VALLE DE COACHELLA: Estado aprueba casi $10 millones para remplazar a Duroville

ARCHIVO/THE PRESS-ENTERPRISE
Mountain View Estates, un 'parqueadero' nuevo en Thermal, será donde muchos residentes de Durovile podrán vivir ahora que el Estado otorgó más fondos.

El final se acerca para un parque de casas móviles en las afueras de Salton Sea, que adquirió un infame reconocimiento por sus tóxicas y decrepitas condiciones, luego que oficiales estatales acordaran disponer de $9.9 millones para completar nuevas viviendas para los residentes del parque.

La noticia, parte de una carta fechada el domingo 14 de octubre, del Departamento de Finanzas a un oficial del Condado de Riverside, significa que el condado puede avanzar con planes de utilizar fondos procedentes de bonos y comprar e instalar 140 nuevas casas móviles para los residentes del Parque de Casas Móviles del Desierto, comúnmente conocido como Duroville. Los residentes se mudarán a mejores condiciones de vivienda en un área aledaña a Mountain View Estates.

Como parte de las acciones de la Agencia de Redesarrollo del Condado, el estado rechazó la solicitud de fondos hecha por el condado en abril y nuevamente en julio. El cambio en la política es producto de la aprobación de legislatura presupuestaria en junio que busca presionar a las agencias locales a entregar fondos que en algún momento fueron destinados para el redesarrollo, el cual fue abolido por legisladores estatales el año pasado.

Muchas agencias locales mostraron su descontento con la medida. Parte de la legislación, sin embargo, permite que las agencias que suplanten a las entidades de redesarrollo inviertan excesos de bonos para viviendas asequibles en proyectos que cumplen con las clausulas de los bonos.

El condado volvió entonces a presentar el plan de pago post-redesarrollo para el proyecto de Duroville bajo esa parte de la legislación, y los oficiales estatales lo aprobaron el fin de semana.

Tom Flynn, el supervisor nombrado por la corte para Duroville, dijo que las vidas de los residentes del parque de casas móviles mejoraran dramáticamente.

“El hecho que se mudan de viviendas móviles con 50 años de antigüedad, peligrosas y dilapidadas, a viviendas móviles decentes y modernas significa mucho para estas familias, sus hijos y su futuro”, comentó.

Flynn dijo que él y la organización de Asistencia Legal Rural de California, un grupo no lucrativo que apoya a trabajadores agrícolas, se reunieron el lunes por la tarde para discutir la decisión, y los residentes también se enteraron de las noticas el lunes.

El Supervisor del Condado, John Benoit, cuyo distrito incluye a Duroville, dijo que se encontraba “muy, muy, muy feliz” con la decisión del estado. “Es un gran día para celebrar que finalmente hemos convencido al Departamento de Finanzas (del estado) de lo que hemos dicho por mucho tiempo”, que la compra de nuevas casas móviles era un uso autorizado y apropiado de los fondos de redesarrollo, comentó.

Ya ha costado cerca de $2.2 millones instalar 41 unidades en Mountain View y $16.2 millones en fondos del condado, federales y privados han sido invertidos en los últimos cuatro años en drenajes y otra infraestructura necesaria para el parque de casas móviles, de acuerdo a un comunicado de prensa de la oficina de Benoit.

Duroville tomó su nombre alternativo de su propietario Harvey Duro, quien construyó el complejo en tierra de su propiedad sobre la Reserva Torres Martinez de los Indígenas de Cahuilla para brindar vivienda de bajo costo a trabajadores agrícolas, principalmente inmigrantes sin un lugar donde vivir. El sitio empezó a aceptar residentes en 1998.

Al paso de los años, Duroville ganó una reputación como un barrio bajo con casas destruidas, un peligroso sistema eléctrico, agua sucia, piscinas de desechos y otras condiciones dañinas.

El gobierno federal presentó una demanda para cerrar Duroville en el 2003 y alcanzó un acuerdo con Duro en el 2004 en el cual aceptaba realizar reparaciones. Esas reparaciones nunca fueron realizadas, según los oficiales y el gobierno demandó nuevamente en el 2007.

Un juez federal ordenó la clausura de Duroville en el 2008, pero muchas personas aun viven en casas móviles que ofrecen poco refugio contra las frías noches del desierto y los calcinantes días de verano. Duroville también perdió un pozo de agua luego que la lluvia inundara el Valle de Coachella.

Hay entre 1,200 a 1,500 residentes que aun viven en Duroville, una baja de los 3,000 a 3,500 que residían en el complejo cuando inició la supervisión federal en el 2009, de acuerdo a Flynn.

Duroville esta ahora cubierto con lotes vacantes donde más de 110 casas móviles solían ubicarse. La mayoría fueron abandonadas y posteriormente desmanteladas, agregó Flynn. Cerca de una docena aún estaban en buena condición y fueron remolcadas del parque por sus dueños.

Duro aun vive en el parque de casas móviles, comentó Flynn. Aunque el gobierno federal tomó control de las operaciones de Duroville, el complejo se encuentra sobre tierra que le fue designada a Duro por parte de la Tribu Cahuilla, y luego del cierre del parque la tierra volverá a quedar bajo su control, agregó.

Las 41 unidades que ya han sido construidas en Mountain View deberán estar listas para recibir a los nuevos residentes en un par de semanas, una vez que el drenaje sea finalizado, comentó.

Bobby Melkesian, promotor inmobiliario en Montain View, dijo que cerca de ocho unidades pueden ser llevadas al sitio cada semana. Se espera que las otras 140 unidades sean finalizadas y ocupadas en los primeros cuatro meses del 2013, según Benoit.