ESCUELAS: Plan presupuestal de Brown intente a ayudar los distritos pobres

ALEJANDRO CANO/ESPECIAL PARA LA PRENSA
Lorraine Salas, maestra del Valle de Coachella, recordo la importancia de destinar fondos a la educacion durante una manifestacion efectuada el pasado jueves 10 de enero en la ciudad de San Bernardino. Salas hizo un llamado a la legislatura en aprobar el presupuesto del gobernador Jerry Brown para minimizar los efectos socioeconomicos.
1 de 3 Next Image

Con más y nuevos ingresos provenientes de la recién aprobada Proposición 30, el gobernador de California Jerry Brown intenta ponerle fin al problema económico en el sector educativo con un plan presupuestal que inyectaría miles de millones de dólares en los próximos dos años.

Revelado el pasado 10 de enero, el plan presupuestal incluye un total de 56.2 mil millones de dólares al sector educativo en el año fiscal 2013-14, lo que representa un incremento de 2.7 mil millones de dólares comparados con el año pasado. Además, el plan presupuestal propone hacer pagos de aproximadamente 1.8 mil millones de dólares en pagos diferidos para financiar programas y aumentar la transparencia presupuestaria.

“Los recortes presupuestarios realizados en los últimos dos años y la aprobación de la Proposición 30 permitiría vivir dentro de nuestras posibilidades y aumentar los fondos para la educación”, indicó Brown en un comunicado.

Durante la recesión económica, los pagos a las escuelas estatales fueron diferidos, por lo tanto, las escuelas recibieron aproximadamente el 20 por ciento de sus fondos un año después de que fueron usados.

Debido a la aprobación de la Ley Local de Seguridad y Protección Escolar y Publica en noviembre pasado, las escuelas se han salvado de miles de millones de dólares en reducciones de medio año lo que estabiliza sus bases para la financiación del próximo año escolar, dijo Brown.

El plan presupuestal también incluye una nueva fórmula que inyecta dinero con hasta 35 por ciento extra a escuelas con estudiantes en desventaja, lo que podría representar una ayuda extra a distritos escolares con alto número de estudiantes extranjeros, de bajos recursos y necesidades especiales. El gobernador Brown propuso algo similar el año pasado pero fue rechazado por legisladores que representan a distritos escolares en buena posición económica alegando era injusto.

De ser aprobada, la nueva fórmula beneficiaria decenas de distritos escolares a lo largo y ancho del estado, incluyendo al Distrito Escolar Unificado de Fontana (FUSD por sus siglas en ingles), el cual según datos estatales tenía un total de 13,845 estudiantes de ingles como segundo idioma en el año escolar 2011-12, lo que representaba el 34 por ciento de la población estudiantil total.

Datos del Departamento de Educación de California indican que en el estado habían un total de 1,387,665 estudiantes de ingles como segundo idioma en el mismo año escolar, de los cuales 82,418 de ellos radicaban en el Condado de San Bernardino.

Para Leticia García, miembro de la Junta Educativa de FUSD, el plan es prometedor y se enfoca en un aspecto olvidado por la legislatura estatal por años, el asistir a estudiantes de bajos recursos, inmigrantes y con necesidades especiales.

“Si bien no hay verdaderos “nuevos” dólares para la educación, el pronóstico es más prometedor comparado con años anteriores. El presupuesto del gobernador aborda la necesidad de asistir a los estudiantes más vulnerables con el fin de cerrar la brecha de oportunidades y logros”, comentó García.

Brown intenta además eliminar las restricciones sobre el gasto de casi 12 mil millones de dólares para programas categóricos. El dinero, según Brown, aun fluiría a los distritos pero las autoridades locales podrían decidir como serian utilizados. En Fontana por ejemplo, García dijo eso significaría el regreso del programa de consejeros, eliminado el año pasado en un intento por evitar un mayor abismo fiscal.

“Nosotros, la Junta de Educación, hicimos los recortes necesarios para capear el temporal económico y nos salió bien. La verdad es que tuvimos que sacrificar el programa. Ahora vamos a ser capaces de restaurarlo y creo que hay que hacerlo de inmediato”, añadió García.

Tom Torlarkson, superintendente de educación del estado de California, aplaudió el plan de Brown asegurando es justo y necesario.

“La propuesta del gobernador mantiene la promesa que hizo a los californianos y sabiamente comienza a recuperar algo de lo que nuestras escuelas habían perdido. Se necesitan años para que el sistema educativo goce de una salud financiera positiva. Aplaudo al gobernador por iniciar esta tarea”, indicó Torlakson en un comunicado.

Gary Thomas, superintendente de escuelas del Condado de San Bernardino, agradeció el esfuerzo de mejorar los fondos económicos educativos pero recordó que esto es solo el principio y que aun la legislatura de California debe actuar.

“Siendo este el principio del proceso legislativo para aprobar el presupuesto, sabemos por el pasado que las circunstancias pueden cambiar y afectar lo que finalmente se aprueba”, comentó Thomas. “Después de cinco años de devastadores recortes a la educación pública, las escuelas aun no están fuera de peligro en cuanto a la angustia fiscal se refiere”.

El plan de Brown también propone destinar 450 millones de dólares al próximo año escolar proveniente de la también aprobada Proposición 39, a colegios comunitarios y educación básica. La meta, según Brown, es construir o modernizar los edificios que utilizan energía renovable para que los distritos escolares ahorren dinero en sus pagos de utilidades.

El plan también propone destinar 125 millones de dólares adicionales a los sistemas de educación UC y CSU. En 2009, el sistema UC encaró recortes de 800 millones de dólares mientras que el sistema USC recibió 600 millones de dólares menos de los acostumbrado, lo que originó incremento en las tarifas escolares, cierre de programas y disgusto entre la población estudiantil superior.

Patrick Lenz, vise presidente del sistema universitario UC, aplaudió los esfuerzos de Brown de cambiar los bonos de obligación general para el presupuesto base del sistema universitario lo que sumaría 201 millones de dólares a los fondos estatales previstos para el capital y los propósitos operativos del presupuesto.

“Esto es importante porque los ajustes presupuestarios futuros se basarán en el nuevo total de 2.84 mil millones de dólares en lugar de 2.37 mil millones de dólares. Además el gobernador apoya un plan para reestructurar la deuda en bonos de ingresos por arrendamientos actualmente financiado por el estado”, dijo Lenz en un comunicado.