INMIGRACIÓN: ‘Soñadores’ tomando pasos para solicitar Acción Diferida

ALEJANDRO CANO/ESPECIAL PARA LA PRENSA
Anaiza Moreno revisa su papeleo antes de que el pasaporte reciba el sello oficial el 2 de agosto en el Consulado Mexicano en San Bernardino.
1 de 2 Next Image

SAN BERNARDINO – Con la finalidad de tener sus documentos en regla para poder solicitar los beneficios de la nueva política del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés), llamada “acción diferida”, decenas de jóvenes inmigrantes se dieron cita el 2 de agosto a las oficinas del Consulado General de México en San Bernardino.

El evento fue parte de la campaña “Nacional Dream Day”, lo que en inglés significa “Jornada Nacional de Soñadores”, el cual le brinda prioridad de servicio a los jóvenes mexicanos de entre 15 y 30 años de edad para poder tramitar el pasaporte, expedir un acta de nacimiento o cualquier otro documento necesario para poder solicitar la acción diferida, misma que detiene la deportación, y ofrece un permiso de trabajo a jóvenes elegibles.

“La demanda es grande. Expedimos alrededor de 150 pasaportes en un periodo de ocho horas. Este evento nos marca la pauta para futuros eventos. Pensamos celebrar otro evento similar en las próximas tres semanas”, indicó el cónsul alterno Fernando Valdez. “Instamos a los jóvenes a estar alertas a través de la cuenta de Twitter @ConsulMexSbe para futuros eventos”.

Las autoridades federales aún no han revelado nuevas directrices para la acción diferida, sin embargo se especula que el pasaporte será un documento requerido para el tramite, el cual sólo jóvenes que arribaron al país antes de los 16 años y que tengan 30 años o menos, aquellos que hayan estudiado o bien se encuentren estudiando, hayan servido en las Fuerzas Armadas, y que no tengan crímenes mayores podrán solicitar.

Cabe recalcar que cada caso será diferente y aquellos que sean denegados podrían encarar un juicio de deportación. Expertos legales instan a los jóvenes a solicitar la ayuda de un abogado honesto en caso de dudar de su historial delictivo antes de someter la solicitud, las cuales serán aceptadas desde el próximo 15 de agosto.

Anaiza Moreno, residente de Redlands de 20 años de edad, esperó pacientemente por siete horas para poder obtener su pasaporte. Moreno, estudiante de Crafton Hills College de la ciudad de Yucaipa y líder de un club de estudiantes indocumentados denominado “Walking Tall”, indicó que la espera valió la pena ya que ha obtenido un documento más que la pone cada vez más cerca al sueño deseado.

“Gracias a Dios. Ahora sólo falta esperar a que las solicitudes comiencen a ser aceptadas”, indicó Moreno con una sonrisa tras besar su pasaporte. “Pronto podré trabajar libremente, pronto podré vivir sin miedo”.

Y es que la estudiante que arribó a los Estados Unidos a los 10 años proveniente de Mexicali, Baja California, México, ha vivido en las sombras al igual que millones de indocumentados en todo el país, siempre intentando escabullirse de las autoridades para evitar ser deportados.

Moreno, quien tiene el sueño de estudiar en Stanford en donde estudiaría psicología y ciencias de la comunicación, instó a otros jóvenes a salir de las sombras y juntos luchar por el tan ansiado Acta de Ensueño.

“La acción diferida es sólo una ayuda que nos brinda paz y seguridad pero lo que todos necesitamos es el Dream Act. De todas formas debemos estar agradecidos a las autoridades por brindarnos la oportunidad de trabajar legalmente y poder ser parte de la sociedad”, añadió Moreno, una de las más de 1.3 millones de personas que podrían beneficiarse de la acción diferida en la nación.

En efecto, según datos del Centro de Políticas de Inmigración (IPC por sus siglas en inglés), el número de candidatos a la acción diferida podría alcanzar los 1,363,260 personas, de los cuales 936,930 de ellas serán directamente beneficiados. Del número total de candidatos, alrededor de 412,560 radican en el estado de California, y debido a que el número de residentes de origen Hispano en la región de Inland Empire, el número de beneficiados locales podría estar en las decenas de miles.

Una de las personas directamente beneficiadas podría ser Karen Rodríguez, residente de San Bernardino de 19 años, quien arribó al país en 2003 y cuyo récord educativo es ejemplar.

Rodríguez, cuyo hermano también cuenta con los requisitos indispensables para calificar, ha podido pagar sus estudios gracias a becas recibidas de varias organizaciones debido a su desempeño educativo.

“Ya con el permiso de trabajo podré trabajar para poder ayudarme a costear mis estudios y a no depender tanto de nadie”, indicó Rodríguez, estudiante de San Bernardino Valley College. “Si Dios quiere pronto podré transferirme a la [Universidad Estatal de California, San Bernardino]. Quiero ser abogada”.

Personas que necesiten más información sobre la Acción Diferida, pueden llamar directamente y hablar con agentes del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés) o del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) para hacer preguntas sobre su situación. El gobierno federal crió una línea telefónica especialmente para aquellos estudiantes que posiblemente califiquen bajo esta ley de Acción Diferida.

¿Dónde puedo obtener más información?

USCIS, www.uscis.gov

Comenzando el 18 de junio USCIS tendrá una línea directa para preguntas: 1-800-375-5283 de 8 a.m. a 8 p.m. Hay operadores que hablan ambos inglés u español.

ICE, www.ice.gov

Comenzando el 18 de junio ICE tendrá una línea directa para preguntas: 1-888-351-4024 de 9 a.m. a 5 p.m. Hay operadores que hablan ambos inglés u español.

Una operadora de USCIS dijo a La Prensa que USCIS aún no tenía la solicitud disponible para pedir la acción diferida, y que por lo tanto no se sabía cuánto dinero costaría esta solicitud. La operadora dijo que USCIS “tenía 60 días a partir del 15 de junio para proporcionar esa información”.