FONTANA: Pirómano incendia cuarto consultorios dentales

STAN LIM/THE PRESS-ENTERPRISE
eL Ingeniero Willie GuttierreZ, a la izquierda, y EL bombero/paramédico Steve Story, del Departamento de Bomberos del Condado de San Bernardino, recogen los marcadores de evidencia en la escena de una oficina de Western Dental que estuvo involucrado en un incendio por la madrugada jueves, 14 de junio 2012 en Fontana.

Un pirómano inició un incendio intenso justo antes del amanecer, causando más de 1 millón de dólares en daños a un consultorio dental en Fontana, derritiendo casi todo lo que estaba dentro. Este hecho es el cuarto incendio en consultorios dentales durante los pasados tres meses en esa ciudad, dijeron funcionarios del Departamento de Bomberos de San Bernardino.

El incendio más reciente fue reportado a las 3:22 a.m. del jueves 14 de junio, en el Centro Dental Western, en el 10144 de la Av. Sierra, en un centro comercial casi a una cuadra al sur del Hospital Káiser y justo al norte de la Interestatal 10.

El humo salía por todos los lados del local de 3,100 pies cuadrados de un restaurante modificado, y las llamas salían ya por la parte de atrás cuando las primeras cuadrillas de los bomberos llegaron cinco minutos después que la alarma sonó.

“El fuego comenzó en la parte de atrás del edificio y se estuvo incendiando por un tiempo antes de que una persona que pasó por allí se diera cuenta y lo notificara”, dijo.

El portavoz del Departamento de Bomberos Tracey Martínez. “El edificio está aún en pie. Pero… todo lo que estaba dentro está completamente destruido”.

Todo se derritió, las computadoras, las sillas dentales y una máquina de rayos X. Además, el denso humo daño todo el edificio, aunque las cuadrillas de bomberos contuvieron las llamas en una esquina y en el ático.

Tres otros consultorios dentales – también a lo largo de la Avenida Sierra – fueron incendiadas en abril en las 10 cuadras cercanas al lugar del incendio del jueves.

Hay similitudes que sugieren que los incendios están relacionados, dicen los investigadores.

“Los momentos (durante la noche) en que comenzaron los incendios son similares. Los lugares (dentro de la ciudad) son similares. Los tipos de negocio son idénticos”, dijo el Sub Jefe de Bomberos Mike Horton. “El método de ignición es extremadamente similar”.

Una ventana rota en la parte trasera señala el lugar donde comenzó el fuego del jueves.

“Alguien que pasó se dio cuenta del fuego y del humo (que salía del edificio) por una ventana en la esquina suroeste del edificio”, dijo Horton.

Cinco cuadras mas allá hacia el norte, la recepcionista dental Carolina Cuba dijo que un fuego que sucedió el 7 de abril también comenzó cerca de una ventana en el consultorio del Dr. Narenda G. Vyas en la cuadra 9600 de la Avenida Sierra.

“Alguien rompió la ventana y lanzo un recipiente con gasolina por ahí”, dijo Cuba. “Uno podía oler la gasolina”.

Nuevamente, el fuego fue muy intenso. Los daños totalizaron 15,000 dólares, dicen los funcionarios de los bomberos.

“La silla (del consultorio dental) y la computadora se derritieron por completo”, recordó Cuba. “La parte de adentro de la habitación estaba completamente negra”.

El edificio estuvo cerrado durante semanas. Hubo que ponerle alfombras nuevas y pintarlo de nuevo.

Ambos incendios restantes – el del 6 de abril y el del 9 de abril – sucedieron en un edificio de consultorios dentales en el 9193 N de la Av. Sierra. Uno ocurrió en un consultorio acabado de desocupar que aun estaban amoblando. El otro sucedió en un consultorio ocupado que ya abrió de nuevo.

Los daños totales en esos dos incidentes alcanzaron otros 15,000 dólares, dicen funcionarios de los bomberos.

No se han efectuado arrestos. Cualquiera que tenga información acerca de los incendios o acerca de quien los causó puede llamar a We-Tip al teléfono 1-800-472-7766.