INMIGRACION: Obama anuncia respaldo a “Dream Act”

  /THE ASSOCIATED PRESS
Los estudiantes de izquierda a derecha: David Buenrostro, Santiago Adrián, y Jael Ramos protestaron frente a las oficinas de campaña de Obama en Culver City, California, Jueves, 14 de junio 2012.
El presidente Obama anunció el viernes 15 de junio el cese a las deportaciones de jóvenes indocumentados y la oportunidad de obtener permisos de trabajo.
1 de 3 Next Image

El presidente Barack Obama dijo el viernes que su plan de suspender las deportaciones y ofrecer permisos de trabajo por dos años a inmigrantes no autorizados menores de 30 años y que reúnan ciertas características hace al sistema migratorio “más justo y más eficiente”.

“Es la medida correcta”, dijo Obama en la Casa Blanca horas después de que la secretaria de seguridad nacional Janet Napolitano anunciara la medida que ofrece un alivio temporal y por vía administrativa a cientos de miles de personas que esperan beneficiarse del proyecto de ley Dream Act.

Obama remarcó que “esto no es una amnistía, esto no es inmunidad. Esto no es una vía para la naturalización, no es una solución permanente. Esto es una medida temporal”.

”Pónganse en sus zapatos”, dijo Obama en una comparecencia en la Casa Blanca. El recordó que muchos de los jóvenes que se beneficiarán de medida, en su mayoría hispanos, “fueron traídos a Estados Unidos por sus padres” y no es justo que sean deportados a un país “del que no saben nada y cuya lengua no hablan”.

“No tiene sentido expulsar a jóvenes talentosos”, dijo el presidente y añadió que tomaba la medida ante la falta de decisión del Congreso “para reparar nuestro sistema quebrado”.

El anuncio ocurre días después de que activistas a favor del Dream Act depusieran una huelga de hambre y anunciaran planes de tomar oficinas de campaña de Obama para presionarlo a emitir una orden ejecutiva que detenga las deportaciones, mientras el mandatario corteja activamente el voto hispano, crucial en varios estados, en su búsqueda de la reelección en noviembre.

El centro de estudios Pew Hispanic Center estimó que la medida podría beneficiar a 1,4 millón de personas, incluyendo a 700.000 inmigrantes no autorizados de entre 18 y 30 años que ingresaron a Estados Unidos como niños y que actualmente cursan estudios o ya terminaron la secundaria, y a otras 700.000 personas menores de 18 años y que cursan estudios. El segundo grupo incluye a 150.000 estudiantes de secundaria.

La decisión representa una excelente estrategia política por parte de Obama, según activistas que abogan por los derechos del inmigrante.

Napolitano, a través de un comunicado de prensa, indicó que los jóvenes beneficiados son aquellos que no representan un riesgo para la seguridad nacional ni para la seguridad pública. Aquellos que puedan cumplir con estrictos requisitos serán considerados para recibir alivio contra la deportación o contra el inicio de la misma, dijo.

“Las leyes de inmigración de nuestro país deben hacerse cumplir de una manera firme y sensata. Pero no están diseñadas para hacerse cumplir ciegamente sin tener en cuenta de las circunstancias individuales de cada caso”, comentó Napolitano. “Ni están diseñadas para deportar a jóvenes productivos al país donde puede que no hayan vivido nunca o que ni siquiera hablen el idioma. En estos casos, la discreción, la cual se utiliza en tantas otras áreas, está especialmente justificada”.

Aquellos que demuestren que cumplen con los criterios serán elegibles para recibir la acción diferida durante un periodo de dos años, sujeto a renovación, y serán elegibles para solicitar la autorización de empleo, añadió Napolitano.

Para calificar, el solicitante deberá haber emigrado al país antes de los 16 años de edad, deberá tener menos de 30 años, y haber vivido en el país ininterrumpidamente por al menos cinco años. Además, el solicitante deberá ser estudiante, haberse graduado o haber obtenido un certificado de desarrollo de educación general (GED), o ser veterano que haya sido dado de alta con honores de las Fuerzas Armadas del país, indicó Napolitano.

Por último, el solicitante no deberá tener antecedentes penales y su historial delictivo deberá ser limpio, añadió. El uso de la discreción procesal no otorga ningún derecho fundamental, estatus migratorio ni camino a la ciudadanía, recalcó la Secretaria.

“Solo el Congreso, actuando a través de su autoridad legislativa, puede otorgar estos derechos”, indicó.

Reacción local

La orden entra en vigor inmediatamente, sin embargo, según Napolitano, se espera que las agencias federales comiencen la implementación del proceso de solicitud en un plazo de 60 días, tiempo que para Jesús Barrios, estudiante de colegio radicado en Pomona y una de las 800,000 personas que la orden beneficiará, representará una eternidad.

“Mi reacción inicial es de alegría y jubilo porque todo el esfuerzo valió la pena. Sin embargo, debemos esperar hasta que se cumpla. La orden del Presidente Obama del año pasado aun está por cumplirse del todo”, comentó Barrios. “Pero por eso continuaremos luchando para que las ordenes se respeten”.

Sandy Flores, residente de Ontario y graduada de la Universidad del Estado de California en San Bernardino con una licenciatura en administración de empresas, dijo sentirse agradecida y contenta pero también aseguró que hasta no ver no creer.

“Esto es posible gracias a todos aquellos que salieron de las sombras. Es definitivamente un paso hacia la meta. Pero aun no lo puedo creer del todo y no lo creeré hasta tener en mis manos el permiso de trabajo deseado. Mientras tanto, la lucha continua”, comentó Flores.

La abogada de inmigración Rosa Elena Sahagún, basada en Riverside, instó a la comunidad vía correo electrónico desde la Ciudad de México en donde acude a una conferencia sobre inmigración, a tener cuidado y a tomar las precauciones necesarias para evitar ser víctimas de estafas.

“Con el anuncio reciente de la administración habrá mucho fraude. No hay amnistía. El beneficio a los estudiantes no es la inmediata legalización. Este cambio tendrá un efecto más directo en casos frente a un juez migratorio. Busquen asesoría de un abogado. No dejen que la desesperación de regularizar sus estatus migratorio lo lleve a perder su dinero”, indicó Sahagún.

Analistas políticos aseguran la decisión representa un riesgo pero que a la larga beneficiará a la campaña del Presidente Obama. Se sabe que el voto Latino ha sido mayoritariamente demócrata y pese a que muchos están en desacuerdo con el excesivo número de deportaciones, esta decisión brinda esperanza y renueva el espíritu combatiente de los soñadores.

“Hoy el presidente Obama mostró liderazgo y valentía al garantizar un relajo administrativo para los 'dreamers' (los jóvenes que podrían acogerse al Dreat Act)”, aseguró Eliseo Medina, secretario general del SEIU, que aglutina a unos 2,2 millones de enfermeras, trabajadores de limpieza, cuidadores de niños y empleados de otros servicios.

En opinión de Medina, la medida anunciada hoy es “de sentido común”, al tiempo que “resulta fiscalmente responsable y cuenta con un amplio apoyo”.

“No cabe duda que éste es un gran paso por los derechos civiles de la comunidad inmigrante”, señaló Jorge-Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA, en inglés).

“Sin embargo queremos asegurarnos que se aplique esta nueva directiva de una manera eficaz y de una manera justa y que nadie, absolutamente nadie, se queda atrás”, agregó el activista.

Oposición a la medida

Por su parte, la oposición, en su mayoría personas pertenecientes al partido Republicano, alega que es injusto que se recompense a personas que han violado las leyes migratorias y que esta decisión envía el mensaje equivocado al mundo de que cualquiera puede emigrar ilegalmente y pelear hasta ganar la estadía legal.

El virtual candidato presidencial del Partido Republicano, Mitt Romney, quien ya ha expresado su oposición a medidas o leyes que otorguen beneficios a los inmigrantes indocumentados, continúa hoy su gira por seis estados y, hasta el mediodía, no había hecho comentarios a los anuncios desde Washington.

El senador Marco Rubio, de Florida, estrella hispana ascendente en el Partido Republicano, indicó que “hay un amplio apoyo para la idea de que deberíamos encontrar la manera de ayudar a los jóvenes que son (inmigrantes) indocumentados sin que sea culpa suya”.

“Pero también hay un amplio consenso en el sentido de que esto debería hacerse de manera que no estimule la futura inmigración ilegal”, añadió. “El anuncio de hoy será bienvenido por muchos de estos chicos desesperados por una respuesta, pero es una respuesta de corto plazo a un problema de largo plazo”.

El representante Steve King, republicano de Iowa, sostuvo que los estadounidenses “deberían indignarse por que el presidente planifique usurpar la autoridad constitucional del Congreso otorgando amnistía, por edicto, a un millón de extranjeros ilegales”.

Según King, el Congreso ya ha rechazado proyectos de Ley que hubiesen beneficiado a estos inmigrantes indocumentados y “aún así el presidente Obama ha decidido que seguirá adelante con el asunto de todos modos”.

Euforia entre “soñadores”

Cientos de jóvenes de la Red de Sueños de California celebraron viernes la decisión presidencial que aplaza la deportación de los jóvenes indocumentados y les otorga permiso de trabajo, aunque se mostraron cautelosos en su alegría.

“Sabemos que es un paso en la dirección correcta, pero solamente es un paso temporal y queremos asegurarnos de que el presidente Obama pueda incrementar estos cambios a nivel nacional y que se hagan realidad”, dijo Justino Mora estudiante de Universidad de California de Los Ángeles (UCLA) y uno de los líderes de la Red de Sueños de California.

A pesar del anuncio presidencial, cerca de medio millar de estudiantes decidieron continuar con sus planes de manifestarse en el centro de Los Ángeles para protestar por la deportación de “miles de padres, que está quebrantando la unidad de las familias inmigrantes”.

“Continuamos en la lucha para que esto no se convierta en un juego político del presidente Obama”, declaró a Efe Myrna Ortiz, organizadora estatal de la Red de Sueños y parte de los cerca de 500 estudiantes que protestaron frente al Edificio Federal y al centro de detención de indocumentados en Los Ángeles.

Ortiz espera que el presidente Obama “realmente tome los pasos para aplicar esta política y que los indocumentados tengan la protección frente a las deportaciones”.

Ortiz aseguró que seguirán luchando para que lo sucedido hoy “no sea sólo un anuncio que se olvide la semana próxima, sino que (las autoridades) tengan un plan y un calendario para saber cuando esto se va a hacer realidad”.

“Es un día alegría pero también de continuar peleando”, concluyó la joven activista.

La nueva directriz ofrece un aplazamiento de dos años a los jóvenes indocumentados que estén en proceso de deportación, así como la posibilidad de solicitar permiso de trabajo, siempre y cuando cumplan ciertos requisitos de edad, estudios y tiempo de permanencia en el país y no presenten antecedentes delictivos graves.

Preguntas y repuestas sobre cambios en la ley:

¿Qué significa este beneficio?

La nueva Ley implica el fin de las deportaciones de jóvenes, que se beneficiarían con el Proyecto de Ley del Sueño. Los jóvenes obtendrán acción diferida, un mecanismo que permite permanecer en el país y solicitar permisos de trabajo.

¿Por cuánto tiempo se da el beneficio?

Por dos años, con la posibilidad de renovarlo.

¿Cuánto cuesta?

La aplicación no tiene costo. El USCIS cobra por el trámite del permiso de trabajo 380.00 dólares.

¿Quiénes se beneficiarán?

Los individuos que demuestren que cumplen con los siguientes criterios, serán elegibles para acción diferida, considerado caso por caso:

1.-Debe haber llegado a los Estados Unidos siendo menor de dieciséis años de edad.

2.- Debe haber vivido ininterrumpidamente en los Estados Unidos durante al menos cinco años, antes de la fecha de este anuncio y estar presente en el país en la fecha del mismo.

3. -Debe estar asistiendo actualmente a la escuela, haberse graduado de secundaria, haber obtenido un certificado de desarrollo de educación general, o ser un veterano que ha sido dado de alta con honores de los Guardacostas o las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

4.- No haber sido condenado por un delito mayor, un delito menor significativo, múltiples delitos menores, ni representar una amenaza para la seguridad nacional o la seguridad pública.

5.- No ser mayor de treinta años de edad.

En el caso de no tener pruebas de residencia organizaciones como el Foro Nacional de Inmigración están advirtiendo a los jóvenes que decidan solicitar, que si no cuentan con pruebas de su residencia en el país, como por ejemplo, antecedentes médicos, consigan un documento que certifique que estaban en Estados Unidos el 15 de junio de 2012.

¿A quienes beneficiará?

El Departamento de Seguridad Nacional estima que cerca de 800,000 personas se verán beneficiadas.

Para los individuos que ya han recibido alivio administrativo a través de la revisión extraordinaria de deportaciones realizada por el gobierno, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE)  les dará acción diferida de inmediato.

¿Qué agencias de gobierno se encargarán de implementar la ley?

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), se encargará de la mayoría de los casos. El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) se encargará de los casos de personas que ya están en proceso de deportación.

¿Desde cuándo se hará efectivo?

El anuncio tiene carácter inmediato. Eso significa que desde hoy, las deportaciones de jóvenes que cumplen con los criterios, deben parar por completo. USCIS y ICE iniciarán la implementación del proceso en 60 días.

Para más información visite los sitios de internet: .www.uscis.gov, la pagina www.ice.gov, o la pagina .

A partir del lunes 18 de junio las personas podrán llamar a los teléfonos de USCIS: 1-800-375-5283 o al  ICE: 1-888-351-4024 durante horarios de trabajo.

Información de Diana Cervantes, Agencia EFE y The Associated Press forma parte de este reportaje.