LATINOS: Buscan más apoyo para formar parte del Distrito Escolar Unificado de Riverside

FRANK BELLINO/THE PRESS-ENTERPRISE
Mike Fine, superidentendente adjunto del Distrito Escolar Unificado de Riverside.
1 de 2 Next Image

El Distrito Escolar Unificado de Riverside no ha elegido a personas no-blancas para su junta directiva en las décadas recientes, a pesar de su historial como el primer distrito de su tamaño en eliminar voluntariamente la segregación en 1965.

Algunas personas esperan que el distrito cambie a partir de las elecciones generales para escoger el área de asesores financieros para facilitar la elección de alguien que represente las preocupaciones de los latinos.

Los latinos, que tienden a ser más jóvenes que los blancos en el área del Inland y son el grupo minoritario más grande entre los votantes potenciales, ya que un 29 por ciento de los ciudadanos son mayores de 18 años, dijo el Superintendente Mike Fine.

Los niños hispanos fueron casi el 58 por ciento de los inscritos en el distrito en el año 2011–12, de acuerdo con el Departamento de Educación de California.

Solamente dos negros y dos latinos han sido elegidos para la junta escolar desde 1976, dijo Fine. Los dos afroamericanos son el Dr. C. Wesley Wright, elegido en 1976 y reelegido en 1980 y 1984, y Dana Kruckenberg, elegida en 1992 y reelegida en 1997 y 2001.

Los dos hispanos son Robert Nava, elegido en 1990 y reelegido en 1994, y Ofelia Valdez-Yeager, quien fue elegida en 1992 y renunció en 1996.

Por lo menos siete candidatos negros o latinos han intentado sin éxito obtener cargos en la junta desde 2001, de acuerdo con el historial recopilado por Fine.

“La pregunta verdadera para la Ley de Derechos del Votante de California es que hay un candidato de las minorías que no tiene éxito porque el voto de las minorías se ve diluido en un distrito tan grande”, dijo Fine.

Gilberto Esquivel, presidente de la Liga de Ciudadanos Latino Estadounidenses Unidos, dijo que las elecciones de este tipo son precisamente la razón por la cual tan pocos miembros de las minorías ganan las elecciones.

“Cada vez que apoyamos a alguien, se los llevan por delante”, dijo Esquivel. “Es obvio que el sistema existente no ha funcionado para nosotros”.

La ley hace que los distritos estén sujetos a costosas demandas si ellos escogen los miembros de la junta en forma general. La liga, que está unida a la NAACP, contrató a un abogado proveniente de San Francisco que es especialista en derechos civiles que ha amenazado con demandar al distrito si no se divide en áreas de fideicomisarios por las cuales se puedan elegir los futuros miembros de la junta, según dijeron los funcionarios del distrito.

La junta en forma unánime adoptó una resolución la semana pasada que dice que las elecciones futuras serían por áreas administrativas pero aún no ha escogido un mapa para esas áreas. Esquivel dijo que es importante tener por lo menos un área con mayoría latina – no solamente por la raza – sino porque el área tiene problemas como personas de bajos ingresos, un área con una tasa de abandono escolar alta y un alto porcentaje de estudiantes que están aprendiendo inglés en vecindarios donde casi el 30 por ciento de los padres hablan español.

“Nosotros necesitamos a alguien que se pueda enfocar en [estos] problemas”, dijo Esquivel.

Solo cerca del 77 por ciento de los estudiantes latinos y negros de la clase de graduados del 2010 se graduaron de la preparatoria dentro de sus cuatro años, aunque casi el 7 por ciento siguen cursando estudios en la preparatoria aún después de que sus compañeros se graduaron. Casi el 80 por ciento de todos los estudiantes y el 85 por ciento de los blancos se graduaron en el tiempo establecido, de acuerdo con los datos más recientes del Departamento de Educación de California.