ALGUACIL: Nuevos radios de la policía dejan fuera al público

STAN LIM/THE PRESS-ENTERPRISE
El oficial Todd Halbeisen del Departamento del Alguacil en Norco, habla con un conductor que se pasó un alto en mayo 2012. El Departamento del Alguacil del Condado de Riverside tendrá un nuevo sistema de radio para poder comunicarse mejor entre ellos y con otras agencias.
1 de 2 Next Image

Cuando el Departamento del Alguacil del Condado de Riverside implemente un nuevo sistema de radio a principios del 2013, los agentes tendrán la capacidad de comunicarse con los despachadores más fácilmente y, en caso de una emergencia regional, con otras agencias de seguridad pública.

Pero las personas que hasta ahora han disfrutado escuchando las transmisiones policiales mientras los agentes reportan detalles de dramáticas cacerías de fugitivos, asaltabancos, o persecuciones en las autopistas, quedarán fuera del sistema. El sistema de radio de $172 millones contará con una señal codificada, lo que significa que sólo aquellos que cuenten con radios especiales proporcionados por el Departamento del Alguacil serán capases de monitorear la actividad policial en vivo.

“El público en general quedará desinformado”, opinó Aram Attarashany, de 23 años y residente de Rento, Washington. Attarashany escucha las llamadas de la comisaría por internet y solía monitorearlas durante su niñez en Palm Springs.

“El ciudadano promedio en las calles quiere saber lo que está sucediendo en su vecindario”, comentó otro entusiasta aficionado, Rick Di Fiore, presidente y fundador de la Asociación de Monitoreo del Sur de California.

El teniente de la comisaría Eric Briddick, quien supervisa la transición del sistema de radio, dijo que es importante codificar la señal para que los criminales – quienes gracias a avances en la tecnología pueden monitorear las frecuencias policiales desde sus teléfonos inteligentes – no sepan cuando los agentes estén en camino.

Briddick dijo que no podía recordar a nadie utilizando un escáner policial mientras cometía un crimen en el Condado de Riverside pero que ha escuchado de casos donde ha sucedido.

Una búsqueda de noticias por internet reveló un boletín de seguridad policial en Maryland que describía a oficiales escuchando su frecuencia de radio en el teléfono inteligente de un sospechoso fugitivo. En Indiana, el conductor de un grupo de asaltantes casi escapa al escuchar en su teléfono inteligente que la policía se encontraba en camino a la farmacia que estaba siendo asaltada por sus compañeros. No es ilegal escuchar las frecuencias de seguridad pública, pero es ilegal hacerlo como herramienta para cometer un crimen.

Aunque los entusiastas de los escáneres no podrán disfrutar de su pasatiempo, ese no fue el propósito, comentó Briddick. “Es importante para la seguridad operacional de los primeros agentes en responder a las llamadas”.

Las ventajas adicionales del sistema, agregó, incluyen menos “puntos sin recepción” en la comunicación por radio que cubre las 7,200 millas cuadradas del condado, desde montanas hasta desiertos. El condado eventualmente tendrá más de 70 torres radiofónicas – al menos 50 más que en el pasado, comentó Briddick.

También, los agentes tendrán más facilidad para hablar con otras agencias, incluyendo los departamentos de bomberos. Las redundancias harán que sea menos probable que una catástrofe interfiera con el sistema de radio, agregó. Briddick también dijo esperar que el sistema entre en funcionamiento en marzo.

El actual sistema de radio del Condado de Riverside, que ha sido utilizado desde 1992, ha fallado en mantenerse al nivel de la creciente población y de las necesidades del Departamento del Alguacil, de acuerdo a un comunicado de prensa.

“Es de beneficio para el público cuando nos podemos comunicar efectivamente”, comentó Briddick.

Información disponible en otros lugares

Briddick hizo notar que mapas que marcan la ubicación y el tipo de incidentes, así como también un listado de incidentes, están disponibles en el sitio de internet de la comisaría en riversidesheriff.org, catalogados bajo el nombre de cada estación. Los comunicados de prensa sobre los incidentes mayores y las muertes también son publicados en el sitio.

El Departamento del Alguacil mantendrá al público informado de sus actividades arrendando radios especiales a los medios de comunicación.

Algunas personas, sin embargo, seguirán decepcionadas al no poder escuchar las transmisiones en vivo.

“Puedes encontrar lo que está pasando si hay una persecución (escuchando el escáner)”, comentó Attarashany en una entrevista vía telefónica. “No tienes que buscar en la internet para encontrar lo que sucedió. Lo puedes escuchar en tiempo real”. Luego añadió: “Entiendo que los agentes tienen que protegerse”.

Di Fiore recuerda cuando era niño en los 60s y escuchaba las llamadas del Departamento de Policía de Los Angeles que eran transmitidas en la frecuencia AM de los radios. Hoy en día, cualquier persona con un escáner, que puede ser comprado en tiendas de aparatos electrónicos, puede escuchar las comunicaciones de la policía, los bomberos, los programas de radio aficionado, avionetas, grúas, seguridad en los centros comerciales y a casi todas las personas que utilizan radio transmisores.

Di Fiore, quien aún vive en Los Ángeles, dijo que entiende la necesidad de la Policía de evitar que el público escuche las comunicaciones entre oficiales SWAT (armas especiales y tácticas, por sus siglas en inglés), y de asuntos internos, pero cree que codificar todas las transmisiones radiales es ir demasiado lejos.

“Ha habido personas que escuchan las llamadas de la policía en el escáner que han ayudado a la policía local o a la comisaría diciéndoles que el sospechoso que buscan acaba de pasar por su calle”, escribió Di Fiore en un correo electrónico. “¿Porque quiere codificar la policía? Creo que quieren ocultar las cosas malas que hacen”.

Revés en Pasadena

Cuando el Departamento de Policía de Pasadena anunció planes para cambiar al sistema codificado en el 2011, recibió tantas quejas de los medios de comunicación y el público que llegó a un compromiso. La llamada inicial de los despachadores a los oficiales no sería codificada, pero todas las demás sí lo estarían.

Adicionalmente, Pasadena empezó a listar sus llamadas policiales en su sitio de internet.

El comandante de Pasadena, Chris Russ, dijo que la codificación permite una comunicación más libre. Por ejemplo, los oficiales pueden ahora recibir durante la transmisión códigos numéricos que son utilizados para abrir portones o puertas de edificios.

En las frecuencias policiales del Inland, se puede escuchar a los oficiales en ocasiones compartir sus números privados de teléfono móvil.

Por otra parte, un oficial en un helicóptero fue captado ordenando un sándwich.

En el Condado de Riverside, Briddick dijo que aunque las discusiones continúan, no hay planes para permitir que el público escuche las llamadas iniciales de los despachadores.

Peter Scheer, director ejecutivo de la Coalición de la Primera Enmienda, de la cual The Press-Enterprise es miembro, dijo que las grabaciones o transcripciones de las comunicaciones de radio deben de estar disponibles por medio de solicitudes de historiales públicos.

Pero cualquier protesta legal sobre la codificación no llegaría muy lejos, comentó.

“He escuchado el argumento que ellos están descontinuando el acceso público, pero no puedo ver ningún argumento legal para requerir que la policía se comunique en público”, comentó Scheer, quien añadió, “Me sorprende que los departamentos de policía no hayan hecho esto hace mucho tiempo”.