MORENO VALLEY: Fugitivo acusado de asesinar a mujer embarazada en 1998 fue capturado en México

ARCHIVO/THE PRESS-ENTERPRISE
Rita Calderón sostiene un retrato de su hija Elisia González, quien estaba embarazada cuando la apuñalaron en Moreno Valley en 1998.

Los agentes del FBI y la policía mexicana arrestaron a un fugitivo de Moreno Valley en México, solicitado por el asesinato de una mujer embarazada y de su hijo aún no nacido en 1998.

Después de una búsqueda que duró 14 años, los agentes del FBI junto con el Equipo de Aprehensión Regional del Inland encontraron a José Moreno Castillo, de 37 años de edad, el martes 7 de agosto cerca de Guadalajara, Jalisco, México.

Castillo se encuentra a la espera de los procedimientos de extradición por ser sospechoso de cargos de asesinato que se sospecha cometió el 20 de mayo de 1998 de Elisia González, en aquel entonces una joven de 20 años de edad.

Los investigadores dijeron que Castillo y González habían estado saliendo antes del arresto de Castillo en 1996 por apuñalar a un compañero de trabajo en un lavado de carros en Los Ángeles. Él paso un año en la cárcel del Condado de Los Ángeles y fue puesto en libertad con tres años de libertad bajo palabra.

Las autoridades dijeron que él confronto a González en mayo de 1998, cuando ella estaba embarazada de otro hombre.

La policía dijo que Castillo arregló un encuentro en la casa de ella para hablar sobre unos recibos por la reparación de un carro, pero que él se reusó a pagar las facturas pendientes. Él se fue manejando, pero regresó cinco minutos después y se dirigió a la puerta principal de la casa, según dijo la madre de González, Rita Calderón en el momento de su declaración.

En el momento en que la madre de Gonzales abrió la puerta, ella dijo que Castillo sacó un cuchillo de 6 pulgadas de su cintura y comenzó a apuñalarla. González trató de defender a su madre, cuando Castillo fatalmente la apuñaló cinco veces.

Calderón sobrevivió las heridas y su esposo fue capaz de luchar contra el ataque usando una silla de la mesa del comedor, pero González y su hijo aún no nacido murieron en la casa.

Catorce años después, la familia supuso que Castillo probablemente estaba viviendo en México. La policía emitió una orden de captura en mayo del 2008 y los fiscales del Condado de Riverside acusaron a Castillo por dos cargos de asesinato y uno de intento de asesinato.

El gobierno mexicano emitió una orden de arresto en 2006, pero los agentes del IRAT y del FBI en Ciudad de México fueron incapaces de ubicar a Castillo hasta julio de 2012.

La Policía Federal Ministerial arrestó a Castillo cerca de Guadalajara viviendo bajo un nombre falso. Castillo admitió su nombre real y se le tomaron las huellas digitales para hacer una identificación positiva.

El condado de Riverside está buscando que se regrese a Castillo para que enfrente los cargos. Ellos han decidido no considerar una condena de muerte para lograr su extradición.

Si es hallado culpable de todos los cargos, incluyendo la circunstancia especial de asesinatos múltiples, Castillo podría pasar el resto de su vida en prisión sin derecho a libertad bajo palabra.