RIALTO: El entrenador que fue atacado a tiros podría enfrentar cargos criminales

  /THE PRESS-ENTERPRISE
Steve Johnson, entrenador de básquetbol de la escuela prepatoria Eisenhower de Rialto.

La policía de San Bernardino se prepara para presentar ante la fiscalía una denuncia penal en contra del entrenador de básquetbol, residente de Riverside, quien fue atacado a tiros cuando se dirigía a los servicios sanitarios de un parque.

El jefe del departamento de la policía de San Bernardino, Robert Handy, dijo el viernes, 1 de febrero, que los detectives planean presentar su caso en contra del entrenador de básquetbol de la escuela Eisenhower, Steve Johnson, ante la oficina del Fiscal del condado de San Bernardino.

La policía lleva a cabo una investigación separada del tiroteo. Handy dijo que desde el tiroteo los detectives han descubierto información, independientemente de Johnson, sobre lo que él hacía en el parque.

Handy dijo que Johnson pudo estar involucrado en posible conducta criminal, pero se negó a dar más detalles.

“Él fue muy poco honesto y retuvo información que pudo ser útil en resolver el caso”, dijo Handy. “Creemos que hay algunos detalles que intencionalmente omitió”.

La policía aún investiga el tiroteo y robo del 22 de enero que dejó a Johnson con cuatro disparos en el parque Seccombe Lake de San Bernardino. El parque es famoso por la actividad criminal y de pandillas.

La policía no cuestiona que fue víctima de un tiroteo, dijo Handy. “Él sigue siendo una víctima de un crimen violento”, agregó Handy.

Aún no hay ningún arresto.

Johnson, de 47 años, residente de Yucaipa, dijo a la policía que manejaba de la universidad Cal State San Bernardino hacia el lado sur dela ciudad para comprar combustible, cuando decidió detenerse en el parque para utilizar los servicios sanitarios.

Mientras estaba sentado dentro de su auto en el parque, Johnson, dijo que fue confrontado por un grupo de tres hombres quienes le exigieron entregara su billetera Por lo menos uno de los asaltantes le disparó, hiriéndole cuatro veces.

La policía dijo que Johnson manejó a la estación de policía mientras sangraba para reportar que le habían disparado en un intento de robo. La policía llamó a una ambulancia para transportar a Johnson al centro médico de Loma Linda University.

Desde el tiroteo, los detectives han entrevistado a Johnson varias ocasiones. En cada ocasión, ha repetido la misma secuencia de eventos.

Pero Handy dice que partes de su relato son difíciles de creer y no tienen sentido. Johnson no ha sido franco durante la investigación, agregó Handy.

“No estamos convencidos que tengamos todos los hechos”, dijo Handy. “Mucho de su relato no tiene sentido”

La investigación de la declaración de Johnson está casi lista, pero la policía dijo no tener fecha para entregar el caso a la fiscalía, mencionó Handy.