ECONOMÍA: Más trabajos en el Inland y el futuro es prometedor

PAUL ALVAREZ/THE PRESS-ENTERPRISE
Raymond Ybarra carga cajas en la compañía Peppertree Distributors en San Bernardino en noviembre 2011.
Según información más reciente, la economía ya comenzó a recuperarse de la recesión. En la región, el desempleo ha disminuído.

“Si me preguntas cómo me fue este 2012, te podría decir que fue como una rueda de la fortuna”, dijo Manuel Gallo, un obrero de la construcción de 42 años y residente de Riverside. “Algunas veces arriba y otras abajo”.

Nada podría ser más descriptivo de la situación de Gallo que esa popular atracción. Desde el 2010, no había conseguido trabajo y había tenido que vivir con los $1,200 que recibía de su Seguro de Desempleo.

Hasta que se agotó ese dinero.

Pero cuando le llegó su último cheque,recibió la llamada de un amigo que lo había recomendado para un trabajo.

“Tengo casi 10 meses trabajando”, dijo con una sonrisa. “No me he recuperado, pero ahí la llevamos”.

La situación de Gallo es compartida por muchos trabajadores del Inland Empire que han visto mejorar ligeramente sus expectativas de obtener un empleo. Expertos en la economía indican que los próximos años pintan un futuro más positivo, tanto para el país como para regiones de California, incluyendo al Inland Empire.

La semana pasada, el Departamento de Desarrollo y Empleo de California dio a conocer que la tasa de desempleo en California había bajado al 9.8 por ciento en noviembre, con lo que desde el inicio de la recuperación en febrero del 2010, se han creado un total de 564,100 nuevos empleos.

La recuperación económica ya es una tendencia definida. En octubre el desempleo era del 10.1 por ciento, mientras que en noviembre del 2011, el indicador se encontraba en el 11.3 por ciento.

La disminución del desempleo, sin embargo, no ha sido uniforme y algunas áreas continúan más golpeadas que otras.

En el Condado de Imperial, donde existe una enorme concentración de trabajos agrícolas, el desempleo se encuentra todavía por encima del 26.6 por ciento.

En contraste, la región de la Bahía de San Francisco continúa al frente a nivel estatal como generador de trabajos, presentando una tasa del 5.8 por ciento de desempleo para el condado de Marin, mientras que los condados de San Francisco y San Mateo, presentaron un 6 por ciento.

De acuerdo a Stephen Levy, economista del Centro de Estudios Continuos de la Economía de California, también se observó un fuerte crecimiento laboral en el condado de San Diego, mientras que el condado de Los Ángeles y el Valle Central muestran una recuperación un poco más lenta.

Lenta recuperación

El Inland Empire también ha empezado a dar muestras de que la grave situación económica ha empezado a dar paso a la recuperación, pero no al mismo ritmo que en la mayoría de las regiones del estado.

El mismo reporte del EDD indica que el índice de desempleo en el Inland Empire se ubicó en el 11.3 por ciento en noviembre de este año, una reducción de 4 décimas con relación a octubre de este mismo año cuando se encontraba en 11.7 por ciento. En estas mismas fechas hace un año, el indicador se encontraba en 12.4 por ciento.

Los expertos calculan que el indicador del desempleo se mantendrá por encima del 10 por ciento por lo menos hasta el 2014.

De acuerdo a un reporte económico del colegio Claremont McKenna dado a conocer en octubre, los condados de Riverside y San Bernardino verán su índice de desempleo bajar al 10.6 por ciento en el 2014.

“Va a ser muy lenta la recuperación”, dijo Marc Weidenmier, director Instituto de Economía Política del colegio McKenna en Claremont. “Lo que ocurrió aquí durante la crisis fue muy grave, pero la economía ha empezado a crecer”, dijo el especialista.

El Inland Empire se encuentra todavía 122,000 empleos por debajo de su punto más alto que ocurrió en el 2006 cuando contaba con 1 millón 280 mil empleos.

Entre los sectores que están dando ya algunos signos alentadores se encuentra el de la vivienda, donde los precios tuvieron un aumento del 5.1 por ciento en el segundo trimestre del 2012, comparado con el mismo periodo del año anterior. El incremento fue resultado de numerosas compras de casas de bajo precio adquiridas para ser puestas en el mercado de renta, lo cual dio un leve impulso al sector.

Esto dio un leve impulso al sector de la construcción que durante los años de la recesión perdió alrededor de 54,000 empleos.

Un poco más cauteloso es el economista John Husing, uno de los autores del Reporte Económico cuatrimestral del Inland Empire e investigador de la Universidad Estatal de California, San Bernardino, quien asegura que es normal que la tasa de desempleo baje en esta temporada, debido a que hay numerosas contrataciones temporales.

“También es normal que el desempleo suba en enero”, dijo Husing.

Sin embargo, lo que realmente preocupa a Husing es la falta de acuerdo en el Congreso y que si no llegan a un consenso, podría lanzar al país al llamado “abismo fiscal”.

“Eso sí sería muy grave porque generaría una serie de recortes generalizados que llevarían al país a una nueva recesión. Ojalá logren ponerse de acuerdo nuestros legisladores, de lo contrario las consecuencias podrían ser muy graves para todos”, dijo Husing.