia de la familia”.

Entre los varios miembros de su familia que se hicieron presentes en el evento se encontraba su sobrina, Yolanda Martínez, quien calificó a su tío como una persona generosa.

También asistieron legisladores de ambos partidos políticos: senadores y asambleístas californianos, así como los alcaldes de San Bernardino, Corona, Redlands (quien es primo de Graciano Gómez), varios concejales de diversas ciudades, la cónsul de México en San Bernardino y la junta en pleno de ese Distrito Escolar.

La senadora demócrata de la asamblea de California, Gloria Negrete McCloud, agradeció a Gómez “por sus décadas de servicio trabajando por la comunidad, y por hacer posible que nuestros niños tengan la mejor educación”.

Por su parte, el senador republicano de la asamblea de California, Robert Dutton dijo que “este proyecto traerá empleos en un área conocida por sus altas cifras de desempleo. Creo que no pudieron escoger un mejor nombre para esta escuela”.

Mientras que la asambleísta demócrata Wilmer Amina Carter, expresó que “yo he trabajado la mayoría de mi vida en la educación y es un honor entregar este certificado a alguien con quien he luchado por la educación. Su historia será aprendida por los estudiantes para que no olvidemos sus contribuciones”.

El asambleísta republicado, Mike Morrel, señaló que “usted ha hecho cosas que esperamos los niños también hereden”.

El concejal de Rialto, Joe Baca Jr. afirmó que su padre, el congresista demócrata del mismo nombre, no pudo asistir al evento, pero que lo había enviado en su representación.

“Ellos han sido amigos cercanos y han trabajado juntos. Graciano Gómez es un gran estadounidense quien ha luchado para que la comunidad latina se eduque” dijo Baca.

Gary Thomas, superintendente de escuelas del Condado de San Bernardino, expresó que “cuando conocí a Graciano en el 2004, me impresionó que siempre resaltaba la importancia de obtener calidad educativa”.

El alcalde de San Bernardino, Patrick J. Morris, recordó que Gómez vivió unos tiempos difíciles, que no estaban llenos de mucha paz, pero que él supo con civismo abogar por la cultura, la música y lo más importante, por la educación.

Como recordarán Graciano Gómez vivió en la época de la segregación racial en las escuelas de California, donde los niños de las minorías eran separados en otras escuelas por su condición racial.

Gómez, a quien sus allegados llaman ‘Graci’ pidió que no se enfocaran en él, sino en la importancia de la educación.

Graciano Gómez es el hijo mayor de Filomeno Gómez, un inmigrante mexicano quien murió cuando Graciano sólo tenía 12 años.

A su madre, Martha Gómez, le correspondió la tarea de sacar adelante a la familia durante la época de la Gran Depresión económica en los Estados Unidos, ella siempre les inculcó a él y a sus otras 3 hijas, el valor de la educación. Todos egresaron de la Preparatoria de Redlands.

Luego de regresar del servicio militar, Gómez trabajó en la Base de la Fuerza Aérea Norton.

Todos coincidieron en afirmar que este ciudadano abogó por los derechos educativos de los jóvenes, especialmente de los latinos.

La escuela primaria Graciano Gómez tiene 13.9 acres de terreno y estará diseñada con modernos equipos. Se localizará entre las avenidas 11 y Herrington Drive y tendrá la capacidad de atender a 580 estudiantes en 24 salones de clase.

El proyecto tiene un costo de 18 millones de dólares y espera inaugurarse en septiembre del 2013.

A sus 88 años, Gómez dijo sin titubear que estará involucrado en la escuela que lleva su nombre.

“Yo he estado naturalmente involucrado en la educación y estaré involucrado en esta escuela para que tenga muy buenos métodos de enseñanza para nuestros niños. Hay muchas personas que conozco con quienes trabajaré para lograr que ésta sea una de las mejores del distrito escolar”.