INMIGRACIÓN: Abarrotado foro sobre de la nueva política de Obama

ANDREW FOULK/THE PRESS-ENTERPRISE
Angélica Ayala, de Moreno Valley, ayuda a Josué Díaz, 19 años, antes del inicio de un foro sobre la orden ejecutiva que permitirá a algunos inmigrantes indocumentados jóvenes a vivir temporalmente en los EE.UU. legalmente, el sábado de julio. 14, 2012. en el Centro de TODEC legal en Perris
1 de 7 Next Image

Mas de 150 personas se amontonaron en las oficinas de un grupo de ayuda a los inmigrantes este fin de semana para averiguar los detalles de una nueva política de la administración Obama que garantiza residencia temporal a cientos de miles de jóvenes inmigrantes indocumentados.

El abogado de Los Ángeles Russell Jáuregui advirtió a los jóvenes inmigrantes y a sus padres quienes superaron la capacidad del salón de clases del Centro Legal TODEC y que llegaron hasta el pasillo de entrada y por fuera de las puertas principales de acceso a la oficina que la orden ejecutiva anunciada por el Presidente Barack Obama el 15 de junio es solo una medida para ganar tiempo.

“Una acción diferida no es una amnistía, no es una residencia permanente”, dijo Jáuregui en relación con la medida. “Es una protección contra la deportación. Es la posibilidad de obtener un permiso de trabajo durante dos años”.

El diferimiento de la deportación será renovable cada dos años, dependiendo de una revisión, aunque un presidente futuro podría derogar la orden ejecutiva de Obama. El presunto candidato presidencial republicano Mike Rommey se ha negado a decir si él lo haría.

Los que reúnen los requisitos para los beneficios de esta orden tienen que tener 30 años de edad o menos, deben haber llegado a los Estados Unidos antes de los 16 años de edad, deben haber estado residenciados en el país durante por lo menos cinco años y deben estar estudiando en la escuela o tener un diploma de la preparatoria o un GED. Los miembros actuales de las fuerzas armadas y quienes pertenezcan a ellas en este momento también se consideran elegibles.

Existen otras condiciones también, pero no todas ellas han sido aclaradas.

Al final del foro de dos horas, el sábado 14 de julio, Jáuregui paso otras cinco horas en las oficinas del TODEC dando consejo a las familias en relación a situaciones especificas. El cónsul Mexicano para el área de San Bernardino, Carolina Zaragoza Flores, también se quedo hasta tarde. Muchos inmigrantes necesitaran documentos oficiales de su lugar de nacimiento para poder optar.

Las solicitudes no estarán disponibles sino hasta mediados de agosto, después de que el gobierno afine los detalles finales.

La orden ejecutiva electrizó a las comunidades de inmigrantes. Los rumores corrían por todas partes. Algunos pensaron que la nueva política incluía a los padres de los inmigrantes jóvenes. No es así. Otros creían que eso les llevaría al camino de la ciudadanía, lo cual tampoco es cierto.

Esa es la razón por la cual grupos sin fines de lucro como TODEC, las parroquias Católicas, la Coalición de Justicia para los Inmigrantes de Inland Sur de California y los abogados programaron talleres para explicar que hace la política y que no hace.

El foro en Perris fue uno de por lo menos una docena que se programaron en el área de Inland. Otro se llevó a cabo en una iglesia Católica en Corona.

Reneé González, de 21 años de edad, de Hemet, quien llegó a los Estados Unidos desde México a los 10 años de edad, estaba tomando anotaciones en el foro de Perris para ver que necesitaba para optar por el beneficio de la orden.

González dijo que ella quiere un permiso de trabajo para así no tener que depender de sus padres y de sus abuelos para pagar sus estudios en Cal Poly Pomona.

Rebeca Díaz, de 20 años de edad, una estudiante de Perris en el Cal State San Bernardino, dijo que ella no sabía si el tener una multa por manejar sin licencia la descalificaba. Los delitos y algún mal comportamiento descalifican a quienes desean optar, pero una hoja de datos del Departamento de Seguridad de la Patria de los Estados Unidos no tiene el manejar sin licencia como un causal de descalificación. Los inmigrantes ilegales no son elegibles para obtener una licencia de conducir en la mayoría de los estados, incluyendo California.

El hermano de Díaz, Josué de 19 años de edad, dijo que había trabajado en decoración de áreas verdes durante algunos años pero que espera tener un empleo legal y mejor pagado en el futuro. Él asiste al Riverside City College pero necesita dinero para la escuela de aviación. Él quiere llegar a ser piloto.

Díaz, un graduado del Instituto Militar de California en Perris, le preguntó a Jáuregui si la orden ejecutiva le permitiría ingresar a las fuerzas armadas. Se decepcionó con la respuesta que le dieron: no.

“Mi sueño siempre ha sido estar en las fuerzas armadas”, dijo Díaz. “He estado acá desde que tenía 6 años y yo considero a esta mi patria. ¿Por que no podría ser capaz de servirle?”.