CINE: La vida de “Levantamuertos”

  /Cortesia
El poster para "Levantamuertos"
1 de 6 Next Image

Los que saben de cine aseguran que ese arte es un lenguaje en si mismo y que cada director habla su propio idioma. Si eso es verdad, el joven cineasta Miguel Núñez Osuna, es un verdadero artista del humor negro.

Y es que a pesar de su corta carrera, ha logrado retratar con una claridad y un sentido del humor el drama que viven miles de residentes de Mexicali, una ciudad fronteriza con México, donde en verano las temperaturas llegan a alcanzar los 120 grados Farenheit y donde la población tiene que hacer toda una serie de maniobras para vivir (y morir) en el más intenso de los calores.

Esa experiencia logró plasmarla en “Levantamuertos”, el primer largometraje que produce este joven residente de Riverside y orginario de Mexicali.

¨Levantamuertos¨, es una comedia negra que cuenta la historia de Ivan Castro, un joven que recoge cadáveres como parte del oficio que desempeña en el Servicio Médico Forense de la ciudad (SEMEFO).

La película transcurre en Mexicali, en un verano en el que los altos costos de la electricidad y las muertes por golpe de calor son el pan de cada día. Ivan como levantamuertos tiene que responder a los reportes de cadáveres que tienen que ser recogidos en la ciudad, el valle y los ejidos cercanos a Mexicali.

La vida de Ivan que había transcurrido en el desempeño de su oficio cambia cuando descubre que Rosa, una chica con la que tuvo una relación sexo sadomasoquista esta muerta.

Este acontecimiento desata una serie de eventos que obligan a Ivan a replantearse su vida todo esto acompañado de Hommie, un cerdo que Ivan tiene por mascota y a quién protege de las altas temperaturas.

El largometraje de 82 minutos cuenta con la participación de por lo menos 80 personas y fue filmado en Mexicali y sus alrededores.

Ha sido tan exitoso ese esfuerzo fílmico, que después de muchos intentos, logró que su película fuera aceptada en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), que se llevará a cabo del 1 al 9 de marzo y que es considerado como uno de los festivales cinematográficos más importantes de latinoamérica.

“Fue una grata sorpresa que aceptaran el filme en Guadalajara, ya había mandado muchas cartas para que la aceptaran en otros festivales y la respuesta era negativa, ahora fue distinto y estoy muy contento de ello”, dijo el joven cineasta de 30 años.

Núñez Osuna, que trabaja en algo totalmente distinto al cine, sabe que en algún momento, más temprano que tarde, las cosas cambiaran y que encontrará la forma para dedicarse al cine, que es lo que realmente le apasiona.

El principio

Como buen mexicalense, Núñez Osuna comenzó a trabajar en un guión que lo llevó a retratar la problemática social que se vive en esa ciudad fronteriza, pero por razones ajenas, decidió dejar esa temática para otro momento y se planteo 'Levantamuertos' como un reto, y escribió su primer guión para una película.

Con todo el impulso que da la creatividad, el cineasta se inscribió en el sitio scriptfrenzy.org donde se obligó a escribir un guión cinematográfico en 30 días.

“Lo termine como en 20 días pero después me puse a corregirlo hasta dejarlo liusto exactamente en 30 días”.

Fue por medio de un prestámo personal que logro financiar la producción, además de trabajar por primera vez con la escuelas de artes escenicas de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

“La pre producción me llevo casi 5 semanas, escogiendo locaciones, haciendo el casting y todo lo que una película requiere”, cuenta el admirador de directores como Luis Buñuel, David Lynch y Werner Herzog entre otros, “el rodaje se llevó tres semanas, la renta del equipo fue de $6,000 dólares, eso no me pemitía filmar por más tiempo”.

Durante casi dos años Núñez Osuna ha hecho de todo para que su filme de 82 minutos cumpla con los estándares de excelencia y profesionalismo que se requieren en la industria del cine.

Y aunque “Levantamuertos”, esta totalmente lista, en su afán por mejorar la calidad del largometraje, el director esta haciendo un trabajo de post producción en el diseño del sonido y color.

“Quiero que este lista para las salas de cine”, dijo Núñez Osuna.

Ed Callhan, editor de sonido de películas como Armagedon, Magnolia y Ali entre muchas, considera que “Levantamuertos” es una película en toda la extensión de la palabra.

“Es un filme chistoso, con un humor distinto, siendo una película con un corte más parecido al europeo, “Levantamuertos”, te hace reír mucho”, dijo Callahan.

También conto que al principio no entendía mucho el humor del filme pero que después de conocer más de la trama de la película y de la psicología de los personajes, le había parecido un proyecto muy atractivo con tintes distintos a los que normalmente se ven en la industria.

““Levantamuertos”, puede llegar a ser tan surrealista como cómica”, puntualizó Callahan.

Núñez Osuna reconoce que sin el apoyo de su familia y de su esposa no habría podido trabajar como lo ha hecho, el cineasta ha tomado cursos en distintas partes sin embargo, es la escuela de Werner Herzog con la que más se identifica.

“Mi esposa siempre me ha apoyado en lo que hago al igual que mi familia que siempre ha creído en lo que hago”, dijo Núñez Osuna quien hasta el momento lleva 6 cortometrajes realizados, “Cuando estaba chico mi mamá me decía que estaba enajenado con el cine, y eso me causaba risa”.

Ana Elva Osuna de Núñez, madre del cineasta considera que la participación de su hijo en el FICG es el resultado de muchos años de trabajo y perseverancia.

“Miguel siempre desde pequeño hacia sus cortometrajes y siempre dijo que iba a ser cineasta, se iba hasta Calexico a ver las películas que le gustaban, aquí estamos muy orgullosos de su trabajo”.

Para Núñez Osuna el cine es como un sueño que te da la posibilidad de entrar en otra realidad y de acercarte a la realidad de otros.

Filme: Levantamuertos

Director: Miguel Núñez Osuna

Locaciones: Mexicali, México

Participante del Festival Internacional de Cine de Guadalajara que se lleva a cabo del 1 al 9 de marzo.

Más de 80 personas partciparon en la filamación de Levantamuertos.

Coproducción de Osuna Cine y la Escuela de Arte de la UABC.