EDUCACIÓN: Centro no podrá impartir más clases de inglés

OLGA ROJAS/LA PRENSA
Este es el certificado que El Sol Neighborhood entregaba a quienes culminaban estas clases de inglés
6 de 6 Previous Image

El Sol Neighborhood es una organización sin fines de lucro que fue fundada en 1991 y que provee servicios educacionales a las comunidades con necesidad en San Bernardino.

Alexander Fajardo, director ejecutivo de esta institución, informó que “hemos estado dando este programa por 16 años, nos contrata el Distrito Escolar Unificado de la ciudad de San Bernardino con dinero que viene del estado de California, y por una política interna ahora esos recursos se los estarán dando sólo a la escuela de adultos”.

Fajardo calificó esta situación de injusta.

Aparentemente el doble de la cantidad de dinero se entrega a la escuela de adultos y ellos sólo sirven a la mitad de la población que enseña El Sol Neighborhood.

“Los que manejamos esta agencia somos culturalmente apropiados para proveer este servicio, por eso el éxito de este programa” dijo Fajardo.

Este año, más de 300 estudiantes asistieron a ese programa de enseñanza del inglés como segundo idioma, conocido por sus siglas como CBET (Community-Based English Tutoring).

En su mayoría a estas clases asisten madres latinas de origen mexicano.

Este programa de enseñaza del inglés se va a seguir impartiendo, pero ahora sólo a través de la escuela de adultos.

Susan Delacruz, es una de las maestras que durante tres años ha estado enseñado inglés en El Sol Neighborhood.

“Hay algo acerca de enseñar inglés que me emociona mucho. Cuando yo viene a este país desde Filipinas, tenía 25 años, y las personas no podían entenderme, era muy frustrante. Considero que por eso yo conozco las necesidades de mis estudiantes” dijo Delacruz.

Otro de los aspectos que esta maestra mencionó, quien obtuvo sus credencias en este país para ejercer como maestra de preparatoria y ahora está jubilada, es que los adultos aprecian mucho más este tipo de enseñanzas que los adolescentes.

“Muchos de quienes asisten a estas clases son padres, que si aprenden el idioma podrían ayudar a sus hijos con sus tareas. No hay excusas, nosotros proveemos cuidado de niños” dijo Delacruz.

Pedro Torres es un mexicano de 28 años, quien durante tres meses ha estado asistiendo a estas clases.

“Me enteré por una compañera de trabajo. Vine porque tengo ganas de aprender inglés, si he aprendido un poquillo. Antes no hablaba nada y sí se necesita hablar inglés para cuando vas al mandado… para todo”.

Este operador de maquinas dice que el horario de las clases le era muy conveniente, además de la ubicación, puesto que le quedaba muy cerca de su sitio de trabajo.

“Es gratis y me dan los libros y todo lo básico que necesito. Si se acaba, lo vamos a extrañar. Tendríamos que buscar otra escuela, quizás más retirada y quien sabe si con el trabajo nos permita el horario” dijo Torres, quien tiene cinco años viviendo en los Estados Unidos.

Otra de las participantes de estas clases es Celina Morales, una mujer de 45 años quien se vino de Jalisco, México hace 5 años.

“Hay muchas oportunidades y por la falta de inglés no las estamos aprovechando. Se necesita el inglés para todo, además ahora podré ayudar a mis hijos con sus tareas” dijo Morales.

Este fue un argumento en el cual muchos coincidieron.

La cónsul de México en San Bernardino, Carolina Zaragoza Flores, asistió a la ceremonia de graduación de estos estudiantes, y en inglés les dijo que era importante hablar este idioma.

“Ustedes realizaron todo ese camino de enseñanza por ustedes mismos, ahora podrán pasar a otro nivel en sus vidas y continuar trabajando para obtener el mejor regalo que una persona puede recibir: la educación”.

Varios estudiantes recibieron cierta cantidad de dinero como recompensa por su desempeño en el aprendizaje del inglés y otros por su asistencia.

Para el momento de cierre de esta edición, estuvimos esperando la versión del Distrito Escolar Unificado de San Bernardino sobre esta situación y no obtuvimos respuesta.