DECORACIÓN: Una Navidad de cuento

  /AGENCIA EFE
"Mago de Oz"; su historia marca la alegría y colores nada comunes esta Navidad.
1 de 4 Next Image

Decorar su hogar con elementos que le transporten a los cuentos de su infancia es una de las opciones de esta Navidad. “Hansel y Gretel”, “Aladino”, “La Bella Durmiente” o la magia de “El Mago de Oz” compiten con la Navidad tradicional en verde y rojo intenso o el blanco hielo de “La Reina de las Nieves”.

Celina De Manuel, jefa de producto de Leroy Merlin, afirma que la intención con estas variadas propuestas es recrear un mundo de fantasía sin necesidad de gastarse mucho dinero.

CON O SIN NIÑOS.

Incluso los reticentes a decorar la casa encontrarán un motivo para hacerlo con estas propuestas de cuento que se adaptan a cada hogar, haya niños o no.

“La variedad de complementos es inmensa. No se necesita mucho espacio para ubicarlos y, además, pueden permanecer durante todo el año sin que haya distorsión”.

Historias fantásticas que se reproducen gracias a los complementos y colores que se incorporan en cada rincón de acuerdo a cada cuento. Historias que vienen de la nieve y el frío, de frondosos bosques o de la fantasía más descabellada.

En “La Bella Durmiente” las flores y los colores suaves se imponen en el árbol. Un aire romántico dibujado con adornos de corazones y perlas. Una decoración con tonos poco habituales en estas fechas.

“Aladino” “representa claramente el desierto africano”, señala Celina De Manuel. Naranjas ocres y amarillos contribuyen a ello, además de las hojas y flores étnicas. “Imprime a la casa un aire joven muy novedoso por los colores y el estilo”, comenta.

El bosque y la naturaleza se imponen con la recreación del universo de “Hansel y Gretel”, donde los dorados y los verdes entran en plena competición con los animales del bosque recreados en lana, además de bellotas, setas o piñas. El verde, un color tradicional de la Navidad, se vuelca en esta fantasía decorativa con ovejas, ciervos y ardillas.

ALGO NUEVO, SIEMPRE.

“A pesar de los tiempos en que vivimos, siempre gusta comprar un detalle nuevo para el árbol o para la casa, cada Navidad”, dice De Manuel. Y de esta manera, los que sigan apostando por añadir un elemento nuevo a su decoración puede, también apostar por el “Christmas”, la decoración tradicional en verde y rojo, “tonos en los que podrán añadir un detalle a su colección que no suponga un gran despilfarro”, añade.

Las bolas dejan espacio a guirnaldas, corazones o calendarios de adviento para innovar.

El blanco helado que representa “La Reina de las Nieves” “es una de las tendencias tradicionales” que no han querido abandonar en este recorrido por los cuentos tradicionales. Con irisaciones en azul y toques de rafia y escarcha conforman una decoración elegante y sofisticada, que se complementa sustituyendo las clásicas coronas de flores para la puerta por metalizados llamadores.

Pero si hay algo que destaca de toda esta propuesta es el apartado dedicado al “Mago de Oz”. “Es una decoración atrevida, con colores poco convencionales para estas fechas”, explica Celina De Manuel.

Colores llamativos como el fucsia, rosa chicle, celestes y morados dispuestos en formas evocadoras como piruletas; además de regalos y adornos bañados en purpurina que invitan “a estar contentos y alegres” reflejan una Navidad poco convencional y muy divertida.

Con niños o sin niños, la decoración de su casa siempre será una prioridad en estas fechas. La elección depende de cada hogar.