CALIFORNIA: Protestan contra Carlos Slim en Los Ángeles

  /AGENCIA EFE
Juan José Gutiérrez, codirector de "Dos países, una voz" (TCOV, en inglés) y presidente de Vamos Unidos USA, habla durante la protesta de activistas del consumidor que tuvo lugar en Los Angeles contra el multimillonario mexicano Carlos Slim.

Activistas defensores del consumidor realizaron hoy una protesta en Los Ángeles, jueves, 6 de diciembre, para denunciar que TracFone, empresa del multimillonario mexicano Carlos Slim, recibe subsidios pero no los traslada a sus clientes de bajos recursos.

“Estamos muy preocupados porque el estado de California le está pagando (a Slim) un subsidio a través de TracFone, por el cual le dan 10 dólares por cada teléfono entregado a un usuario de bajos recursos”, declaró Juan José Gutiérrez, codirector de “Dos países, una voz” (TCOV, en inglés) y presidente de Vamos Unidos USA.

Gutiérrez explicó que el empresario mexicano “ya ha recibido 38 millones de dólares” por ese subsidio y que “debe 13 millones de dólares a un fondo especial para subsidiar servicios de teléfono a personas de bajos recursos”.

TracFone adquirió en junio pasado la compañía telefónica Simple Mobile, con sede en California, que tiene cuatro millones de usuarios participando en programas del gobierno de asistencia telefónica, según TCOV.

El activista criticó que la actual legislación permite esta especie de operaciones sin la existencia de audiencias públicas ni vigilancia de la Comisión de Servicios Públicos de California, (CPUC, inglés).

Durante la protesta, realizada frente a la sede de CPUC en Los Ángeles, se pidió a la Comisión que no permitiera que el multimillonario mexicano traiga a California “sus prácticas monopolísticas que lo han llevado al dominio total de la telefonía en México”.

“¿Cómo es posible que se le permita al hombre más rico del mundo estar haciendo esto? ¿Y que él no sienta responsabilidad social por la sociedad más necesitada de California?”, cuestionó Gutiérrez.

Rosa Posadas, presidenta de la Unión de Guatemaltecos Emigrantes UME, pidió a Slim que no abusara más de su poder contra lo más pobres y que respetara a la gente de California.

Esta nueva adquisición de la empresa de teléfonos de California por parte del conglomerado de Slim preocupa a algunos de los usuarios de esta empresa estadounidense.

“Probablemente va a aumentar el precio de los cargos y las mensualidades, pues ya no habrá una competencia leal como la que existía”, dijo Manuel Aztorra, uno de los participantes en la protesta y quien ha estado ayudando a investigar la reciente fusión comercial.

“Creo que él va a tratar de monopolizar y poner sus propias tarifas, como pasa en México”, agregó Aztorra.

Durante la protesta, los manifestantes cantaron consignas en contra el multimillonario, considerado el hombre más rico del mundo por la revista Forbes.

“Aquí, allá, ¡Slim es un ladrón!”, coreaban los participantes en la protesta, en la que portaron carteles donde se leía “Slim, se acabó el juego” o “Alto Carlos Slim”, entre otros.

Los manifestantes portaron un “Pac-Man” (“comecocos”), personaje clásico de las maquinas recreativas que se convirtió en uno de los símbolos de los 80, que engullía a usuarios de la telefonía, en referencia a Slim.

Otra de las preocupaciones manifestadas hoy por Gutiérrez fue que Slim “y sus empresas de telecomunicaciones se caracterizan por no invertir en infraestructura”.

“Duele que esto se haya hecho sobre la espalda de las comunidades más débiles”, agregó Gutiérrez. “Creemos que no solamente no es justo sino que es un abuso del privilegio del que goza Slim por poder hacer negocios corporativos”, concluyó.

El pasado día 4 dos senadores californianos anunciaron un proyecto de ley que busca regular las fusiones y adquisiciones de empresas de servicios, estableciendo audiencias previas entre la comunidad.

Con esta medida, Kevin de León y Ricardo Lara intentan evitar que se repitan las condiciones de operaciones como la adquisición de Simple Mobile por parte TracFone.