SAN BERNARDINO: Concejo considera desmantelar departamento de policía

STAN LIM/THE PRESS-ENTERPRISE
El concejo de la ciudad de San Bernardino votó para contratar el servicio de policía con el Departamento del Alguacil del Condado de San Bernardino.
Aquí agentes del alguacil esperan en un área de crimen en Muscoy en mayo del 2012.

Un concejo dividido en la Ciudad de San Bernardino decidió el lunes 5 de noviembre iniciar charlas con el Departamento del Alguacil del Condado para contratar servicios de refuerzo de ley a pesar de las súplicas de varios oficiales de no perder la fe en el departamento de policía de la ciudad.

Después de casi cuatro horas de debate, el concejo votó 4-3 a favor de la resolución, calificando la medida como una cuestión de supervivencia para la ciudad.

El Alcalde Pat Morris y el procurador de la ciudad James Penman, ocasionalmente adversarios políticos en extremos opuestos del tema, realizaron funestas advertencias si la ciudad no toma los pasos adecuados.

Ambos dijeron que la ciudad debe explorar la opción si busca la aprobación de su petición de bancarrota del 1 de agosto, notando que un juez de bancarrota dejó claro recientemente que la ciudad debe de mostrar un interés serio en presentar un nuevo plan financiero.

“Estamos en la sala de emergencia, siendo sometidos a cirugía, y a menos que actuemos de manera inteligente, no vamos a salir de este cuarto”, comentó Morris.

Si la ciudad no puede conseguir la protección de bancarrota del capítulo 9, quedará a la merced de sus acreedores, comentó Penman.

“Es una píldora difícil de tragar pero el hecho es que no tendremos un departamento de policía o de bomberos si no seguimos con el plan de bancarrota”, comentó.

El concejo aprobó cerca de $20 millones en recortes en julio como parte del llamado “plan de pre-pendencia” pero aún cuenta con un déficit de $16 millones, agregó.

También sigue teniendo problemas con el flujo de efectivo, siendo incapaz de costear los gastos diarios y habiendo deferido muchos pagos, incluyendo al Sistema de Jubilación de Empleados Públicos de California.

Más de una docena de oficiales de policía, muchos de ellos portando playeras de la Asociación de Oficiales de Policía de San Bernardino, hablaron contra la propuesta.

Alegaron que el Departamento de la Comisaria no podría hacer el trabajo de la misma manera que ellos, quienes han trabajado en la ciudad y conocen a la comunidad.

“Ahora es el momento de reconstruir a la ciudad, no de desmantelarla y subcontratarla”, comentó Michelle Mayhan, detective y empleada por 17 años.

Morris dijo que la acción del concejo solamente inicia el proceso de recibir información del Departamento de la Comisaria, para analizar la propuesta y tomar una decisión bien informada.

Penman dijo que podría tomar de entre seis meses a un año para que el Departamento de la Comisaria organice una propuesta.

El comisionado Rod Hoops también prometió que todos los empleados del departamento, desde el jefe de policía hacia abajo, serian absorbidos por el Departamento de la Comisaria y que algunos empleados que habían sido recortados de la fuerza laboral podrían ser recontratados, comentó Penman.

Penman dijo que la decisión requeriría la aprobación de los votantes en su recta final debido a una provisión en los estatutos de la ciudad con respecto a la autoridad del alcalde sobre el jefe de policía.

La resolución fue apoyada por los miembros del concejo Virginia Marquez, Fred Shorett, Rikke Van Johnson y Wendy McCammack, con Robert Jenkins, John Valdivia y Chas Kelley en contra.

Jenkins, Valdivia y Kelley buscaron retrasar el voto y analizar otras opciones.

“No estoy listo esta noche para vender a nuestro Departamento de Policía”, comentó Valdivia.