CINE: “Zero Dark Thirty” revela los secretos más guardados de la caza a Bin Laden

  /CORTESIA
Jessica Chastain hace el papel de Maya, durante una escena de "Zero Dark Thirty", el último filme de la directora Kathryn Bigelow que narra la operación militar que acabó con Osama Bin Laden.
1 de 2 Next Image

Las torturas, los sobornos, el espionaje tradicional y la vigilancia electrónica son algunos de los secretos más guardados de la operación militar que acabó con Osama Bin Laden y que quedan desvelados en “Zero Dark Thirty”, el último filme de la directora Kathryn Bigelow.

Basada en entrevistas a las personas involucradas en la operación y en documentación exhaustiva, la cinta, que se estrenará el 19 de diciembre en EE.UU., capta la complejidad moral y psicológica de una misión casi imposible que empezó tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 y concluyó en 2011 gracias al trabajo de un pequeño equipo de la CIA.

“En los últimos diez años todos se han centrado en la búsqueda de un único hombre, Bin Laden. El día de su ejecución más que una victoria fue un logro, un objetivo mundial”, afirmó la oscarizada directora durante la presentación de la película ante la prensa en Nueva York.

Pese a que el final es conocido por todos, la película, rodada principalmente en el norte de India, resulta conmovedora porque narra con gran minuciosidad el trabajo de rastreo que llevó a cabo el servicio de inteligencia, cuyos miembros quedan retratados en la cinta como auténticos héroes.

Según destacó Bigelow, esta película cabalga entre el reportaje y el documental, y resulta interesante porque la narración es muy específica, lo que le otorga gran dosis de realidad a la historia.

El peso fuerte a nivel interpretativo recae en el personaje de Maya, a la que da vida la actriz Jessica Chastain, basado en la historia real de una joven agente de la CIA, cuya inteligencia, perseverancia y carácter permiten localizar a Bin Laden.

“La película retrata el sacrificio de Maya al servicio de su trabajo, con el que consiguió dar muerte a Bin Laden”, afirmó la actriz, quién confesó sentirse orgullosa de interpretar un papel femenino con tanta fuerza.

Por su parte, la directora alabó el trabajo de Chastain, de quien dijo posee una “gran intensidad” con la que consigue canalizar la profundidad y los matices de cada escena.

En el reparto también figuran nombres como Jason Clarke, Kyle Chandler, Schott Adkins, Joel Edgerton, Mark Strong, Taylor Kinney, Jennifer Ehle o Édgar Ramirez.

Aunque la película evita la crítica moral, no obvia los episodios de tortura que se produjeron durante los interrogatorios, unas escenas duras ante las que, según confesó la propia Bigelow, deseaba taparse los ojos, aunque “como directora sentía la responsabilidad de documentar y atestiguar lo sucedido”.

Antes de su estreno, la cinta ya ha generado polémica, pues ha sido considerada como propaganda de la administración de Barack Obama. De hecho el Partido Republicano acusó al Gobierno de filtrar información clasificada sobre la muerte del líder de Al Qaeda a los cineastas con fines electorales.

Debido a estas acusaciones, la productora decidió retrasar el estreno de la película de Bigelow hasta después de las elecciones presidenciales estadounidenses.

Por su parte, el corresponsal de guerra, escritor y guionista Mark Boal destacó que la película es “independiente”, ya que está basada en los hechos narrados por todas las personas que él mismo entrevistó antes de elaborar el guión, con el que estuvo trabajando durante seis años.

Así, explicó que en la idea original no contaban con la ejecución de Bin Laden tal y como ocurrió, por lo que tuvieron que reescribir el guión y empezar de nuevo basándose en la operación del 2 de mayo de 2011 en Abottabbad (Pakistán), que acabó con la vida del líder de Al Qaeda.

No es la primera vez que el tándem Bigelow y Boal indaga en las operaciones militares estadounidenses, pues en “The Hurt Locker” ya narraron el intenso día a día un comando especializado en desactivación de explosivos durante la guerra de Irak.

Con este filme consiguieron seis estatuillas en los Óscar de 2010, entre ellos a la mejor directora, con el que Bigelow se convirtió en la primera mujer en ganar en esta categoría.

Por eso, muchos expertos coinciden en señalar que su nueva película está entre las quinielas para triunfar en la próxima edición de los Óscar.

De hecho, el Círculo de Críticos Cinematográficos de Nueva York ya ha elegido a “Zero Dark Thirty” como la mejor película y a Bigelow como la mejor directora del año.