FRAUDE: Hombres de Inland hallados culpables de procesar devoluciones fraudulentas de impuestos

Dos hombres del Inland fueron hallados culpables de procesar devoluciones fraudulentas de impuestos por más de 250 millones de dólares, anunció jueves, 31 de enero, la fiscalía del Distrito Central de California en Los Ángeles.

Arturo S. Ruiz, de 55 años, y Francisco J. Mendoza, de 51, fueron hallados culpables cada uno de un cargo de conspiración y más de 30 cargos de presentar reclamos de impuestos fraudulentos.

Según informó la fiscalía, Ruiz, residente de Moreno Valley, y quien era jefe ejecutivo de la Fundación Old Quest, fue hallado culpable de un cargo de conspiración para defraudar al fisco y 41 cargos por presentar reclamos falsos.

Mendoza, residente de San Bernardino y presidente de Old Quest, también fue hallado culpable de un cargo de conspiración y 37 cargos por reclamos falsos.

Las evidencias presentadas durante el juicio mostró que Ruíz y Mendoza engañaron a sus clientes a los que les dijeron que podían recibir reembolso de impuestos por cientos de miles de dólares de “cuentas secretas del Gobierno”, mediante un proceso que incluía la presentación de formularios 1099 OID del Servicio de Rentas Internas (IRS).

Los condenados, que aseguraban que la empresa contaba con abogados, expertos en impuestos y exempleados del IRS, cobraron a sus clientes por las gestiones hasta 10.000 dólares.

Ruiz y Mendoza exigían además a sus clientes que “donasen” a Old Quest el 25 % de la devolución de impuestos que recibieran.

A cambio de los pagos, la empresa preparó y presentó devoluciones de impuestos falsas “que rutinariamente buscaban cientos de miles de dólares, y algunas veces millones de dólares, en devoluciones”, señaló la fiscalía.

La investigación encontró que Old Quest recibió aproximadamente 1,9 millones de dólares de clientes que participaron en el fraude y presentó más de 400 solicitudes de devolución de impuestos federales con las que buscaban cobrar más de 250 millones de dólares en devoluciones falsas.

Los dos hispanos se encuentran detenidos sin posibilidad de fianza y su sentencia, programada para el 10 mayo, puede acarrear penas máximas de cerca de 200 años en prisión federal a cada uno.