INMIGRACIÓN: Al solicitar una exención para no salir del país, sea cauteloso

ARCHIVO/THE ASSCIATED PRESS
El 4 de marzo, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés), comenzará a aceptar las solicitudes de “Exención Provisional" para las personas que buscan la residencia permanente. Pero una abogada advierte que no todos calificarán para este perdón.

A principios de marzo algunas personas indocumentadas que están tramitando su documentación, podrán solicitar una exención para acortar la separación familiar.

El próximo 4 de marzo, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés), comenzará a aceptar las solicitudes de “Exención Provisional” por presencia ilegal antes de abandonar el país para obtener una visa de inmigrante en una embajada o consulado estadounidense en el extranjero. Este proceso tiene como objetivo reducir el tiempo de separación de familias.

Bajo este proceso, los solicitantes deberán demostrar que su cónyuge o padre estadounidense enfrentaría sufrimientos extremos si a ellos se les requiere permanecer fuera del país como sucede muy a menudo por tiempos de entre tres a 10 años.

Sin embargo, lo que para muchos significaría un beneficio enorme para otros podría representar un verdadero dolor de cabeza.

Según la abogada en inmigración Rosa Elena Sahagún, con sede en Riverside, el “perdón” provisional no es la solución mágica que muchos inmigrantes indocumentados buscan ya que los requisitos son extensos y las autoridades migratorias actuarán de manera sigilosa antes de aprobar las solicitudes.

Sahagún recomendó a la comunidad educarse en el tema antes de comenzar cualquier trámite legal y recalcó tener cuidado con abogados y notarios públicos inescrupulosos que intentarán tomar ventaja de la desinformación del solicitante.

“Si una persona tiene deportaciones previas, sean detenciones en la frontera, quizá no sean elegibles para este nuevo proceso. Al igual personas que tienen ciertos delitos no deben solicitar este perdón; por ejemplo, personas con casos de domestica violencia. Personas que ya ha salido a su cita consular o aquellas que se les programo antes del 3 de enero no serán elegibles”, indicó Sahagún. “El enfoque es la programación de la cita, sin importar si fue o la canceló, no será elegible para este proceso. La clave es tener la información clara y honesta sobre cada situación y no acudir a quien le cobra felizmente por procesar algo que quizá no le beneficie”.

Según USCIS, una persona puede solicitar la exención provisional por presencia ilegal en el país si reúne los siguientes requisitos:

-se encuentra físicamente en los Estados Unidos

-tiene al menos 17 años de edad

-es el beneficiario de una petición de visa de inmigrante (I-130), que lo clasifica como un familiar inmediato de un estadounidense

-se encuentra activo cumpliendo con el proceso de visa de inmigrante y ya ha pagado la tarifa correspondiente al Departamento de Estado (DOS por sus siglas en inglés)

-no está sujeto a ninguna otra base de inadmisibilidad distinta a la presencia ilegal

-puede demostrar que el rechazo de su admisión puede resultar en dificultades extremas a un cónyuge o padre ciudadano estadounidense

“Aun así, siempre habrá gente que le prometerá al solicitante resultados positivos a sabiendas que tal vez no califiquen ”, añadió Sahagún. “Hay mucha información que debe ser considerada en una análisis legal de elegibilidad. No es cuestión de estar casado con un ciudadano y pedir este “perdón”, aunque algunos lo “venderán” a nuestra comunidad de esta manera”.

Por lo pronto, el programa, el cual según las autoridades migratorias beneficiará a por lo menos un millón de los más de 12 millones de residentes indocumentados en el país, no está en efecto y USCIS rechazará cualquier solicitud recibida antes del 4 de marzo.

USCIS no aceptará una petición de exención de pago de tarifas por la solicitud de exención provisional, de tal manera que los solicitantes deberán pagar $585 por la solicitud y/o $85 por concepto de datos biométricos.

USCIS se encuentra actualmente diseñando el nuevo formulario I-601, y una vez completado revelará los documentos necesarios que deberán ser presentados al momento de solicitar la exención provisional. Como mínimo, USCIS requerirá prueba de que el solicitante tiene aprobado un formulario I-130, Petición de Familiar Extranjero, o un formulario I-360, Petición de Amerasiático, Viudo o Inmigrante Especial, si es un viudo solicitando en su propio nombre, y un recibo de pago de tarifas al Departamento de Estado.

La aprobación de la petición no afecta el estatus migratorio del solicitante ni tampoco es apelable en caso de ser denegada, aseguró USCIS en su portal de internet. De ser así, las autoridades migratorias analizarán cada caso independientemente y podrían comenzar un proceso de remoción del país si así se requiere dependiendo de las circunstancias.

“Por eso la importancia de ir a lo seguro. Nadie quiere perder su dinero, ni mucho menos ser deportado”, indicó Sahagún.

Bajo la regla propuesta, una exención provisional por presencial ilegal aprobada permanecerá válida siempre y cuando la petición inicial de visa aprobada no sea revocada.

Entrar ilegalmente a los Estados Unidos luego de la aprobación de una exención provisional automáticamente revocará la aprobación, indicó USCIS.

Para más información, visite www.dhs.gov, o bien www.uscis.gov en la sección en español.