PROSTITUCIÓN: Jovencita de Riverside escapa de red de tráfico sexual

PAUL ALVAREZ/THE PRESS-ENTERPRISE
Simpatizantes contra el tráfico de humanos participaron en una caminata en enero 2012 en San Bernardino.
1 de 3 Next Image

Un hombre de Los Ángeles que obligó a una jovencita de 15 años de edad de Riverside a que trabajara como prostituta y que la amenazó con torturarla si no ganaba suficiente dinero, fue acusado de tráfico de humanos, dijo la policía.

Funcionarios de libertad bajo fianza para jóvenes del Condado de Riverside contactaron al Departamento de Policía de Los Ángeles el 4 de mayo, después que la adolescente les dijo a los funcionarios que ella era una víctima del comercio sexual, de acuerdo con una declaración de LAPD.

“El trauma mental es el reto más difícil en cuanto al daño que se causa a estas niñas”, dijo el Teniente Andre Dawson, jefe de la división adjunta de detectives de LAPD. “Estamos tratando de reintegrar a estas víctimas en la sociedad para que sean niñas normales, y eso no es fácil. Las obligan a vivir una vida que está más allá de lo que es su edad, los 13, 14 o 15 años”.

Los expertos dijeron que este puede ser uno de los cientos de casos de prostitución infantil y de tráfico de humanos en todo el Sur de California.

California es uno de los tres estados con más casos de comercio y tráfico de personas, de acuerdo con el Equipo Especial Contra el Tráfico de Seres Humanos del Condado de Riverside, que forma parte del Departamento del Sheriff.

La policía de Los Ángeles dijo que la jovencita huía de su casa en forma crónica. Ella estaba viviendo en una casa de grupo en Riverside cuando nuevamente huyó a principios de este año.

La jovencita fue a Los Ángeles donde según dijo conoció a James Grady III, de 27 años de edad, quien la obligó a trabajar como prostituta desde enero, dijo la policía.

La jovencita dijo que Grady también la obligó a mantener relaciones sexuales con el.

Agregó que Grady le fijó “cuotas financieras” diarias. Cuando la jovencita no reunía lo suficiente para pagar su cuota, Grady la obligaba a desnudarse y entrar a la ducha, con el agua saliendo. Dijo que Grady tenía un Taser eléctrico que ponía cerca a su piel, lo encendía y le decía que la próxima vez la electrocutaría en la ducha.

Ella dijo que Grady también colocaba un rifle contra su barbilla y la amenazaba con matarla a ella y a su familia si ella no reunía su cuota.

La jovencita dijo que ella estaba prisionera en la casa de Grady pero que la dejaba salir a trabajar todas las noches.

Eventualmente la jovencita huyó y le dijo a un transeúnte que a ella la tenían prisionera.

El transeúnte vio las lesiones de la jovencita y llamó a la policía, dijo Dawson.

“Ella estaba trabajando para él como prostituta y en algún momento se puso violento”, dijo Dawson. “Ella dijo que no quería estar involucrada en eso nunca más, escapó y buscó ayuda. Ella agregó que la tenían prisionera como rehén y como víctima”.

Los detectives adjuntos de LAPD investigaron el caso durante dos meses, arrestando a Grady el 28 de junio cerca de las calles 94 y Figueroa en Los Ángeles. Se acusó a Grady, en la Corte Superior de Los Ángeles, de proxeneta de una menor, asalto con arma letal, sodomía y tráfico de personas.

Servicios sociales colocaron a la jovencita en un “hogar seguro”, para evitar que huya de nuevo, dijo Dawson. Los detectives de LAPD están buscando víctimas adicionales.

“Cuando encontramos un caso con un proxeneta, siempre hay víctimas adicionales”, dijo Dawson. “No sabemos quienes son, y estamos tratando de ver cómo la víctima nos puede ayudar a identificar otras jóvenes”.

Señales de ‘El Juego”

La policía y los consejeros de menores dicen que el tráfico de personas y la prostitución de menores son problemas crecientes en todo el Sur de California y en la región del Inland.

Funcionarios del Equipo Especial Contra el Tráfico de Seres Humanos del Condado de Riverside, que se formo el año pasado, dijeron que habían rescatado a 40 victimas durante los últimos dos años. Casi el 80 por ciento de los casos de tráfico de niños son casos de explotación sexual.

La Unidad de Tráfico de Seres Humanos del LAPD ha arrestado a más de 80 personas durante 500 investigaciones desde 2009.

“Muchas veces, es desafortunado, estas jovencitas conocen a estos tipos y creen que hay algún tipo de relación personal o que son como un novio. Ellas buscan el amor en los lugares equivocados”, dijo Dawson. “Después de dos o tres días su personalidad cambia por completo y quedan atrapadas”.

Otras víctimas puede que se queden con sus chulos por las drogas o el alcohol, o se ilusionan con el romance y los regalos a cambio de su trabajo como prostitutas, dijo Dawson.

Muchas víctimas conocen a sus explotadores en línea y se rebelan contra sus padres en la casa. Las adolescentes en los servicios sociales o en hogares temporales y de grupo también pueden caer en la prostitución, dijo Dawson.

A los menores les toma entre 48 a 72 horas de trabajo con un chulo para que queden atrapados en un mundo que los investigadores llaman “El Juego”, dijo Dawson.

“Nuestro reto más grande ahora es enseñarle al público cuales son los indicadores del tráfico de seres humanos”, dijo Dawson. “Puede que esas señales estén ahí, pero no se dan cuenta de lo que están viendo”.