INMIGRACIÓN: Separación de familias podría ser menos extensa

  /THE ASSOCIATED PRESS
Janet Napolitano, Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés), anunció el miércoles 2 de enero la publicación de una orden ejecutiva en el Registro Federal.
En esta foto Napolitano habla en una conferencia de prensa en Denver en el 2010.

Con el fin de minimizar los estragos económicos y morales que sufren los ciudadanos estadounidenses cuando sus tutores o cónyuges se ausentan del país durante el proceso para obtener la residencia legal, la Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) Janet Napolitano, anunció el miércoles 2 de enero la publicación de una orden ejecutiva en el Registro Federal.

La regla final, la cual entrará en vigor el próximo 4 de marzo, establece un proceso que permite a ciertos individuos solicitar una exención provisional por presencia ilegal antes de salir del país para presentarse a las entrevistas reglamentarias en sus países de origen – siempre y cuando puedan demostrar que su ausencia ocasiona problemas económicos para familiares cercanos, incluyendo cónyuges, o hijos/as.

“Esta reglamentación final facilita el proceso legal de inmigración y reduce el tiempo que los ciudadanos estadounidenses pasan separados de sus familiares inmediatos cuando estos se encuentran en el proceso de obtener una visa de inmigrante”, indicó la Secretaria Napolitano en un comunicado.

Las autoridades migratorias estiman que el nuevo reglamento beneficie a por lo menos un millón de los más de 12 millones de residentes indocumentados en el país. El reglamento fue desarrollado a raíz de una encuesta migratoria conducida el pasado 12 de abril en la cual participaron más de 4,000 personas con comentarios que argumentaban la necesidad del programa.

Según las autoridades, bajo la ley actual, los familiares inmediatos que no son elegibles para ajustar su estatus en los Estados Unidos debe abandonar el país y obtener una visa en el extranjero, lo cual podría tomar varios meses, incluso años.

Actualmente, las personas que han acumulado más de seis meses de presencia ilegal en los Estados Unidos deben obtener una exención para evitar la aplicación del criterio de inadmisibilidad antes de que puedan regresar al país luego de haber salido con el propósito de obtener una visa.

Bajo el proceso actual de exención, el cual permanecerá en vigor para aquellos que no califican para el nuevo proceso, los familiares inmediatos no pueden solicitar una exención sino hasta después de que se hayan presentado a la entrevista de visa en el extranjero, dijeron las autoridades.

Para este proceso, solamente califican los que soliciten la residencia a partir del 4 de marzo. Los que ya están en proceso no califican.

Bajo el nuevo proceso de exención provisional, los familiares inmediatos todavía deben salir de los Estados Unidos para el proceso consular de visa de inmigrante; sin embargo, pueden solicitar una exención provisional antes de su salida presentando el Formulario 1-601A al Centro Nacional de Visas del Departamento de Estado.

La modificación en el reglamento es un nuevo intento de la administración del Presidente Barack Obama de revisar los procedimientos migratorios sin la autorización de una ley en el Congreso. Este nuevo reglamento podría acelerar el proceso y reducir el tiempo de familias separadas a una semana en ciertas instancias, dijeron las autoridades.

Esto a su vez, reduce las posibilidades de ser víctimas del crimen en sus países de origen y dejar a ciudadanos estadounidenses en el abandono, añadieron.

Grupos que abogan por los derechos del inmigrante aplaudieron los esfuerzos del presidente Obama de minimizar el impacto emocional como consecuencia de la separación de familias.

Fernando Romero, coordinador de la Coalición para Justicia de los Inmigrantes del Sur de California (JIFC por sus siglas en inglés), dijo sentirse feliz ya que el anuncio enfatiza la importancia de la familia y al mismo tiempo fija la burocracia y políticas injustas que existen en los procesos migratorios.

Romero dijo que el sistema actual ha creado muchos obstáculos para las personas que solicitan la residencia.

“Muchas personas se han rehusado a tener que salir del país y regresar a sus países para procesar sus visas. Estas separaciones familiares pueden ser entre seis meses y diez años, algo que a los solicitantes los llena de temor y desilusión al tener que dejar a sus familias atrás y cargar con la incertidumbre sobre si sus caso serán o no aprobados”, indicó Romero. “Es un paso muy importante que me llena de alegría y felicidad”.

Para más información, visite www.dhs.gov o bien www.uscis.gov.