INMIGRACION: Jovenes del Inland celebran anuncio de Obama

ALEJANDRO CANO/ESPECIAL PARA LA PRENSA
Palabras de agradecimiento y frases de motivacion para continuar luchando por el objetivo principal, la reforma migratoria integral.
2 de 4 Previous Image Next Image

SAN BERNARDINO.-- El anuncio al cese de deportaciones de cientos de miles de jóvenes indocumentados y la oportunidad de obtener un permiso de trabajo generó jubilo entre la comunidad inmigrante en toda la nación, la región de Inland Empire no fue la excepción.

Agradecidos con la administración del Presidente Barack Obama, alrededor de una docena de simpatizantes y lideres que abogan por los derechos de inmigrante, se congregaron en las puertas del ayuntamiento de la ciudad de San Bernardino el viernes 15 de junio por la tarde para celebrar y recordarle a la comunidad que la lucha por una reforma migratoria integral aun continua.

“Este es solo un paso en la dirección correcta. Aun nos falta mucho camino que recorrer antes de conseguir el objetivo principal, la reforma migratoria”, comentó Fernando Romero, coordinador de la Coalición Justicia para los Inmigrantes del Inland Empire. “Estamos agradecidos con el gobierno ya que esta decisión beneficiará a muchos estudiantes a conseguir el sueño americano. Los esfuerzos no han sido en vano, pero deben continuar”.

El ex profesor de la Universidad de Pitzer y actual Presidente de la Mesa Redonda Latina del Valle de Pomona, José Calderón, indicó que la decisión se originó luego de las innumerables demostraciones de repudio en contra de un sistema que ha deportado a más de 400,000 personas indocumentadas por año. Calderón añadió que Obama tomo la decisión correcta, misma que le podría ayudar a conseguir el voto Latino en las elecciones de noviembre.

“La comunidad Latina había perdido la fe en el presidente pero esta decisión lo pone más cerca de le reelección. De continuar así, no tendrá problema en conseguir el voto Latino”, dijo Calderón. “Lo ocurrido es importante y la consideramos una victoria, sin embargo, aun nos falta conseguir licencias para los indocumentados, el cese a las incautaciones de vehículos, y una forma de legalización para más de 12 millones de indocumentados”.

Para conseguir la reforma migratoria, Calderón propusó redoblar los esfuerzos para registrar al votante Latino y continuar presionando a los legisladores locales a que encaren la situación de manera responsable. Ana Laura Antúnez, de 18 años y recién graduada de la escuela preparatoria Norte Vista de Riverside, comentó que ya es momento de que los jóvenes preparatorianos se “despabilen” y salgan a las calles a demostrar su enojo con el sistema.

“No serán estudiantes de preparatoria por siempre, algún día tendrán que enfrentar el mundo real, y ese mundo real es cruel e injusto. Las leyes nos marginan y la sociedad nos discrimina porque no tenemos un documento que diga que eres legal, pues eso tiene que cambiar. Es hora de dejar el sofá y es hora de educarse, registrarse para votar y exigir los derechos”, indicó Antúnez, inmigrante indocumentada que arribó a los Estados Unidos a los tres años de edad.

Antúnez es una de las más de 800,000 mil personas indocumentadas que según las autoridades federales serán beneficiadas con el anuncio. Al igual que ella, María Rodríguez, residente de Pomona, ha esperado por años y ansiosa la tan deseada decisión.

“Un permiso de trabajo te cambia la vida, te brinda la oportunidad de contribuir con la economía. En verdad ya se había tardado el presidente”, dijo Rodríguez.

Los jóvenes tendrán que esperar un lapso de 60 días antes de comenzar cualquier trámite y aunque la decisión no encamina a la legalización, es más que bienvenida.

“Es un respiro”, concluyó Rodríguez.