CORONA-NORCO: Candidata latina podría marcar el paso sobre cuestiones electores

  /THE PRESS-ENTERPRISE
Mary Helen Ybarra, candidata del 2012 para la junta escolar del Distrito Unificado Corona-Norco.

Mary Helen Ybarra entró oportunamente a un terreno para que activistas de derechos humanos estudien si los votantes pertenecientes a las minorías en Corona y Norco tienen menos representación a causa de cómo están estructuradas esas elecciones.

Ybarra es la primera candidata latina en la historia reciente que participa para ser elegida como una de los cinco miembros de la junta escolar del Distrito Escolar Unificado Corona-Norco. El distrito cuenta con 49 escuelas y más de 53,000 estudiantes en Corona, Norco y Eastvale, áreas no incorporadas del condado y una escuela en Jurupa Valley.

Los titulares, Cathy Sciortino y Michell Skipworth, quienes son blancos, y José Lalas, que es filipino, están buscando la relección en las elecciones que se llevarán a cabo el 6 de noviembre. Ybarra es la única que busca un cargo en la junta por primera vez.

Los distritos escolares en todo el estado, incluyendo al Distrito Unificado de Riverside, están cambiando la manera en la cual eligen a los miembros de las juntas escolares. Ellos están cambiando de elecciones generales – en las cuales los candidatos participan representando a todo un distrito – a elecciones por áreas administrativas, en las cuales los candidatos participan en representación de un área geográfica especial.

Los críticos culpan a las elecciones generales por privar del derecho al voto a las minorías a nivel local porque los candidatos de las minorías a menudo no pueden ganar en toda una ciudad o un distrito. Cuando los distritos se dividen en áreas más pequeñas, eso permite a los latinos, o a otras comunidades de las minorías, elegir a un representante de sus propios sectores residenciales, señalan quienes apoyan a las elecciones por sectores.

Los funcionarios de las escuelas de Corona-Norco han dicho que, después de un análisis de los patrones de los votantes, ellos no creen que los votantes de las minorías en el distrito hayan perdido su derecho al voto.

Pero un análisis de las elecciones a nivel estatal sugiere que las minorías en los distritos podrían estar en desventaja. Algunos demostraron que los votantes pertenecientes a las minorías eran más propensos a votar por los candidatos de las minorías, al igual que los votantes blancos favorecen a los candidatos blancos, de acuerdo con un análisis que hizo The Press Enterprise de los datos de la elección de la Base de Datos Estatal de UC Berkeley.

Una mirada a una elección local con candidatos que tenían apellidos latinos, mostró que había poca diferencia en el número de votos que ellos recibían de las áreas latinas y no blancas. En 2006, Sharon R. Martínez, quien es blanca pero casada con un latino, y Michael Martínez Scott, participaron en la elección por un cargo en la junta escolar de Corona-Norco.

Las dos en conjunto recibieron aproximadamente el 42 por ciento del voto en las áreas que eran primordialmente no-Hispanas, y casi el 48 por ciento del voto en las áreas mayormente Latinas, de acuerdo con las cifras de la oficina del Registro de Votantes del Condado de Riverside y del Censo de los Estados Unidos.

Ybarra dijo que los votantes la han animado a participar porque ella es latina. “Ellos simplemente dicen que están realmente felices porque yo estoy participando porque yo soy parte de una minoría”, dijo Ybarra.

Ybarra, quien ha sido residente de Corona durante 30 años, dijo que ella no está participando en la elección con una plataforma Latina porque ha recibido críticas cuando asume esa posición.

“No quiero ir en esa plataforma porque no deseo disgustar a la gente”, dijo Ybarra, de 56 años de edad. “Estoy participando por los niños. Quiero tener la capacidad de estar ahí para todos los niños. Quiero que la gente me vea como una representante para los niños”.

El abogado de derechos humanos Robert Rubin, quien está involucrado en el asunto del distrito de Riverside, ha dicho que los observadores deben prestar atención a los votos de las comunidades de las minorías en una forma cohesiva durante las elecciones del mes de noviembre, y observar la conformación étnica y los patrones de votación a nivel de cada precinto.

Hasta entonces, no está claro si los latinos están en desventaja en el distrito, dijo Rubin.