DUROVILLE: Condado espera mudar a los residentes para el 2013

ARCHIVO/THE PRESS-ENTERPRISE
Una casa móvil en Duroville en el 2008.

Los residentes de un parque de remolques destartalado en el área rural del Valle de Coachella tendrán que esperar meses y potencialmente hasta el año que viene para saber si el estado y los funcionarios del Condado de Riverside pueden ponerse de acuerdo para usar fondos de desarrollo urbano para abrir un reemplazo en un área cercana.

La tardanza en la mudanza de los residentes se anunció el lunes, 23 de julio, durante una audiencia de la corte federal acerca de la clausura del Desert Mobile Home Park, comúnmente llamado Duroville por su dueño Harvey Duro.

Duro inauguró el parque en terrenos de su propiedad en la Reservación India Cahuilla Torres Martinez Desert para ofrecer viviendas de bajo costo a trabajadores de las granjas, la mayoría de ellos inmigrantes que no tenían otro lugar donde ir. Pero las casas rodantes inadecuadas, los numerosos problemas de salud y seguridad y los deteriorados sistemas eléctricos y de aguas negras convirtieron a la zona en un barrio.

Los funcionarios federales, del estado, tribales y del condado juntos con otros han pasado cuatro años trabajando para clausurar el área porque se le declaró como una amenaza.

Los funcionarios del Condado de Riverside esperan usar $12.1 millones de los fondos de redesarrollo del estado para comprar casas rodantes y colocarlas en Mountain View Estates, un parque para remolques en las cercanías que está en construcción. Cuando el estado disolvió los organismos de desarrollo urbano el año pasado, se les negó el uso del dinero, dejando a los residentes de Duroville en el aire hasta que el estado y el condado puedan encontrar una solución.

El View Desert Mobile Home Park está en un gran mapa y los funcionarios del Condado están haciendo planes para volver a solicitar al Departamento de Finanzas de California para usar el dinero a principios del 2013, dijo Anita Willis, asesora del condado que está supervisando el asunto Duroville en representación del Condado de Riverside.

A finales de este año debe haber una decisión final en cuanto a esa solicitud, después de que los funcionarios se reúnan en la fecha límite que es el 1 de septiembre para una nueva ronda de discusiones acerca de cómo usar los fondos de desarrollo urbano. Hasta que se puedan comprar las casas rodantes, Willis le dijo al Magistrado de los Estados Unidos Juez David Bristow que “el condado está en el cronograma del Departamento de Finanzas”.

Aún quedan casi 1,400 personas en Duroville, menos que el máximo alcanzado de 4,000 residentes. De esas personas que aún quedan ahí, 261 familias han solicitado mudarse a Mountain View Estates, con 135 solicitudes aprobadas, dijo Mónica Telles quien está con el Organismo de Desarrollo Económico del Condado de Riverside.

Todo lo que se necesita son casas rodantes para comenzar a mudar a algunos de los residentes, dijo Bobby Melkesian, constructor de Mountain View Estates.

También se añadirá una tubería de cañerías a Mountain View Estates, una vez que los funcionarios federales, la tribu Torres Martinez, los propietarios de las tierras y el Distrito de Aguas del Valle de Coachella lleguen a un acuerdo en cuanto a ciertos términos de la construcción para poder cruzar las tierras tribales.

Bristow, quien a la final tomará la decisión final en relación con la clausura de Duroville y la recuperación del lugar, ordenó a los funcionarios que se reunieran con la esperanza de tener un acuerdo concertado para principios de agosto.

Los residentes de Duroville están esperando ansiosamente saber cuando podrán mudarse, dijo Tom Flynn, supervisor de las operaciones diarias de la zona nombrado por la corte. Flynn y los abogados de la California Rural Legal Assistance Inc., quien representa a los residentes de Duroville, a menudo se comunican con los residentes y tratan de mantenerlos actualizados en relación con los informes en los medios y el proceso de desarrollo urbano del estado.

El juez pidió a todos que tengan paciencia, pero los residentes ya con orden de desalojo no se pueden quedar en Duroville por un largo plazo. Ya sea que los residentes se muden a Mountain View Estates o no, Bristow dijo que el enfoque principal sigue siendo clausurar Duroville.

“Esta corte será paciente sólo por un breve período de tiempo”, dijo él. “Pero ésta corte no puede esperar para siempre y no esperará para siempre”.

Bristow dijo que la corte también tendría que decidir pronto si se extenderá el nombramiento de Flynn como responsable, lo cual vence a finales de este año. Sin una resolución para mudar a los residentes, la corte federal podría hacer que el permanezca a cargo, según destacó.

La próxima audiencia acerca del caso está programada para el 13 de septiembre.