CAZA: La búsqueda por Christopher Dorner continúa

  /THE ASSOCIATED PRESS/LOS ANGELES POLICE DEPARTMENT
Esta foto sin fecha muestra a Christopher Dorner, el ex policía del Departamento de Policía de Los Angeles que ahora es intensamente buscado por equipos especiales de policía.
1 de 8 Next Image

BIG BEAR – Pese a una cacería masiva que abarca hasta ahora tres estados y México, continúa prófugo un ex policía de Los Ángeles que se piensa es culpable de tres muertes.

Autoridades dijeron en una conferencia de prensa el viernes por la mañana que los helicópteros estaban aterrizados por la tormenta invernal que dejó varias pulgadas de nieve. Oficiales del alguacil están enfocando su búsqueda en aproximadamente una milla de región boscosa.

Hay puntos de revisión en cada entrada y salida de las Montañas de San Bernardino sobre las carreteras 330, 18 y 38. Si alguien mira a Christopher Dorner debe llamar al 911, dijeron los oficiales.

Las autoridades también dijeron que no se sabe si Dorner todavía sigue en el área de Big Bear.

Una presencia fuerte de policías armados continúa en Riverside.

Varios reportes de que se había mirado a Dorner resultaron en pistas muertas. Algunos medios de comunicación reportaron el viernes temprano que se había visto a Dorner conduciendo un carro Lexus blanco en Barstow, sin embargo es información no confirmada, dijo el Alguacil del Condado de San Bernardino John McMahon durante la conferencia de prensa del viernes por la mañana.

Se cree que Dorner mató a una pareja que se iba a casar y a un policía, y que hirió gravemente a otro agente, además de disparar contra otros dos policías.

“No sabemos qué va a hacer”, dijo Cindy Bachman, vocera del departamento de policía del condado de San Bernardino, una de muchas agencias policiales cuya prioridad ahora es localizar a Christopher Dorner, de 33 años. “Sabemos lo que es capaz de hacer. Y tenemos que encontrarlo”.

Al caer la noche, la búsqueda que había abarcado desde la frontera californiana con México hasta Nevada se centró en una montaña nevada a 140 kilómetros (80 millas) al este de Los Angeles donde se halló la camioneta chamuscada de Dorner.

Pero la búsqueda en torno del centro del esquí de Bear Mountain no dio frutos y las autoridades admitieron que el paradero de Dorner —también ex reservista naval— sigue siendo un misterio.

“A esta altura podría estar en cualquier sitio”, dijo John McMahon, quien mantenía en la cacería a 125 agentes y dos helicópteros en esa zona, donde el viernes por la mañana nevaba ligeramente.

VIGILIA EN RIVERSIDE

Envueltos en sudaderas, abrigos y bufandas contra de una noche fría, un pequeño grupo de residentes Riverside se unieron para mostrar su apoyo a su departamento de policía el jueves, 7 de febrero, tras el asesinato de un agente la mañana del jueves. La balacera hirió a un segundo.

Un oficial - un veterano de 11 años del departamento – murió, y el otro - un aprendiz que se unió al departamento hace menos de un mes -- se recupera en el Hospital Comunitario de Riverside. La policía no ha publicado sus nombres y pidió a los medios que se abstengan de informar sobre ellos por la seguridad de sus familias, mientras que el tirador sospechoso, Christopher Dorner, sigue en libertad.

Es la segunda vez en poco más de dos años que Riverside ha perdido a un miembro de su familia policial. Oficial Ryan Bonaminio, oriundo de Riverside y veterano del ejército, fue asesinado en noviembre de 2010 tras la detención de un camión semi-impulsado por Earl Ellis Green, quien fue condenado a muerte por el asesinato en 2012.

La vigilia de jueves en la plaza en frente del Ayuntamiento atrajo a unas 150 personas, que escucharon una breve oración por el Capellán de la Policía de Riverside Steve Ballinger y luego separaron en grupos pequeños para orar con otros capellanes y clérigos o para charlar en voz baja.

El alcalde William “Rusty” Bailey, quien pronunció unas palabras antes de presentar Ballinger, aseguró a la gente que Riverside es una ciudad segura. También se hizo eco de lo que algunos en la multitud sintió cuando dijo: “Somos una ciudad unificada y quiero que el mundo lo sepa”.

HISPANA HERIDAS EN PERSECUCIÓN DE DORNER

Dos hispanas fueron víctimas de la persecución que las autoridades han montado para buscar a Dorner.

Según su abogado, Mary Carranza, de 47 años y su madre, Emma Hernández de 71, estaban dentro de su vehículo repartiendo periódicos el jueves alrededor de las 5:15 a.m. en Torrance, al suroeste de Los Ángeles, cuando agentes desde una patrulla de la policía comenzaron a dispararles sin previo aviso.

Carranza sufrió heridas leves en una mano y su madre fue alcanzada por dos disparos en la espalda, denunció su abogado, Glen Jonas, quien alegó que no hubo ningún tipo de orden o advertencia para las mujeres.

En una conferencia de prensa ayer, cuando todavía no se había hecho pública la identidad de las víctimas de los disparos, el Jefe de la Policía de Los Ángeles, Charlie Beck, explicó que “trágicamente, creemos que este es caso de confusión de identidad”, cuando los policías de la patrulla pensaron que el vehículo era el de Dorner.

Sin embargo, según argumentó Jonas, ni la marca, ni el color, ni las placas de los vehículos coinciden.

Las repartidoras de periódicos conducían una camioneta Toyota Tacoma, azul, mientras el vehículo que la policía buscaba era una camioneta pick up Nissan de color oscuro.

Hernández se encuentra hospitalizada en el Centro Médico Harbor-UCLA y el centro la reportó en condición estable.

Los policías que dispararon contra las mujeres vigilaban la residencia de otro agente amenazado en un manifiesto hecho público por Dorner.

BUEN SAMARITANO

El oficial de la policía de Riverside que las autoridades dicen fue disparado al menos seis veces por Dorner fue salvado por un buen samaritano que la ayudó a pedir ayuda por el radio.

El oficial de 27 años de edad estaba manejando cuando él y su compañero recibieron disparos con un rifle de asalto de un coche que se detuvo a su lado, dijo Sergio Díaz, el jefe de policía de Riverside, el viernes el 8 de febrero.

El oficial no podía utilizar sus brazos por las heridas de los balazos. Su compañero ya estaba muerto en el asiento del pasajero.

Un automovilista, que fue testigo del ataque en las avenidas de Arlington y Magnolia la madrugada del jueves, se apresuró a ayudar. El agente herido le pidió al hombre que presionara el botón de su micrófono de la radio para lograr comunicarse.

“Él le enseñó a usar el micrófono en el coche de la policía e hizo la llamada de socorro”, dijo Díaz.

Un segundo conductor intentó seguir al sospechoso, pero lo perdió, dijo.

“Ellos hicieron estos actos significativos de heroísmo sin saber si (Dorner) podría disparar contra ellos”, dijo Díaz.

El agente herido, que se había trasladado del Departamento de Policía de Inglewood hace un mes, estaba en cuidados intensivos el viernes. Es probable que vaya a necesitar una cirugía reconstructiva en sus brazos y hombros, pero se espera que se recupere completamente, dijo Díaz.

“Está de buen humor, pero en mucho dolor”, dijo. “Él tiene visitas en forma limitada, pero continúa el dolor”.

Los servicios funerales están pendientes para el oficial de 34 años de edad que murió.

El jueves el Departamento de Policía de Riverside ha pedido a los medios de comunicación que no publiquen los nombres de los oficiales que fueron disparados como medida de seguridad, ya que el sospechoso con también ir tras las familias de los oficiales. The Press-Enterprise y La Prensa están cumpliendo con esa petición durante este momento de la investigación.

Cronología del sospechoso Christopher Dorner

2005: Dorner se une al Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD).

2006: Dorner se une a la Reserva Naval y completa varios cursos anti-terroristas antes de desplegar para Afganistán.

2009: Despiden a Dorner del LAPD después de una audiencia por disciplina. Dorner dice que fue injustamente despedido por haber hecho una queja sobre brutalidad policial.

Se desconoce: Dorner escribe un manifesto donde dice que quiere aclarar su nombre por lo que él dice fue un despido injusto. Indica que seguirá matando a policías hasta que el LAPD limpie públicamente su nombre y revele la corrupción que él alega hay dentro de LAPD. Mientras tanto, dice en su carta que no tiene miedo morir para lograr su objetivo. En este documento da nombres específicos de varios oficiales del LAPD.

Domingo 3 de febrero: Asesina a Monica Quan, 28, hija de un capitán del LAPD, y a su prometido, Keith Lawrence, 27. La pareja fue baleada dentro de su carro en la ciudad de Irvine.

Miércoles 6 de febrero: Dorner amarra a un hombre y le intenta robar un yate del puerto en San Diego, posiblemente para huir a México, dicen las autoridades. El yate está fuera de servicio.

Jueves 7 de febrero:

1:25 a.m. Dos oficiales de LAPD van en ruta a proteger a alguien que Dorner mencionó un su manifesto. Los policías se bajan en la salida Magnolia sobre el Interestatal 15 en Corona y Dorner está ahí. Intercambian fuego. Un oficial recibe un rozón de bala en la frente.

2:27 a.m. La cartera e insignia de Dorner resultan en las manos de la policía de San Diego, cerca del Aeropuerto Lindbergh Field.

5:30 a.m. Policías de Torrance balacean a dos mujeres que repartían periódico, erróneamente pensando que habían detectado la camioneta de Dorner.